recherche

Accueil > Les Cousins > Venezuela > El Bolivarianismo comienza con nuestro Bolívar

10 mai 2004

El Bolivarianismo comienza con nuestro Bolívar

 

Por Jairo Larotta Sánchez
Rebelión / Soberanía.info, 8 de mayo de 2004

En relación a mi artículo "¿Por qué no se le ha dicho a los venezolanos ?" publicado el 30-3-04 en Soberanía.info, he recibido numerosos apoyos y propuestas. Agradezco a los amigos lectores su solidaridad referente a la necesidad de detener las devaluaciones y tomar la vía de la revaluación de nuestro deteriorado y maltratado bolívar. Uno de los distinguidos lectores me escribió una propuesta : establecer el dólar de los EEUU como moneda nacional y de todos los países de América para acabar con los especuladores cambiarios de oficio. Esa propuesta fue respondida por mi directamente esa persona, y por lo importante del tema otras distinguidas personas me sugirieron hacerlas públicas en el presente artículo de opinión.

Dije que en relación a esa propuesta haría comentarios, manifestando que no soy experto monetarista ni economista. Solo soy un simple ingeniero y ciudadano venezolano preocupado por lo que sucede en nuestro país.

Dije que no estoy de acuerdo con la "caja de conversión" que es lo que propone el lector para nuestro país. Tomar el dólar o cualquier otra moneda extranjera como nuestra, significa someter nuestra economía a la economía de ese otro país. La moneda de cada país tiene un respaldo y es su PIB + sus reservas - sus deudas. Las experiencias de las "cajas de conversión" aplicadas a otros países como por ejemplo el caso Argentina, han resultado desastrosas.

Actualmente el dólar de los EEUU no tiene el respaldo para la inmensa masa monetaria que tiene en circulación. Es más, el dólar de EEUU tiene en su economía un deficit interno que es impagable y por eso va en caída irremediable. El presupuesto anual (que es otra cosa) de los EEUU actual, tiene un deficit de 500 MMM $ (500 billones norteamericanos o 0,5 billones de los nuestros) y para llevarlo a cero requiere aproximadamente 5 años para superarlo a la rata actual de su producción. Ahora, el deficit de las reservas actuales obedece a su deuda interna y su monto supera los 12.000 MMM $ (12 trillones norteamericanos o 12 billones de los nuestros). Esta inmensa deuda interna de los EEUU es impagable.

Esto quiere decir que el dólar no vale lo que dice que vale, y la causa es el deficit en sus reservas para esa inmensa masa monetaria en circulación. Este entuerto fue "artificialmente" resuelto por la Secretaría del Tesoro de los EEUU con la ampliación del respaldo al dólar del oro de Fort Knox a la producción industrial de los EEUU (hace tres décadas). Pero sucede que en la producción industrial de los EEUU incluyeron la mano de obra de los productos maquilados en los países deudores de guerra (Alemania, Japón) y después que ellos pagaron sus deudas de guerra incluyeron la mano de obra de la maquila de los tigres asiáticos, por ser inversiones con capitales de los EEUU. En resumen, ese PIB igual a la producción industrial de EEUU, incluía la mano de obra de otros países. Así ellos (los EEUU) justificaron aumentar la masa monetaria artificialmente. Por eso es que digo que el dólar no vale lo que dice valer.

Nosotros en Venezuela contamos con un respaldo del PIB modesto, pero nuestro país tiene bajo su suelo la bicoca de 9 trillones de dólares (9 MMMM $) o 9 billones de dólares (como nosotros medimos los billones) en reservas petroleras a precios actuales + 3,5 billones de dólares (3,5 MMMM $) en gas, sólo considerando los hidrocarburos. O sea solo Venezuela pagaría la deuda interna actual de los EEUU, lo que para ellos es impagable.

Así, amigo lector, con el panorama explicado pregunto : ¿Acaso nos conviene someter nuestro signo monetario al dólar ? ¿Se entiende el por qué del interés de los EEUU en Venezuela para controlar nuestra industria petrolera ? Tomar el dólar como moneda de nuestro país es tomar la deuda ajena más la nuestra. Eso es peor que el ALCA. Sería una verdadera locura. Sería como entregar nuestra soberanía monetaria a una economía quebrada. A nadie le conviene la quiebra del dólar, pero vemos como el euro trepó sobre el dólar en un 20%. Vemos como las monedas latinoamericanas se han revaluado entre el 9% (Colombia) y 18% (Chile, Argentina, Brasil).

Paradógicamente e indebidamente nuestro bolívar fue devaluado hace unas semanas el 20%. La solución es revaluar poco a poco tal como propuse en ese artículo publicado el 30-3-04 en Soberanía.info. Es una decisión política y el respaldo no tiene duda alguna. Venezuela es de todas las economías de este hemisferio la más sólida, a pesar de la coyuntura actual. Con el proyecto bolivariano, las reformas (misiones educativas + misiones de salud + misiones de empleo) y la industrialización privada (desarrollo endógeno) sufragado inicialmente por PDVSA, y las inversiones extranjeras harán de Venezuela un país próspero y en menor tiempo que cualquier otro de este hemisferio. Pero el bolivarianismo debe comenzar por nuestro bolívar.

En el concierto de las naciones de Latinoamérica y el Caribe hará falta sin duda alguna una moneda común, de cara a la integración latinoamericana. Pero ese paso trascendental solo sería a posteriori de lograr esa integración en un solo bloque : la Comunidad de Naciones Latinoamericanas. Los primeros pasos se están dando con la integración de Venezuela en el MERCOSUR y la adscripción a ese bloque de la CAN o Comunidad Andina de Naciones y el CARICOM o Comunidad de Naciones del Caribe.

La idea de una moneda común latinoamericana será una necesidad futura, cuando exista voluntad de todas las naciones del área para establecerla. Las experiencias del nacimiento del euro como moneda común de la Comunidad Europea llevó varios años establecerla y hoy es una realidad. Solamente la escogencia del nombre de esa moneda de la Comunidad Latinoamericana de Naciones sería materia de debate entre todos los países miembros. Pero lo más importante es que esa moneda común esté respaldada por el PIB de esa Comunidad Latinoamericana y no basada en una moneda extranjera como es el dólar de los EEUU que propuso el amigo lector.

Atreviéndome a lanzar ideas y nombres de esa moneda futura latinoamericana aparecería por ejemplo el DURO latinoamericano, el cual debiera iniciarse con la paridad del dólar de los EEUU o del euro de la CE. Esa moneda común latinoamericana estaría integrada por las alícuotas de los PIB de cada uno de los países miembros. El DURO latinoamericano a su vez contaría con las inmensas reservas de hidrocarburos, de minerales, de la producción industrial, de la producción agroalimentaria, de la producción energética, etc, del continente latinoamericano integrado por 36 naciones. Para la transición a la implantación del uso del DURO latinoamericano habría que hacer la equivalencia de cada moneda de cada país miembro (según su PIB para ese momento+ las reservas internacionales - la deuda externa de cada nación). Eso obligaría la creación de un Banco Central Latinoamericano, para coordinar todas las variables macroeconómicas de los Bancos Centrales de cada nación miembro de esa Comunidad Latinoamericana de Naciones. Así el DURO latinoamericano sería la expresión monetaria de ese gran bloque de naciones que podría competir con los otros grandes bloques económicos del mundo actual.

Estos sueños indefectiblemente se harán realidad, pero mientras llegamos a eso estadio tenemos que dirigir los venezolanos nuestros esfuerzos a fortalecer nuestro bolívar. Para ello es necesario hacer justicia con el verdadero valor de nuestra moneda revaluándola. Debemos evitar tomar los lastres de monedas y economías extranjeras como fue la propuesta de "caja de conversión" para establecer el dólar como moneda venezolana y latinoamericana. La "caja de conversión" ha sido un fracaso y sería entregar nuestra soberanía económica a potencias extranjeras. Por eso es que digo que el verdadero bolivarianismo comienza por nuestro bolívar.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id