recherche
26 août 2013

« Siria la guerra infinita »

par Guadi Calvo *

 

Hace más de sesenta días que desde estas páginas, tal como lo preanuncio la inteligencia alemana, venimos mencionando que la suerte de las bandas mercenarias, que operaban en Siria desde 201 estaba echada y que era muy difícil que su accionar demencial, pudiera extenderse más allá del mes de agosto. La retoma de la ciudad de al-Qusayr, en el sur del país por las fuerzas leales al presidente Bashar al-Assad, marco el punto de inflexión y desde entonces, principios de julio, el Ejercito Árabe Sirio, inició una campaña de aniquilación de la banda takfirista al-Nusra o el Ejercito Sirio Libre, que con mayor o menor fuerza todavía resistente en diferentes regiones del país. Si bien la victoria Siria no es inminente, se ve próxima.

Esta que podría ser considerada una especulación o una simple expresión de deseo, la confirma la monumental campaña mediática que para sostener la operación, los grandes medios occidentales han lanzado con información errónea acerca del ataque con armas químicas, por parte de las fuerzas legales contra los barrios de al-Ghuta, al oeste de la ciudad de Damasco, todos bajo control de los mercenarios, y que dichos ataques habrían dejado 1 700 muertos. Tres días después que una comisión de expertos, enviada por Naciones Unidas, llegara a Damasco para investigar denuncias anteriores acerca de uso de gas Sarín por parte del gobierno contra población. Esta misma comisión el lunes 26 fue atacada por fuego de mortero y francotiradores cuando se dirigían en sus vehículos a las zonas donde se habían producido dichos ataques con gas Sarín. Últimas información menciona que la comisión ha recibido la orden por parte de las Naciones Unidas, de abandonar Siria y dejar sus investigaciones sin resolver.

La trufa mediática quedo expuesta inmediatamente. Tanto era el apuro de responsabilizar de la matanza al gobierno sirio, que colgaron los videos con las imágenes de la devastación y la muerte de docenas de civiles y niños un día antes de que se produjera el mencionado ataque.
Además en el video se ven detalles mínimamente sospechosos : los niños afectados, que aparecen como víctimas, no tienen madres que los lloren, pobrecitos, a los varones se los ve desnudos con las ropas desarregladas, al tiempo que las niñas están pudorosamente vestidas. Quitando algunas cortinas plegables y las bolsas de suero, no se ve ningún tipo de estructura sanitaria.

De todas formas, aunque ya no cabe duda que quienes han perpetrado ataques químicos más de una vez más han sido las bandas salafistas, el oscuro Obama ha dictaminado que Siria ha cruzado la línea roja y estaría considerando un ataque directo al país de Bashar al-Assad.

Hablando en plata : como no funcionó la guerra planteada como sucedió en Libia, al ejemplo de los contra nicaragüenses de los ochenta, infiltrar combatientes aparentemente insurrectos al « régimen » y después abastecerlos con toda la logística, armamentos y más y más mercenarios sacados de todas las cloacas del mundo, sería la lógica imperante. En el caso de Siria se han descubierto que combatieron miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia, las bandas de sicarios, que tanto saben de asesinar campesinos desarmados.

Ya comprobado que la opción de « rebeldes » combatiendo contra la dictadura de Bashar al-Assad ha fracasado, Estados Unidos opta ahora por una intervención directa. Aquí mismo informamos que el diario francés le Figaro, había confirmado que entre el 17 y el 19 de agosto alrededor de 600 comando, miembros del Ejercito Libre Sirio, entrenados en guerra de guerrillas por la CIA en Jordania y que capitaneados por hombres de la misma agencia ya se había infiltrado en territorio sirio para preparar la invasión.

Siria desde hace dos años y medio viene sobrellevando esta guerra contra la más poderosa armada que se pueda imaginar : Estados Unidos, la Unión Europea, Israel, Turquía y las petro- monarquías sunitas del Golfo. El país esta vuelto escombros, los muertos superan los doscientos mil, los desplazados los dos millones, los heridos son una cifra incalculable y la economía, al servicio de la guerra, ya muestra severas grietas, si bien se dice que el Ejército Árabe Sirio es uno de los más poderosos de la región, la pregunta es : ¿Después de semejante desgaste esta preparada Siria, para iniciar una nueva guerra, con un enemigo, ahora si, desembozado como los Estados Unidos y el resto de su comparsa ?

La respuesta lógica es no, ningún país del mundo con esta situación podría iniciar una guerra con la potencia más importante del mundo, si siquiera haber terminar la que viene librando desde marzo de 2011.

También desde estas páginas hemos recodado como los Estados Unidos a lo largo de su historia ha mentido descaradamente para intervenir en un país cuando lo necesitaba, solo alcanza recordar las armas de destrucción masiva del Saddam Hussein, que a más diez años de la invasión, marzo del 2003 y dos millones de muertos, todavía siguen sin aparecer.

Señales de alerta

Los planes de Estados Unidos frente al mega proyecto que puede implicar la derrota del tándem Siria-Irán, no se va a detener por la torpeza de un operador que subió a la red unas horas antes un video que debía subir unas horas después. Los intereses económicos y geo estratégicos son monumentales : Infinitos yacimientos de petróleo y gas, y encima el control del golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y sus alrededores, el golfo de Omán y el golfo de Adén y el Mar Arábigo, son bienes demasiado sensibles para dejarlos en manos de potencias poco amigables como son las dos naciones chiís.

El estrecho de Ormuz es un punto vital en el tránsito de los recursos energéticos globales y un cuello de botella estratégico por donde pasa una sexta parte de todo el petróleo del mundo, es decir catorce buques petroleros al día, que Irán, permite navegar en sus aguas territoriales por cortesía, bien podría llegado el caso bloquearlo. Aquí esta la clave por la que los Estados Unidos debe redefinir su política en medio oriente y a partir de allí con Irán.

Fracasada la intentona « contras » en Siria, Estados Unidos deberá arremangarse, sacar del medio las patotas de al-Qaeda y vencer ellos mismos a Bashar al-Assad y luego apuntar toda su potencialidad a Teherán.

Decirlo suena fácil y si fuera así ya lo habría hecho hace tiempo, en momentos de mayor debilidad de la republica islámica, fue durante los años inmediatos al fin de la guerra con Irak, después de ocho años el país persa quizás no podría haber soportado una embestida de Occidente, como los hizo durante ocho años (1980-1988) a las tropelía de Saddam Husein, alentado por los Estados Unidos, Israel y Europa. Para peor la Unión Soviética que se encontraba enfrascada en el conflicto afgano poco podría haber hecho. A los Estados Unidos se les pasó el tiempo e Irán se convirtió en un peso pesado de consideración y prepotearlo no resultaría sencillo.

Por esa razón necesitan derrotar a Siria, para marchar en escalas hacia Teherán.

Según últimas informaciones naves de la armada británica ya se estarían apostando para iniciar las acciones contra Siria, junto a los Estados Unidos.

De llevarse a cabo dicha locura, obviamente a los Estados Unidos no le faltarían socios. Y muy bien ya debe saber Obama los pasos a seguir. En el mes de julio el general Martin Dempsey se había presentado en el Congreso para exponer las diferentes facetas de su plan de intervención. Esta verdadera locura solo podría ser detenida por una dura respuesta de parte de Moscú, ya que por otro lado China, en estas últimas semanas y particularmente después de la visita de su ministro de Defensa Nacional el general Chang Wanquan a los Estados Unidos hace apenas diez días, parece haberse distanciado del conflicto.

Siria cuenta con sus aliados naturales que son Irán y el poderoso partido libanes Hezbollah, que es un ejercito en si mismo, sino que lo cuente Israel. Si esta nueva invasión norteamericana se produce quizás no sea como muchos dicen el inicio de una tercera guerra mundial, pero si una guerra regional que puede extenderse desde el norte de África a las estribaciones de la cordillera del Himalaya.

Un territorio demasiado extenso, como para creer que alguien puede dejar de estar inmiscuido.

Hamartia. Buenos Aires, 26 Agosto dAmerica/Buenos_Aires 2013

*Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista internacional especializado en África, Medio Oriente y Asia Central. Colabora con diferentes medios escritos y radiales de América Latina. Dirige en Facebook : « Línea Internacional », « Revista Hamartia » y « Jornada Latinoamericanas », « Revista Archipielago » (México), « Caratula » (Nicaragua), « A Plena Voz » (Venezuela), Radio Madre (AM. 530) y Radio Grafica (FM 89.3)

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id