recherche

Accueil > Les Cousins > Paraguay > Paraguay : Comunicado sobre indígenas presentes en Asunción

25 juillet 2011

Paraguay : Comunicado sobre indígenas presentes en Asunción

par Conamuri

 

La Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (Conamuri), se dirige a la opinión pública nacional e internacional, en relación a la presencia de miembros de comunidades indígenas en la Plaza Uruguaya, de la capital, para expresar cuanto abajo sigue :

Nuevamente las poblaciones originarias se ven violentadas en sus derechos más elementales. Más de 250 indígenas, entre varones y mujeres del departamento de Canindeyú, fueron obligados a apostarse por primera vez en el centro de Asunción, con la esperanza de despertar la solidaridad de la ciudadanía y el interés de las autoridades nacionales en lo que hace a su grave situación. Son poblaciones Ava Guaraní hermanadas por la sangre, la historia y el conflicto de tierras, situadas en el distrito de Yba Poty.

Denunciamos por este medio el atropello que sufrieron por parte de colonos brasileños, que entraron a su territorio con topadoras y, en cuestión de minutos, arrasaron con 15 hectáreas de monte, fuente de suministro de estas poblaciones ancestrales. A esto se debe sumar el arrebatamiento, bajo presión, de las 308 hectáreas sobre las que habían constituido su comunidad. El hecho los forzó al indeseado desplazamiento hacia Asunción, con total incertidumbre acerca de su futuro como pueblo, pero firmes en la resistencia contra el modelo económico que les perjudica y les somete a situaciones de precariedad extrema.

Así también, manifestamos que constituye una violación a las normativas medioambientales el estado en que se encuentran los cultivos en extensión, expresiones del agronegocio, ya que no cuentan con barreras vivas y son fumigados en tres o cuatro ocasiones una misma semana. Hay soja y, por lo tanto, veneno, incluso en las cercanías de la escuela, por lo que se ven forzados a suspender las clases los días de fumigación. Niños y niñas presentan síntomas de intoxicación, según los diagnósticos médicos, y dos menores de edad, uno en agosto de 2010 y otro en mayo pasado, han muerto como consecuencia de esta dramática realidad.

Hacerse sentir ante la Fiscalía o las autoridades competentes no les ha servido de mucho. Es lamentable cómo las personas que deberían mediar en conflictos de este tenor se doblegan obsecuentes ante los latifundistas extranjeros que están devastando el país : concejales, miembros de la junta municipal y un diputado del PLRA, han visto a las madres indígenas, con sus criaturas en brazo, tocar a su puerta insistentemente, clamando por una solución. Estas madres han sentido el desprecio y la impotencia a flor de piel. El llanto y la súplica solo han encontrado insensibilidad por toda respuesta.

Constituyen familias que desde hace 25 años están instaladas en 308 hectáreas de tierra que son el centro de sus labores, supervivencia y cultura ; no hace mucho tiempo se enteraron de que son dueños de 600 hectáreas, según documentación constatada por el Indi, de 1994, aunque esa transferencia no se ha materializado hasta el día de hoy. Las hectáreas restantes –unas 300– fueron arrebatadas por los sojeros para su explotación y provecho hace ya muchos años. Los colonos brasileños dicen poseer el título de las más de 600 hectáreas en disputa, y están en este momento preparando el terreno para sus monocultivos, sobre el suelo en que no hace mucho desarrollaba su cotidianidad el pueblo hoy desplazado.

Exigimos que la Fiscalía, el Instituto Nacional del Indígena (Indi), el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), la Secretaría del Ambiente (Seam), el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) y toda autoridad con jurisdicción en la materia, tomen cartas en este asunto y que lo hagan con un profundo sentido patriótico, de lo contrario seguiremos lamentando los casos de poblaciones rurales vulneradas en sus derechos y aumentará, como consecuencia, el número de los desplazados, los niños y niñas muertos por agrotóxicos, el daño a la naturaleza y la corrupción institucional que desnuda las graves grietas que ofende aún la soberanía nacional.

Asunción, 25 de julio de 2011.



CONAMURI
Montevideo Nº 1420 e/ Milano y Sicilia
Asunción - Paraguay
Telefax  : 444317
www.conamuri.org.py
conamuri@conamuri.org.py
conamuri@gmail.com
skype : conamuri

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id