recherche

Accueil > Les Cousins > Uruguay > El movimiento popular, entre la desmovilización y el « consumismo feroz » en (...)

1er septembre 2012

« Momento bisagra »

El movimiento popular, entre la desmovilización y el « consumismo feroz » en Uruguay

 

« Compramos más autos y motos, pero no queremos que se explote el hierro, usamos más papel, pero hay gente que no quiere que plantemos árboles », sostuvo Mujica en su habitual alocución radial de M24. El Presidente vinculó estas contradicciones con los reclamos de vecinos por la construcción de puertos en el este del país. « Nuestras discrepancias deben tener un tono constructivo », dijo, y reivindicó una actitud más solidaria.

A raíz de una anécdota que le transmitió su amigo Mario Carrero respecto del gesto de una señora humilde que brindó ayuda en un evento solidario, el Presidente Mujica comenzó su habitual alocución radial reflexionando sobre « el compromiso militante » con la solidaridad, el cual reflejó en dos frases artiguistas : « Nada podemos esperar sino de nosotros mismos » y « que los más infelices sean los más privilegiados ».

« Muchos compañeros que forman parte del Gobierno, se formaron con estas consignas », sostuvo Mujica, y agregó : « Mucho es lo que se ha hecho y se ha avanzado desde el Gobierno, y mucho más lo que no hemos sabido transmitir ».

El Presidente sostuvo que actualmente el movimiento popular transita por « un momento bisagra », inmerso en la desmovilización y el « consumismo feroz ». « Nuestra sociedad está mucho más rica, y tal vez por esto mismo estamos más pobres, tendemos a ser más individualistas y mucho menos solidarios », sostuvo al parafrasear una nota de Carrero.

« Todos desean fervorosamente progresar, tener un mejor salario ; más consumo, más autos, más motos, más artefactos ; cambiamos celulares, pero aparece gente que no quiere que se explote el hierro. Consumimos más papel, pero hay gente que no quiere que hagamos pasta de celulosa ni plantemos árboles. Generamos más basura pero nadie quiere que vayan a depositar basura en el barrio. Cuando queremos las incineradoras, mucha gente informada nos pide que no hagamos relleno sanitario », enumeró.

A partir de estas consideraciones, el Presidente mencionó algunas resistencias a las obras preparatorias para la construcción y mejoramiento de los puertos en el Este. « Tenemos que darnos mañas para usar el medios ambiente, preservándolo, pero usarlo. No deberíamos, siendo tan pocos, atomizarnos con esfuerzos de enfrentamiento cuando, en definitiva, nuestro destino es común », aconsejó.

« Si la Argentina toma, soberanamente, medidas proteccionistas, deberíamos tener la astucia para tener políticas que mitiguen los efectos en nuestra realidad » ; sin embargo, « hacemos lo contrario : pregonamos una especie de ‘antiargentinismo’ que no da soluciones pero que, en todo caso, sirve para perjudicar lo que más nos importa : una relación que pueda mitigar los efectos negativos de una política que no nos conviene », aseveró, y, a continuación, opinó que quienes critican el gobierno, « no dan respuestas, sino gritos ; no dan una salida, caen en una crítica fácil ».

Para finalizar, el Presidente sostuvo que las discrepancias son bienvenidas, « siempre y cuando la tormenta no llegue a hacerse infranqueable ». « La verdadera solidaridad es una práctica cotidiana, una forma de vida, una compromiso. En última instancia, nuestro pueblo tiene un horizonte lleno de posibilidades, pero el peligro está en nosotros mismos, transformando nuestras contradicciones en barreras infranqueables, y cayendo en el ‘no se puede’ y en todas esas formas hipercríticas que solo sirven para no movernos en nada », concluyó Mujica.

LaRed21. Uruguay, 1° de Setiembre, 2012

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id