recherche

Accueil > Notre Amérique > Réflexions > Así es como se producirá la revolución estadounidense

30 novembre 2016

Así es como se producirá la revolución estadounidense

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

A fines del 2012, Peter Turchin, profesor de la Universidad de Connecticut , realizó una sorprendente declaración. Constató, luego de analizar los movimientos revolucionarios a través de la historia, que existían allí, antes de que se produjeran las mayores epidemias de violencia, tres condiciones sociales, tales como : un crecimiento de las élites ; un empobrecimiento del nivel de vida de las masas y enormes niveles de endeudamiento del Estado. El modelo estadístico que desarrolló su equipo [1] sugiere a partir de esa base, que se prevé una gran ola de conmociones sociales y de violencia revolucionaria en los EEUU hacia el 2020.

Analicemos la primera condición que Turchin ha llamado « el super crecimiento de la élite » y que se define como « el aumento de aspirantes a la oferta limitada de ubicaciones en la élite ». Los EEUU de América están, desde hace algún tiempo, claramente orientados en esa dirección. La cantidad de milmillonarios se ha multiplicado por diez entre 1987 (41 milmillonarios) y 2012 (425 mil millonarios). Pero la clase dirigente, conformada por los industriales y los financistas, ha llegado a su punto culminante en el duelo Trump versus Clinton. Como lo explica Turchin el “aumento de la competencia intra-élite conduce a la formación de redes de mecenazgo rivales, compitiendo por las recompensas estatales” En efecto, basándose en el análisis de miles de conflictos de violencia civil ocurridos en la historia del mundo, Turchin ha llegado a la conclusión de que “el indicador más confiable del hundimiento del estado y de la gran inestabilidad política, es el del aumento de la élite”.

La segunda condición « la miseria popular » se halla igualmente avanzada. Cuarenta y seis millones de ciudadanos de los Estados Unidos de América viven en la pobreza (es decir tienen un ingreso inferior al necesario para cubrir sus necesidades básicas), mientras que se estima que doce millones de hogares padecen inseguridad alimentaria. Aunque esta cifra ha venido bajando constantemente a partir del 2011 (llegaba entonces a 15 millones) aún se mantiene por encima de los niveles anteriores a la recesión (antes de 2007). Las políticas de Trump pueden revertir fuertemente esta disminución. La segunda promesa de Trump de su « contrato con los electores » es una « detención del nombramiento de empleados federales » lo que significa un nuevo asalto a los empleos del sector público. A esto se suma lo que parece ser una promesa de poner fin a la financiación directa de la educación pública (según sus palabras « reorientar el dinero de la educación (…) hacia los padres ») y la terminación de todo financiamiento federal a las llamadas « ciudades santuarios » es decir a aquellas ciudades que no ordenan al Estado hostigar a los inmigrantes o fuerzan a los empleadores a revelar la nacionalidad de sus trabajadores. Esas ciudades son las más pobladas del país, incluidas Nueva York, Los Angeles, Dallas, Mineapolis y más de dos docenas más.

De acuerdo con su confesada intención de reducir los impuestos a los ricos incluido el de la tasa profesional del 35% al 15%, de arremeter contra los derechos de los trabajadores (de acuerdo con el eslogan de la desregulación) y de suprimir el escaso acceso a la salud puesto a disposición de los pobres a través del Obamacare – sin hablar de su amenaza de iniciar una guerra comercial con China – pareciera que la pobreza va a seguir fuertemente en ascenso. No es en consecuencia difícil imaginar las convulsiones sociales que se producirán.

En cuanto a la tercera condición – « el endeudamiento gubernamental » es difícil ver como la reducción masiva de los impuestos que propone Trump puedan conducir a otra cosa.

Dice Turchin :

« como todas esas tendencias tienden a intensificarse, el resultado final no es otro que la crisis financiera del Estado, su quiebre y la consiguiente pérdida del control militar, los movimientos elitistas producirán rebeliones regionales y nacional : y una combinación de movimientos movilizados por las élites y las poblaciones, conducirán a una ruptura con la autoridad central »

Pero Trump también se está preparando para esto. Se omitirán, con seguridad, las reducciones en los gastos públicos relacionados con los presupuestos policiales y militares que ha prometido aumentar. Y cuando, el año pasado se pasado se le preguntó sobre la brutalidad policial, respondió que quería que se le otorgase a la policía mayores poderes. En otros términos, la impunidad tácita que actualmente existe para la violencia policial parece ser legalizada. Y la Historia nos muestra que no hay nada como la impunidad policial para desencadenar un disturbio.

Como durante esa época su política no conseguirá darle al país la leche y la miel que le ha prometido, se seguirá demonizando a los chivos emisarios. Habiendo prometido juntar y expulsar a dos millones de inmigrantes y prohibir a los musulmanes ingresar a los EEUU, queda claro que esos serán sus chivos emisarios. Sin embargo, así como hacia los inmigrantes, la ira popular se dirigirá hacia todos los tibios liberales que le habrán impedido emprender su prometida guerra contra ellos : ya se trate de los congresales, los jueces, los sindicatos, los grupos de presión, etc. Una combinación de un acrecentado poder del ejecutivo y el uso de su masa electoral nuevamente movilizada se dirigirá a purgar a estos « enemigos internos »

« Mi modelo [2] sugiere que el próximo pico de violencia será peor que el de 1970 » dice Turchin « porque las variables demográficas tales como los salarios, los niveles de vida y cierta cantidad de medidas que conducirán a confrontaciones intra-élite serán peores que las actuales ».

Lo que queda por verse es quién va a ganar.

Dan Glazebrook* para CounterPunch

Original : « So This is How the US Revolution Will Unfold ». Usa, November 15, 2016

*Dan Glazebrook, periodista político y autor de « La stratégie impériale de l’Ouest à l’ère de la crise »..

CounterPunch. Usa, le 15 novembre 2016 –

* * *
Nota de Saker Francophone

El autor utiliza las investigaciones de Peter Turchin para mostrar hasta qué punto Trump tiene un programa horrible, que va a agregar determinación a los factores revolucionarios definidos por el investigador. La toma de posición del autor es absolutamente pertinente hacia el análisis del porvenir y lo hubiera sido más aún si hubiera usado una criba para la política de Obama, que no redujo el presupuesto del ejército ni intentado cortarles las alas a los financistas. La política anunciada por Trump es sin embargo harto sospechosa, en algunos puntos como el endeudamiento y estaremos obligados a estar muy atentos.

El otro tema interesante es que él prevé que la gente de la izquierda y los liberales serán entregados a la vindicta popular. Se instala una triangulación de un conflicto entre las élites que manipularán dos grupos de habitantes irreconciliables y radicalizados. Por un lado la clase media blanca que se aferra a su modelo de meritocracia laboral y por el otro todas las minorías más una parte de la izquierda, aferrada a sus ideales de una mundialización feliz. Será difícil reconciliar a ambos grupos ahora que se ha arrojado aceite al fuego y que la torta se ha achicado.

Traducción del francés para El Correo de la diaspora de : Susana Merino

El Correo de la diaspora, Paris, le 28 novembre 2016.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Notes

[1El modelo estadístico que desarrolló su equipo ha sido evaluado en varios estudios de caso empíricos : en los comienzos de la Inglaterra moderna, la Dinastía Han (206 AC al 220 DC) y la Dinastía Tang(618-907) en China y el Imperio romano.

[2La cliodinámica es un espacio de investigación pluridisciplinaria que busca describir las dinámicas históricas a través de modelos matemáticos.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id