recherche

Accueil > Les Cousins > Colombie > Más ayuda de E.E.U.U.

14 octobre 2002

Más ayuda de E.E.U.U.

 

Drástico cambio de EE.UU. en su plan de ayuda militar a Colombia. Washington autorizó a Bogotá a usar en el combate contra la guerrilla los recursos que aporta para el plan antidrogas colombiano. La Casa Blanca siempre se había mostrado renuente a tomar esa decisión.

BOGOTA. DPA Y EFE.

Desde el primer minuto de ayer, el gobierno de Bogotá fue autorizado por Washington a emplear los aviones y demás recursos del plan antidrogas que financia EE.UU., en la lucha contra las FARC, el ELN y los paramilitares, lo que, según expertos, romperá el equilibrio de fuerzas dentro del conflicto interno.

La ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez anunció que el presidente George W. Bush sancionó una ley mediante la cual aprueba que los equipos de guerra del llamado Plan Colombia sean utilizados en la lucha contra "el terrorismo" en su país. "Con ello, se logrará una mayor eficacia en las operaciones que desarrolla la fuerza pública en contra de las organizaciones al margen de la ley y sus actividades relacionadas con el terrorismo y el narcotráfico", destacó Ramírez en un comunicado.

La funcionaria señaló que dicho aval permite levantar las restricciones que pesaban sobre el Plan Colombia, al cual EE.UU. contribuye con un aporte de1.300 millones de dólares, y que impedían que esa ayuda fuese utilizada en el combate a las guerrillas y los grupos de ultraderecha.

La Casa Blanca aprobó la utilización sin límite de la asistencia militar con una ley que el gobierno gestionaba en el Congreso desde marzo pasado. A comienzos de ese mes, la Cámara de Representantes pidió al Departamento de Estado que nombrara un "alto oficial" para que "coordinara las políticas de apoyo hacia Colombia".

La cámara legislativa le solicitó al gobierno de Bush respaldar la lucha interna que libra el gobierno colombiano, con el argumento de que dicha confrontación ponía en riesgo el modelo democrático.

El levantamiento de las restricciones le permite al gobierno colombiano sumar a la lucha contra los grupos armados una flotilla de 60 helicópteros e integrar a ella una moderna estación conjunta de "inteligencia" montada en Tres Esquinas, base castrense en las selvas del sur del país. Las aeronaves son del tipo UH 60 o "Black Hawk" y UH-1N o "Huey", que hasta ahora sólo podían ser usadas como "escolta" de los aviones de la Policía Antinarcóticos que realizan tareas de fumigación de cultivos de matas de coca y amapolas.

"Nuestro Congreso sabe que el narcoterrorismo es igual que el terrorismo, y el Plan Colombia podrá contribuir a acabar con el tráfico de narcóticos, los narcotraficantes y las organizaciones narcoterroristas", afirmó el senador republicano Robert Barr, de visita en Colombia.

En un comienzo, Washington se había mostrado renuente a aprobar la utilización de los recursos del Plan Colombia en la lucha contra las FARC y demás grupos ilegales, presionado en parte por las ONG’’s estadounidenses, que temen que ello lleve a Estados Unidos a involucrarse en el conflicto colombiano. Sin embargo, los ataques del 11 de septiembre en Nueva York y Washington y la posterior cruzada contra el terrorismo propiciaron un cambio en la política de Estados Unidos hacia Colombia, consistente en apoyar los esfuerzos del gobierno de Bogotá en su guerra contrainsurgente.

Para los expertos, la decisión del gobierno norteamericano podría alterar la correlación de fuerzas dentro de conflicto Colombiano e inclinar la balanza a favor del Estado, cuya actual administración mantiene una feroz ofensiva contra las FARC, el ELN y los paramilitares.

El presidente Alvaro Uribe, en funciones desde el pasado 7 de agosto, ha lanzado un ambiciosa estrategia de seguridad que combina la acción de las fuerzas militares con la entrega de recompensas a aquellas personas que colaboren con el Ejército.

Asimismo, Uribe ha intensificado la lucha contra el narcotráfico a partir de la reanudación de las fumigaciones de los cultivos ilegales y el programa de interdicción aérea, el cual entrará a operar de nuevo, con el apoyo de Estados Unidos, a finales de este mes.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id