recherche

Accueil > Âme américaine > Héros et Héroïnes > Fidel ha muerto, pero su pensamiento sigue más vivo que nunca.

26 novembre 2016

Fidel ha muerto, pero su pensamiento sigue más vivo que nunca.

par Alberto Rabilotta *

 

Los hombres mueren, pero no las ideas, el pensamiento, las esperanzas y las praxis que crearon para hacer que los seres humanos se liberen de todas las formas de explotación y opresión. Esto es cierto desde hace miles de años y se refleja tanto en la historia de las religiones como en la agnóstica realidad.

Excepcionalmente algunos seres humanos, como Fidel y el Che, además de sus grandes contribuciones tanto en el terreno de la praxis como en el del pensamiento, lograron comunicar entusiasmo, generar en Nuestra América y en gran parte del mundo sentimientos de afección y simpatías que seguirán abonando las luchas por un mundo más justo por generaciones a venir.

Recuerdo muy bien cuando como periodista de Prensa Latina entrevistaba en Canadá o en Centroamérica a curas, obispos o arzobispos, y muchas veces lo primero que ellos me preguntaban después de la presentación era « qué es lo que Fidel piensa » sobre tal o cual asunto, lo que al principio asombraba al agnóstico que soy, hasta que entendí que más allá de las potenciales coincidencias políticas que pudieran existir y que siempre tenían límites concretos, Fidel y el Che eran para ellos –como para la mayoría de personas honestas que conocí y más allá de sus opiniones políticas-, la rarísima referencia en el mundo de la política realmente existente por su rectitud moral en lo que tocase a la realidad y el destino de los pueblos, de los pobres y oprimidos.

Fidel fue el gran educador de las izquierdas en Nuestra América, el rescatista de nuestra larga tradición antiimperialista, desde Bolívar hasta Martí, del pensamiento marxista latinoamericano.

Sin la revolución cubana, sin los discursos, intervenciones y la práctica política de Fidel y otros dirigentes de la revolución cubana, sería imposible explicar el importante y creativo pensamiento de la izquierda y el gran abanico de experiencias en nuestra región en las luchas contra el imperialismo estadounidense y contra el capitalismo neoliberal, el capitalismo realmente existente.

Fidel murió pero su aporte seguirá bien vivo en Nuestra América y en los pueblos del mundo, así que ¡Hasta siempre Fidel !

Alberto Rabilotta* para El Correo de la Diáspora

El Correo de la Diáspora. París, 26 de noviembre de 2016

* Alberto Rabilotta. Periodista argentino-canadiense desde 1967, en México para la « Milenio Diario de México ». Corresponsal de Prensa Latina en Canadá (1974) Director de Prensa Latina Canadá, cobertura América del Norte (1975-1986). Corresponsal de la Agencia de Servicios Especiales de Información, ALASEI, (1987-1990). Corresponsal de la Agencia de Noticias de México, NOTIMEX, en Canadá (1990-2009 Columnista bajo seudónimos (Rodolfo Ara y Rocco Marotta) de « Milenio Diario de México » (2000-2010). Colaborador de ALAI, PL, El Correo, El Independiente y otros medios desde el 2009.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id