recherche

Accueil > Les Cousins > Uruguay > Revuelo en la Fuerza Aérea uruguaya

17 septembre 2010

Revuelo en la Fuerza Aérea uruguaya

 

La designación del próximo comandante de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) generó malestar entre los altos oficiales, entre ellos cuatro brigadieres que anunciaron ayer sus renuncias en desacuerdo con la decisión del Poder Ejecutivo. La decisión no tiene antecedentes en el país, ya que renunciaron cuatro de los cinco jerarcas de la Fuerza Aérea.

Los brigadieres rechazan la designación de Washington Martínez al frente de la Aeronáutica con el argumento de que fue el último en ser ascendido a brigadier general de los cinco altos oficiales que tienen ese rango en la fuerza. Era la primera vez que se elegía al último en entrar.

« Tengo buena relación con Martínez y no es un tema personal, sino de ética y de normas no escritas », afirmó el brigadier general Daniel Olmedo, jefe del Comando Aéreo de Operaciones de la FAU y uno de los que presentó su renuncia, en declaraciones a la radio Carve, de Montevideo. El actual jefe de la FAU, general José Bonilla, próximamente dejará la función porque fue promovido como jefe del Estado Mayor de la Defensa, cargo recientemente creado por el presidente José Mujica.

Además de Olmedo, presentaron su renuncia Carlos Pena, jefe del Estado Mayor General de la FAU ; el jefe de la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica, José Lupinacci, y José Vilardo, representante de Uruguay ante la Organización Internacional de Aviación Civil, con sede en Montreal.

Bonilla pidió a quienes presentaron la renuncia « un tiempo de reflexión » y que « no adopten una decisión apresurada », señalaron colaboradores del actual comandante en declaraciones a medios locales. La decisión se debe a que, según explicaron, el presidente Mujica y el ministro de Defensa Nacional, Luis Rosadilla, no respetaron la antigüedad y designaron como nuevo jefe al último de los brigadieres en ascender al cargo.

Por su parte, Rosadilla dijo ayer que no había recibido la renuncia de los altos oficiales del arma. Asimismo, el ministro precisó que las decisiones en su área se adoptan de manera vertical, por lo cual « quien entienda que no puede seguir revistando en la fuerza, puede pedir su pase a retiro ». « No se trata de asambleas, sino de cumplir con las definiciones dadas por las autoridades naturales que están en la cúpula de la estructura que gobierna a las fuerzas armadas », recalcó.

El ambiente militar esta convulsionado estos días debido a la reestructuración militar que impulsa el gobierno del presidente, José Mujica, y que incluye ajustes de fondos disponibles, los que, en algunos casos, impactan en el salario de los militares. Mujica no se mostró preocupado por las posibles renuncias y afirmó : « Son cosas relativamente comunes ».

Página 12 , 17 de septiembre de 2010.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id