recherche

Accueil > Empire et Résistance > Union Européenne > Allemagne > Michael Hudson : Una hoja de ruta para escapar del dominio de (...)

6 octobre 2022

Michael Hudson : Una hoja de ruta para escapar del dominio de Occidente.

par Michael Hudson *, Pepe Escobar *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

El camino geoeconómico para alejarse del orden neoliberal está plagado de dificultades, pero los beneficios de establecer un sistema alternativo son tan prometedores como urgentes.

Es imposible seguir las turbulencias geoeconómicas inherentes a los « dolores de parto » del mundo multipolar sin la perspectiva del profesor Michael Hudson, de la Universidad de Missouri, autor del libro seminal The Destiny of Civilization..

En su último ensayo, el profesor Hudson se adentra en las suicidas políticas económico-financieras de Alemania, su efecto sobre el euro, que ya está cayendo en picado, y analiza algunas posibilidades de una rápida integración de Eurasia y el Sur en su conjunto en un intento de romper el dominio hegemónico.

Esto dio lugar a una serie de intercambios de correos electrónicos, incluso sobre el futuro papel del yuan, donde Hudson señaló :

Los chinos con los que he hablado durante años no esperaban que el dólar se debilitara. No se quejan de su aumento, pero les preocupa la fuga de capitales de China, porque creo que después del Congreso del Partido [que comienza el 16 de octubre], habrá una represión contra los defensores del mercado libre de Shanghai. La presión para los cambios que se avecinan ha ido creciendo desde hace mucho tiempo. El espíritu de reforma para frenar el ’libre mercado’ se extendió entre los estudiantes hace más de una década, y han ascendido en la jerarquía del Partido »

.

En cuanto a la cuestión clave de la aceptación por parte de Rusia de pagar la energía en rublos, Hudson abordó un punto que rara vez se discute fuera de Rusia : « Realmente no quieren que se les pague sólo en rublos. Eso es lo único que Rusia no necesita, porque puede imprimirlos sin más. Sólo necesita rublos para equilibrar sus pagos internacionales y estabilizar el tipo de cambio, no para hacerlo subir.

Lo que nos lleva a las liquidaciones en yuanes : « Tomar un pago en yuanes es como tomar un pago en oro - un activo internacional que todos los países desean como moneda no fiduciaria que tiene valor si se vende (a diferencia del dólar actual, que puede ser simplemente confiscado, o eventualmente dejado a la deriva). Lo que Rusia necesita realmente son insumos industriales esenciales, como los chips de ordenador. Podría pedir a China que los importara con los yuanes que le proporciona Rusia.

Keynes ha vuelto

Tras nuestros intercambios por correo electrónico, el profesor Hudson ha accedido amablemente a responder con detalle a algunas preguntas sobre los complejísimos procesos geoeconómicos en juego en toda Eurasia. Aquí están :

The Cradle : Los BRICS están estudiando la posibilidad de adoptar una moneda común, que incluya a todos los BRICS y, con suerte, también a los BRICS+. ¿Cómo se podría poner en práctica ? Es difícil que el banco central brasileño se armonice con los rusos y el Banco Popular de China. ¿Se trataría únicamente de inversiones, a través del Banco de Desarrollo de los BRICS ? ¿Se basaría en las materias primas y el oro ? ¿Cuál es el lugar del yuan ? ¿Se basa el enfoque de los BRICS en las actuales discusiones de la Unión Económica Euroasiática (UEE) con los chinos, dirigidas por Sergey Glazyev ? ¿Avanzó la cumbre de Samarkanda la interconexión de los BRICS y la OCS en la práctica ?

Hudson : « Cualquier idea de una moneda común debe comenzar con un acuerdo de intercambio de divisas entre los actuales países miembros. La mayoría de los intercambios comerciales se harán en sus propias monedas. Pero para hacer frente a los inevitables desequilibrios (superávit y déficit de la balanza de pagos), un nuevo banco central creará una moneda artificial.

Esto puede parecerse superficialmente a los Derechos Especiales de Giro (DEG) creados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), en gran medida para financiar el déficit de Estados Unidos en la cuenta militar y el creciente servicio de la deuda que los deudores del Sur deben a los prestamistas estadounidenses. Pero el arreglo se parecerá mucho más a la bancor’ propuesto por John Maynard Keynes en 1944. Los países deficitarios podrían extraer una cuota fija de bancors, cuya valoración se fijaría mediante una selección común de precios y tipos de cambio. Los banqueros (y su propia moneda) se utilizarían para pagar a los países excedentarios.

Pero a diferencia del sistema de DEG del FMI, el objetivo de este nuevo banco central alternativo no será simplemente subvencionar la polarización económica y la deuda. Keynes propuso un principio según el cual, si un país (en aquel momento pensaba en Estados Unidos) registraba superávits crónicos, esto sería un signo de su proteccionismo o de su falta de voluntad para apoyar una economía mutuamente resistente, y sus créditos comenzarían a extinguirse, junto con las deudas bancarias de aquellos países cuyas economías les impedían equilibrar sus pagos internacionales y apoyar su moneda.

Los acuerdos propuestos hoy apoyarían, en efecto, los préstamos entre los bancos miembros, pero no con el fin de apoyar la fuga de capitales (el principal uso de los préstamos del FMI cuando parece probable que se elijan gobiernos de ’izquierda’), y el FMI y su alternativa del Banco Mundial no impondrían planes de austeridad y políticas antiobreras a los deudores. La doctrina económica favorecería la autosuficiencia alimentaria y las necesidades básicas, y fomentaría la formación de capital agrícola e industrial tangible, no la financiarización.

Es probable que el oro sea también un componente de las reservas monetarias internacionales de estos países, simplemente porque el oro es una mercancía que cientos de años de práctica mundial ya han reconocido como aceptable y políticamente neutral. Pero el oro sería un medio para liquidar las balanzas de pago, no para definir la moneda nacional.

Por supuesto, estos saldos se extenderían al comercio y la inversión con los países occidentales que no forman parte de este banco. El oro sería un medio aceptable para saldar los saldos de la deuda occidental con el nuevo banco centrado en Eurasia. Sería un medio de pago que los países occidentales no podrían repudiar sin más, siempre que el oro se mantuviera en manos de los miembros del nuevo banco, y no en Nueva York o Londres, como ha sido la peligrosa práctica desde 1945.

En una reunión para crear dicho banco, China se encontraría en una posición dominante similar a la que disfrutó Estados Unidos en 1944 en Bretton Woods. Pero su filosofía de funcionamiento sería muy diferente. El objetivo sería desarrollar las economías de los miembros del banco, con una planificación a largo plazo o con los modelos de negocio que parezcan más apropiados para sus economías, con el fin de evitar el tipo de relaciones de dependencia y privatizaciones que han caracterizado la política del FMI y del Banco Mundial.

Estos objetivos de desarrollo implicarían la reforma agraria, la reestructuración industrial y financiera, la reforma fiscal y las reformas bancarias y crediticias a nivel nacional. Los debates en las reuniones de la OCS parecen haber sentado las bases para establecer una armonía general de intereses en la creación de reformas en este sentido ».

Eurasia o quiebra

The Cradle : A medio plazo, ¿podemos esperar que los industriales alemanes, contemplando la llegada del desierto y su propia desaparición, se rebelen en masa contra las sanciones comerciales/financieras de la OTAN a Rusia, y obliguen a Berlín a abrir el Nord Stream 2 ? Gazprom garantiza que el oleoducto es recuperable. No es necesario unirse a la OCS para que esto ocurra...

Hudson : « Es poco probable que los industriales alemanes actúen para evitar la desindustrialización de su país, dado el dominio de Estados Unidos y la OTAN sobre la política de la eurozona y los últimos 75 años de injerencia política de los funcionarios estadounidenses. Es más probable que los líderes empresariales alemanes traten de sobrevivir preservando la mayor cantidad posible de su riqueza personal y corporativa tras la transformación de Alemania en una ruina económica del tipo Estado Báltico.

Ya se ha hablado de transferir la producción -y la gestión- a Estados Unidos, lo que impedirá a Alemania abastecerse de energía, metales y otros materiales esenciales de cualquier proveedor que no esté controlado por los intereses estadounidenses y sus aliados.

La gran pregunta es si las empresas alemanas emigrarán a las nuevas economías euroasiáticas, cuyo crecimiento industrial y prosperidad parece que superará con creces al de Estados Unidos.

Por supuesto, los oleoductos Nord Stream son recuperables. Precisamente por eso, la presión política de EE.UU., ejercida por el Secretario de Estado Blinken, ha sido tan insistente para que Alemania, Italia y otros países europeos redoblen sus esfuerzos para aislar sus economías del comercio y la inversión con Rusia, Irán, China y otros países cuyo crecimiento EE.UU. trata de interrumpir ».

Cómo escapar de « No hay alternativa »

The Cradle : ¿Estamos llegando al punto en el que los principales actores del Sur -más de 100 naciones- se unirán finalmente y decidirán llegar hasta el final y evitar que Estados Unidos mantenga la economía global neoliberal artificial en un coma perpetuo ? Esto significa que la única opción posible, como usted señala, es establecer una moneda mundial paralela que pase por encima del dólar estadounidense, mientras los sospechosos habituales hacen flotar la noción de un Bretton Woods III en el mejor de los casos. ¿Es el casino financiero FIRE (finanzas, seguros, bienes raíces) lo suficientemente omnipotente como para aplastar a cualquier posible competencia ? ¿Ve algún otro mecanismo práctico más allá de lo que están discutiendo los BRICS, la UEO y la OCS ?

Hudson : « Hace uno o dos años, parecía que el diseño de un sistema global alternativo de moneda, crédito y cambio era tan complejo que resultaba difícil imaginar los detalles. Pero las sanciones de Estados Unidos han sido el catalizador que ha hecho que estas discusiones sean pragmáticamente urgentes.

La confiscación de las reservas de oro de Venezuela en Londres y de sus inversiones en EE.UU., la confiscación de 300.000 millones de dólares de las reservas de divisas de Rusia depositadas en EE.UU. y Europa, y la amenaza de hacer lo mismo con China y otros países que se resisten a la política exterior de EE.UU. han hecho urgente la desdolarización. He explicado esta lógica en muchos puntos, desde mi artículo del Club Valdai (con Radhika Desai) hasta mi reciente libro sobre El destino de la civilización, pasando por la serie de conferencias que preparé para Hong Kong y la Universidad Mundial de la Sostenibilidad.

Mantener valores denominados en dólares, e incluso tener oro o inversiones en Estados Unidos y Europa, ya no es una opción segura. Está claro que el mundo se está dividiendo en dos tipos de economías muy diferentes, y que los diplomáticos estadounidenses y sus satélites europeos están dispuestos a destrozar el orden económico existente con la esperanza de que la creación de una crisis disruptiva les permita salir victoriosos.

También está claro que la sumisión al FMI y sus planes de austeridad es un suicidio económico, y que seguir al Banco Mundial y su doctrina neoliberal de dependencia internacional es contraproducente. El resultado ha sido crear un techo impagable de deudas denominadas en dólares estadounidenses. Estas deudas no pueden pagarse sin pedir créditos al FMI y aceptar las condiciones de la rendición económica a los privatizadores y especuladores estadounidenses.

La única alternativa a la austeridad económica autoimpuesta es salir de la trampa del dólar de la economía de "libre mercado" patrocinada por Estados Unidos (mercados libres de la protección del gobierno y de la capacidad del gobierno para reparar el daño medioambiental causado por las empresas petroleras y mineras estadounidenses y la dependencia industrial y alimentaria asociada).

Romper con esto será difícil, y la diplomacia estadounidense hará todo lo posible para interrumpir la creación de un orden económico más resistente. Pero la política de Estados Unidos ha creado un estado de dependencia global en el que, literalmente, no hay otra alternativa que romper ».

Germanexit

The Cradle : ¿Qué análisis hace de la confirmación por parte de Gazprom de que la línea B del Nord Stream 2 no se vio afectada por el terror del oleoducto ? Esto significa que el Nord Stream 2 está prácticamente listo para funcionar - con una capacidad de bombeo de 27.500 millones de metros cúbicos de gas al año, que resulta ser la mitad de la capacidad total del Nord Stream - dañado. Así que Alemania no está condenada. Esto abre un nuevo capítulo ; la solución dependerá de una decisión política seria del gobierno alemán.

Hudson : « Este es el problema : Rusia no va a asumir ciertamente el coste de otra explosión del oleoducto. Dependerá de Alemania hacerlo. Apuesto a que el régimen actual dirá « no ». Esto debería dar lugar a un interesante aumento de los partidos alternativos.

El problema final es que la única forma que tiene Alemania de restablecer el comercio con Rusia es retirarse de la OTAN, dándose cuenta de que es la principal víctima de la guerra de la OTAN. Esto sólo podría tener éxito expandiéndose con Italia, y también con Grecia (por no haberla protegido contra Turquía, desde Chipre). Esto podría ser una larga lucha.

Puede que a la industria alemana le resulte más fácil hacer las maletas y trasladarse a Rusia para contribuir a la modernización de su producción industrial, como es el caso de BASF para los productos químicos, Siemens para la ingeniería, etc. Si las empresas alemanas se trasladan a EE.UU. para obtener gas, se verá como una incursión de EE.UU. en la industria alemana, capturando su liderazgo para EE.UU. Aun así, no tendrá éxito, dada la economía post-industrializada de Estados Unidos.

Por lo tanto, la industria alemana sólo puede avanzar hacia el Este si crea su propio partido político, un partido nacionalista anti-OTAN. La Constitución de la UE obligaría a Alemania a retirarse de la UE, lo que antepone los intereses de la OTAN a nivel federal. El siguiente escenario es discutir la entrada de Alemania en la OCS.

Hagamos apuestas sobre cuánto tiempo llevará esto ».

Pepe Escobar* para [[[The Cradle

The Cradle, 6 de octubre de 2022

* Michael Hudson trabajó como economista en Wall Street y actualmente es Distinguished Professor en la University of Misoury, Kansas City, y presidente del Institute for the Study of Long-Term Economic Trends (ISLET). Es autor de varios libros, entre los que destacan : « Super Imperialism : The Economic Strategy of American Empire » (nueva ed., Pluto Press, 2003) y « Trade, Development and Foreign Debt : How Trade and Development Concentrate Economic Power in the Hands of Dominant Nations » (ISLET, 2009). Página web : Michel Hudson
* Pepe Escobar es un periodista brasileño del periódico Asia Times Online y de Al-Jazeera. Pepe Escobar es también autor de : « Globalistan : How the Globalized World is Dissolving into Liquid War » (Nimble Books, 2007) ; « Red Zone Blues : a snapshot of Baghdad during the surge » ; « Obama does Globalistan  » (Nimble Books, 2009), Empire of Chaos (Nimble Books, 2014) y 2030 en formato KINDI. Se lo puede seguir también en inglés por Facebook - @RealPepeEscobar

Traducido del francés para El Correo de la Diáspora por : Carlos Debiasi

El Correo de la Diáspora. París, 6 de octubre de 2022.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id