recherche

Accueil > Notre Amérique > Blocs régionaux > UNASUR > Unasur establece una Cláusula Democrática en previsión de eventuales golpes de (...)

4 octobre 2010

Unasur establece una Cláusula Democrática en previsión de eventuales golpes de estado.

par Jorge Lewinger

 

El gobierno de Ecuador anunció ayer que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) estableció una Cláusula Democrática en previsión de eventuales golpes de estado en la región, mientras en el país sigue rigiendo el estado de excepción y se multiplican los balances del sangriento motín policial del jueves pasado.

El canciller, Ricardo Patiño, explicó que la Cláusula Democrática dispone que aquel país donde ocurra un golpe de estado será excluido inmediatamente del organismo y los países limítrofes deberán cerrar sus fronteras con la nación afectada, según consta en el sitio web de la Presidencia ecuatoriana.

Las restricciones incluirán también la suspensión del comercio, el tráfico aéreo, la provisión de energía y cualquier otro suministro.

En tanto, el estado de excepción rige en Ecuador hasta el martes, pero las clases de los colegios públicos y privados se reanudarán este lunes.

Por ese mismo motivo se suspendieron los conciertos y eventos públicos programados para este domingo, pero no así la fecha del fútbol.

Tampoco se vio afectada en Quito la tradicional ciclovía de los domingos, que en esta oportunidad desplazó una cuadra su habitual recorrido por una de las calles linderas al Palacio de Carondelet (sede del gobierno), en un trayecto de 27 kilómetros de sur a norte que vio el incesante ir y venir de bicicletas y corredores.

Respecto del análisis del sangriento amotinamiento policial vivido el jueves y sus posibles consecuencias, el ex ministro de Gobierno Gustavo Larrea sostuvo ayer que « hay que defender la democracia y el estado de derecho », pero pidió al gobierno que entienda que "las reacciones de los policías son porque consideran que sus derechos adquiridos deben ser respetados".

« Creo que es momento de rectificaciones ; la democracia se construye con más democracia ; yo respaldo al gobierno, pero creo que esto (el motín) es consecuencia de sus propios errores », agregó quien fue ministro del presidente Rafael Correa.Correa ratificó su acusación contra Fidel Araujo, directivo del Partido Sociedad Patriótica y abogado del coronel retirado y ex presidente Lucio Gutiérrez, líder de esa fuerza, como instigador de los luctuosos sucesos del jueves.

« Cuando llegamos al regimiento Quito ¿quién estaba allí dirigiendo por teléfono ? Nada más ni nada menos que el mayor (retirado) Araujo ; eso es lo que estaba detrás de todo esto », afirmó el mandatario.

También subsistía ayer cierto nivel de disenso entre miembros de la bancada de la gobernante Alianza País y el propio gobierno acerca de la Ley de Servicios Públicos, que la oposición califica de « enfrentamiento » y que para el oficialismo es parte del « debate democrático ».

Lo cierto es que Correa abrió el sábado, en su alocución pública sabatina por la cadena de radio y televisión, la posibilidad de una consulta popular para ratificar esa ley que desató el conflicto policial.

Por su parte, Guido Calderón, columnista del diario oficialista El Telégrafo, propuso este domingo un nuevo concepto de seguridad pública a partir de una « reestructuración y depuración urgente » de la policía « para que después de unos años no lamentemos, como en México, que las narcobandas más violentas están conformadas por ex policías entrenados con dinero del Estado ».

Otro columnista de ese periódico, Gustavo Pérez Ramírez, dijo que el amotinamiento fue la fachada de « una conspiración al servicio de la ultraderecha », en la que ubicó a Sociedad Patriótica.

Pero agregó que fue « deprimente leer un boletín de cierta izquierda (se trata del Movimiento de Participación Democrática) interpretando que el gobierno intenta crear confusión con la acusación del golpismo y planteando una salida sin Correa y sin la Asamblea (Legislativa) ».

En la vereda de enfrente, una editorialista del diario opositor El Comercio, Grace Jaramillo, sostuvo que « el estilo ya no es un asunto menor, si esto se traduce en que la máxima autoridad del Estado vaya a un sitio conflictivo, poniendo en riesgo su vida y, de paso, la estabilidad democrática del país ».

Eso, a su juicio, « deja la mayor parte de la responsabilidad (de lo ocurrido el jueves) sobre Correa y, de paso, sobre su aparato de Inteligencia, que debe salvaguardar al presidente ».

Ana Angulo Benavides, analista del opositor diario Hoy, formuló las siguientes preguntas : « ¿Qué hubiera pasado si en la mañana (de el jueves) el presidente no iba al regimiento Quito ? ¿Por qué Inteligencia militar y policial no se percató de antemano sobre el malestar existente y no alertó ? ¿Hubo negligencia o allí están los golpistas ? »

* Enviado especial

Télam . Buenos Aires, 4 de Octubre de 2010

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id