recherche

Accueil > Les Cousins > Brésil > El Imperio advierte a Brasil : es nuestra OTAN o Huawei

15 août 2021

El Imperio advierte a Brasil : es nuestra OTAN o Huawei

par Pepe Escobar *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

El Imperio del Caos nunca puede ser acusado de desplegar la sutileza de Sun Tzu. Especialmente cuando se trata de lidiar con satrapías.

En el caso de Brasil, un ex pilar de los BRICS reducido a la condición de proto-neo-colonia bajo el liderazgo de un «  capitán » que aspiraba al estilo Soprano, los Hombres que Dirigen la Danza aplicaron el procedimiento estándar.

Primero enviaron el Deep State, como William Joseph Burns de la CIA. Luego enviaron a Seguridad Nacional, junto con el asesor Jake Sullivan. Las dos visitas entregaron el mismo mensaje : respeta la línea, de lo contrario...

Se aplican matices. El Estado Profundo quiere que el estado actual de proto-neocolonia de Brasil permanezca sin cambios y, con suerte, se profundice, ya que elimina de los BRICS la « B » del fortalecimiento de la cooperación con la Asociación Estratégica de Rusia-China.

Por su parte, Sullivan es solo un engranaje en la rueda de la locura Demócrata que ya conspiró con la NSA para destruir la presidencia de Dilma Rousseff, encarcelar a Lula y poner a Bolsonaro en el poder.

Lula no es caballo de batalla de los Demócratas para las elecciones presidenciales de Brasil 2022, pero a pesar de algunos. Los Demócratas woke-ish personajes que salen del armario, no hay una tercera forma viable en el horizonte aceptable para el Imperio - al menos no todavía.

Sin embargo, la proverbial « oferta que no puedes rechazar » tuvo que ser remitida a las personas que importan : los hombres de uniforme. Haz lo que tengas que hacer, hagan un trato con Lula, lo que sea. Al final, lo que decidimos se haga realidad.

Esta zanahoria envenenada

La cobertura del viaje de Sullivan fue lo que equivalió, a todos los efectos, a Ucranizar Centroamérica y el Caribe. La célebre vampiro Victoria « F ** k the EU » Nuland, número 3 del Departamento de Estado, ya había enviado a varios chihuahuas de la región para dictarles la ley.

Sullivan siguió el guión, atacando notorios reductos antiimperialistas como Cuba, Venezuela y Nicaragua y promocionando el tópico del día : « La necesidad de preservar y proteger la democracia en el hemisferio ». Se reunió cara a cara con dos de los altos mandos militares que forman parte del círculo de toma de decisiones, el general Augusto Heleno, quien encabeza el todopoderoso Gabinete de Seguridad Institucional, y el ministro de Defensa Braga Netto, ambos bajo críticas por corrupción.

A diferencia de Burns, quien se aferró a los intereses de « seguridad » de la CIA, señalando que un Brasil que se escape de la esfera de influencia del Imperio, simplemente, no será tolerado, Sullivan en realidad ofreció una zanahoria : deje que Huawei se retire de la subasta 5G a finales de este año, y Brasil podría ser aceptado como socio de la OTAN.

Esta zanahoria tiene similitudes con la propuesta del Imperio a la India, miembro « I » de los BRICS, de convertirse en un miembro menos importante del Quad, junto con Estados Unidos, Japón y Australia, para « Contener » a China.

Por lo tanto, se trata siempre de la esfera de influencia imperial : aplastar a los BRICS desde el interior, transformar a los miembros en « socios ».

Las « asociaciones » de la OTAN son eufemismos para « nos perteneces, perra ». Todos los « socios » deben adherirse estrictamente a los parámetros de la Agenda 2030 de la OTAN, que fue diseñada para promover un Robocop planetario que patrulle/controle grandes extensiones del Sur Mundial.

Aunque Brasil parece ser, de hecho, ya es un « socio » de bajo nivel de la OTAN, ya que su armada fue invitada a participar en el reciente ejercicio Sea Breeze en el Mar Negro, que fue una importante parada de contención de Rusia a favor de Kiev. ’, no hay garantía de que se lleve la zanahoria.

De hecho, una actualización solo significaría un poco más de glamour terminológico, como en « aliado importante fuera de la OTAN » o « socio mundial ».

La verdadera pregunta es quién, entre los hombres con uniforme brasileño, aprobará este golpe fatal a la soberanía. Existen disensiones importantes. La armada brasileña, por ejemplo, se opondrá a ella, ya que se reduciría al papel de un patrullero del Atlántico Sur por cuenta del Imperio, e incluso se convertiría en rehén si el Imperio impulsara la militarización del Atlántico Sur.

Si esta « asociación » llegara a buen término, el concepto de la Marina de «  Amazonas Azul  » [1] quedaría enterrado en el fondo del océano. Sin mencionar que la OTAN ni siquiera reconoce el concepto del Atlántico Sur. La esfera de influencia de Brasil en realidad se extiende desde los Andes hasta la costa occidental de África a través del Atlántico Sur.

El « precio » a pagar por aceptar semejante « oferta que no se puede rechazar » es ponerse directamente en contra de China. Podemos hablar de soldados brasileños cayendo sobre sus propias espadas tropicales.

Las relaciones comerciales entre Brasil y China son intensas y multifacéticas. Desde mediados de la década de 1990, la presencia de intereses comerciales chinos ha sido significativa en la economía brasileña, desde empresas mineras hasta grandes proyectos de infraestructura como el puente sobre la Bahía de Todos os Santos.

China es también el principal comprador de la enorme producción nacional de soja, que es administrada por la comunidad agroindustrial brasileña políticamente activa, que no se va a quedar de brazos cruzados mientras sus intereses se erosionan.

Brasil también tiene el mercado de telecomunicaciones más grande de América Latina. La reconstrucción y actualización de la red de telefonía e Internet de Brasil, amenazada por las privatizaciones de la década de 1990 y los errores comerciales de la década de 2000, es una oportunidad que Huawei simplemente no puede ignorar.

Eso también representa una gran victoria para Brasil, que puede aprovechar de un material que la NSA no puede espiar fácilmente.

Básicamente, cerrarle las puertas a Huawei empujaría a Pekín a tomar represalias feroces de múltiples formas. La consecuencia más dolorosa sería el fin de las importaciones brasileñas de soja ; volvería locos a los magnates de la agroindustria, con consecuencias imprevistas.

En última instancia, la « oferta que no puedes rechazar » de Sullivan huele a desesperación. A medida que el Imperio del Caos está siendo expulsado de Eurasia de forma lenta pero segura por la asociación estratégica entre Rusia y China, la carta de triunfo imperial es recuperar el control de las satrapías de la Doctrina Monroe.

Todas las apuestas están cerradas sobre si los hombres tropicales en uniforme realmente entienden lo que está en juego.

Pepe Escobar* avec Quantum Bird(?)

Original : « Empire warns Brazil : it’s our NATO way or Huawei », August 12, 2021

* Pepe Escobar es un periodista brasileño del periódico Asia Times Online y de Al-Jazeera. Pepe Escobar es también autor de : « Globalistan : How the Globalized World is Dissolving into Liquid War » (Nimble Books, 2007) ; « Red Zone Blues : a snapshot of Baghdad during the surge » ; « Obama does Globalistan  » (Nimble Books, 2009), Empire of Chaos (Nimble Books, 2014) y 2030 en formato KINDI. Se lo puede seguir también en inglés por Facebook

Traducido del francés par El Correo de la Diaspora por : Carlos Debiasi

El Correo de la Diáspora. París, 14 de agosto de 2021.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Notes

[1La zona económica exclusiva de Brasil cubre 3.660.995 km². En 2004, el país expresó a la Comisión de las Naciones Unidas el deseo de que su margen continental marítimo se extendiera sobre la delimitación de la plataforma continental.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id