recherche

Portada del sitio > Imperio y Resistencia > Reino Unido > ¿Podrá Gran Bretaña romper con el feudalismo o el Gran Reinicio del rey (...)

10 de septiembre de 2022

¿Podrá Gran Bretaña romper con el feudalismo o el Gran Reinicio del rey Charles III quedará sin respuesta?

por Matthew Ehret*

 

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

El nuevo rey entrante de Inglaterra ha asumido los peores rasgos y disposiciones del oligarquismo y probablemente no hará ningún cambio positivo.

« El Puente de Londres ha caído » fueron las palabras en clave que el Secretario Privado de la Reina, Edward Young, dirigió a los altos cargos tras la muerte de la Reina Isabel II.

Este código fue seleccionado como parte de un protocolo más amplio apodado extrañamente « Operación Unicornio » por razones que escapan a la imaginación de este autor y que pone en marcha un conjunto de acciones que culminan con la unción del Príncipe Carlos como nuevo Rey de Gran Bretaña y la Commonwealth.

Los canadienses que pensaban que ya no tendrían que soportar de ver a su Primer Ministro declarar servilmente sus juramentos de lealtad (y de secreto) a un monarca endogámico sentado al otro lado del océano, como ocurrió en 2017, se sentirán muy decepcionados. La Ley de Juramentos Parlamentarios de Canadá de 1866 exige que ambas cámaras del Parlamento presten juramento de fidelidad tras la muerte de todos los monarcas en activo. Así es, cada uno de los miembros del gobierno supuestamente « elegido y democrático » de Canadá debe declarar sus juramentos de lealtad no al pueblo o a la inexistente constitución, sino a algún linaje familiar endogámico del otro lado del mundo.

Los funcionarios electos de todos los demás Estados miembros de la Commonwealth de los Five Eyes leerán juramentos similares.

Por lo tanto, cabe preguntarse si esta institución de poderes hereditarios que ha heredado Charles III es sólo un bolo ceremonial sin ninguna sustancia o influencia real detrás de él.

Aunque la mayoría de los ciudadanos, incluidos los súbditos británicos, así lo creen, los hechos apuntan a una realidad muy diferente. Y aunque he tratado este asunto aquí, aquí y aquí, hay que añadir algunas observaciones adicionales a este importante asunto a continuación.

El Príncipe Charles acaba de convertirse en el mayor propietario del mundo

Puede que esto le sorprenda, pero la Corona británica es el mayor propietario del mundo, con posesiones que ascienden a 2,6 millones de hectáreas en Australia, Nueva Zelanda, Irlanda del Norte, Canadá, Gran Bretaña y las Islas Malvinas.

Además de las « Tierras de la Corona » y las « Sociedades de la Corona » que son legalmente propiedad del monarca de Gran Bretaña, una organización llamada « The Crown Estate » es uno de los mayores grupos inmobiliarios del mundo. Describiendo la institución que envía el 25% de sus ganancias directamente al monarca cada año, Die Welt Business dijo lo siguiente :

« El Estado de la Corona posee propiedades en todo el Reino Unido, desde castillos y casas de campo hasta tierras agrícolas y bosques, además de parques y centros comerciales. Posee más de la mitad de la orilla del mar del Reino Unido, lo que le confiere unos derechos de subasta enormemente valiosos para la actividad comercial en alta mar, como los parques eólicos ».

La Corona controla casi todo el lecho marino (y la mitad de la orilla del mar) alrededor del Reino Unido, y cualquier empresa que desee construir molinos de viento en alta mar como parte del « New Deal verde » está obligada a alquilar sus fondos marinos a la Corona. Byline Times señaló que la Corona se convertirá en « el mayor beneficiario de la Agenda Verde del Reino Unido », que recientemente dio a conocer un plan de 10 puntos para una « revolución verde » y la descarbonización total para 2050. Para cualquiera que esté confundido por la explosión de los precios de las fuentes de energía ineficientes en toda Inglaterra, no llegaría muy lejos sin apreciar el despilfarro subvencionado por los contribuyentes de las granjas de molinos de viento.

El propio príncipe Charles ha demostrado que ciertamente no ve a la Corona como una entidad simbólica y fue acusado de « cabildeo incontinente » en 2013 cuando se hicieron públicas decenas de cartas personales (apodadas los « Memos de la Araña Negra ») a diputados y al Primer Ministro, tras una intensa lucha legal para mantenerlas en secreto. El biógrafo oficial de Charles, Jonathan Dimbleby, llegó a escribir en 2013 que, tras la sucesión de Charles en la Corona, las cosas se volverían mucho más prácticas y « that a quiet constitutional revolution is afoot » [que una revolución constitucional tranquila está en marcha].

El Príncipe Charles y el Gran Reinicio

Carlos demostró este enfoque « más práctico » de la gobernanza el 3 de junio de 2020 cuando se convirtió en el patrocinador oficial del Great Reset del Foro Económico Mundial e incluso lanzó oficialmente el proyecto tuiteando #TheGreatReset.

En su página web oficial, el Príncipe lanzó el proyecto diciendo :

« Hoy, a través de la Iniciativa de Mercados Sostenibles de SAR y el Foro Económico Mundial, el Príncipe de Gales lanzó una nueva iniciativa global, The Great Reset »

.

Algunas de las observaciones del Príncipe pronunciadas en el discurso del 3 de junio de 2020 en el Gran Reinicio de Davos pueden escucharse aquí: El rey ecoguerrero de una nueva cruzada

Charles ha demostrado el tipo de entusiasmo por la descarbonización del mundo que uno tiende a encontrar sólo en un fanático religioso que se erige en el eco-guerrero de los monarcas, un Rey Cruzado de una nueva religión, excepto que en lugar de los musulmanes de Tierra Santa, nuestros nuevos eco-cruzados conectados a Davos han apuntado al dióxido de carbono y a la civilización industrial, a la agricultura y a los comedores inútiles que lo causan, como la amenaza venenosa que debe ser destruida. Charles parece verse a sí mismo siguiendo los pasos de su padre fundador del WWF (que deseaba reencarnarse en un virus para solucionar la superpoblación) como el nuevo portavoz principal de una transformación total de la sociedad bajo un sacerdocio de gobierno verde del FE.

Una edición de julio de 2022 del Spectator de Australia caracterizó acertadamente el activismo misantrópico del Príncipe en los siguientes términos:

« El ecologismo en el que el Príncipe ha decidido ocuparse mientras espera ascender al trono no es una especie de plantación apolítica de árboles o una actividad para salvar la selva tropical. No está abrazando pandas ni financiando santuarios de vida silvestre. Por el contrario, se ha involucrado en un levantamiento híbrido de negocios y política que amenaza la supervivencia del sistema político que debe supervisar. Además de ser una traición al ciudadano de a pie, sus acciones representan un incumplimiento de su único deber como futuro rey: proteger la monarquía constitucional del creciente fascismo climático y del globalismo ».

Por supuesto, sería una tontería creer que Charles es su propio hombre, ignorando la armada de manipuladores, cortesanos y grandes estrategas bizantinos más profundos que giran en torno a la Corona como institución a veces apodada « La Fuente de Todos los Honores ». La Fuente de Todos los Honores es un término oficial que denota la idea legal de que toda la autoridad para los asuntos públicos y privados emana de la fuente única de la Corona y su línea de sangre ininterrumpida.

La continuidad lo es todo para el Imperio, y la importancia de mantener instituciones que trasciendan la vida de los individuos siempre ha sido un punto de gran preocupación.

En un mundo posterior a 1776 que empezó a sentir el gusto por el autogobierno, la libertad y la democracia como nuevo modo de auto organización, la « estabilidad » de las instituciones hereditarias se vio gravemente amenazada. No sería exagerado decir que los últimos 250 años han estado marcados por el choque de estos dos paradigmas opuestos de organización de la sociedad. Mientras que un paradigma asume como evidente la existencia de derechos inalienables de todas las personas, el otro sistema presume que los únicos derechos inalienables son los de una clase dominante oligárquica que desea gobernar a los súbditos (también conocidos como: comedores inútiles) cuyos niveles de población deben ser sacrificados periódicamente para facilitar su gestión.

La suposición de que los derechos no pueden ser concedidos o retenidos por una línea de sangre superior es realmente un anatema para cualquier sistema de oligarquismo, incluso si se disfraza tras el disfraz de una especie de democracia diseñada para aplacar a la plebe pero sin permitirles a ellos o a sus representantes los medios para influir en algo verdaderamente significativo sobre su realidad.

Es evidente que el nuevo rey entrante de Inglaterra ha asumido los peores rasgos y disposiciones del oligarquismo y probablemente no hará voluntariamente ningún cambio positivo (ni aprenderá ninguna habilidad útil en el mundo real) sin que le tiren del cuello.

Tal vez los ciudadanos británicos que han sido alimentados con generaciones de propaganda real se harten finalmente de su nuevo rey guerrero verde antes de que las hambrunas masivas y la muerte por congelación arrasen la Commonwealth y decidan ponerse al día con el siglo 21st y convertirse en una nación real.

Matthew J.L. Ehret para Strategic Culture

Original : « Can Britain Break From Feudalism or Will King Charles’ Great Reset Go Unchallenged? », 9 de septiembre de 2022

Strategic Culture, 9 de septiembre de 2022

Matthew Ehret* es periodista, Senior Fellow en la Universidad Americana de Moscú, y experto en BRI para Tactical Talk . Escribe regularmente en varios sitios web de política y cultura, como Los Angeles Review of Books : China Channel , Strategic Culture y Oriental Review. También es autor de tres libros de la serie La historia no contada de Canadá

.

Traducidos del inglés para y por : El Correo

El Correo de la Diaspora. Parus, le 10 de septiembre de 2022

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Retour en haut de la page

Objetivo

|

Trigo limpio

|

Mapa del sitio

| |

création réalisation : visual-id