recherche

Accueil > Notre Amérique > Terrorisme d’Etat > Argentine > Un ex militar condenado a perpetuidad en la Argentina por la desaparición de (...)

8 juillet 2013

Un ex militar condenado a perpetuidad en la Argentina por la desaparición de la francesa Marie-Anne Erize Tisseau

par Philippe Broussard *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Jorge Olivera, juzgado por decenas de atentados contra los derechos humanos en la época de la dictadura, fue el principal responsable del trágico destino de Marie-Anne Erize desaparecida en 1976 a la edad de 24 años.

<b>Marie-Anne Erize a été enlevée en 1976. Son corps n'a jamais été retrouvé.</b> La familia de Marie-Anne esperaba este momento desde hace decenas de años : la justicia argentina encontró a los culpables de la desaparición de esta francesa de 24 años, secuestrada por un pequeño grupo de hombres vestidos de civil, el 15 de octubre de 1976, en un negocio de bicicletas en la ciudad de San Juan, ubicada al noroeste del país. Su cuerpo como el de miles de víctimas de la dictadura militar (1976/83) jamás fue encontrado pero los responsables de la operación han sido identificados. Luego de un proceso de un año y ocho meses, el tribunal federal de San Juan dio su veredicto en la noche del jueves : el principal sospechoso Jorge Olivera, un militar graduado de abogado ha sido condenado criminalmente a reclusión perpetua.

Este proceso que incluía 60 víctimas de la dictadura en la zona de San Juan ( entre las cuales dos desaparecidos y un muerto) ha condenado igualmente a otras seis personas. Entre ellas un antiguo jefe local de la policía federal, Horacio Nieto, igualmente condenado a cadena perpetua.

El asunto Erize es muy conocido en la Argentina, en donde Marie-Anne Erize, perteneciente a una familia francesa, largo tiempo residente en el país, fue primero top-model de revistas femeninas y luego guerrillera de izquierda de la agrupación Montoneros. Su destino, sorprendentemente oscilante la llevó desde Buenos Aires a París, desde las pasarelas a las villas miseria. Buscada por los militares dueños del poder luego del golpe de estado de 1976 fue secuestrada en San Juan siete meses después.

En esta ciudad como en las demás funcionaba además del ejército regular, una especie de milicia encargada de acechar a los opositores fuera del marco legal. Jorge Olivera era el responsable. Tenía en ese tiempo 26 años y desempeñaba su tarea como « simple » lugarteniente del Régimen 22 (RIM22) y como director de esa unidad secreta cuyos miembros vestían de civil desde automóviles disfrazados (sobre todo Ford Falcon), como lo testimonió en 2010 a L’ Express, un antiguo chofer, quién declaró que el grupo funcionaba « como lo hacía la Gestapo en el ejército alemán ».

Olivera negó siempre haber sido el director de dicha unidad. Aseguraba igualmente que « nunca conoció » a Marie-Anne Erize. Pero en una investigación publicada por L’Express en 2011 confirmó al mismo tiempo haber estado implicado en el grupo y su responsabilidad en el secuestro de la joven el 15 de octubre de 1976. Aquel día, un viernes, fue probablemente conducida a un lugar de detención y de torturas situado en las afueras de la ciudad. Esa prisión clandestina se hallaba ubicada en un centro vacacional del ejército llamado « La Marquesita ». Decenas de personas sufrieron allí similares sevicias.

Jorge Olivera, de actualmente 62 años.
Católico integrista y ultranacionalista convencido, fotografiado en el año 2000

<b>Jorge Olivera, catholique intégriste et ultra-nationaliste convaincu, ici photographié en 2000, est aujourd'hui âgé de 62 ans.</B>

Photo : Nicolas Trombeta/DR


Después de haber dejado el ejército a comienzos de los 90 con el grado de teniente coronel estudio y se recibió de abogado, especializándose en la defensa de antiguos torturadores y se ocupó igualmente de Erich Priebke un antiguo nazi refugiado durante años en la Argentina.

Durante estos últimos quince años, el asunto Erize dio lugar a numerosos emprendimientos judiciales. Existe un episodio que ha calado hondo en el espíritu de la gente : el breve encarcelamiento de Olivera en Italia en el verano del 2009 y su posterior liberación en condiciones muy confusas. La decisión de la justicia italiana, convencida de buena fe por los falsos documentos aportados por el entorno de Olivera, generó un escándalo y provocó fricciones diplomáticas. Todo parece indicar que el antiguo « simple teniente » del RIM 22 contó con el apoyo de las redes de ultra derecha argentinas pero también italianas.

Su condena es una victoria para la familia Erize especialmente para su madre de 85 años, que no dejó de luchar, desde 1976, para saber lo que había sucedido con su hija. Uno de sus hermanos Etienne se regocija también con el veredicto en nombre de toda la familia ; « este día histórico pone fin para nosotros a una etapa difícil y dolorosa. Para nosotros resulta un alivio. Los verdugos no se han arrepentido, no sabemos adonde están los restos de Marie-Anne pero al menos ahora sabemos que sus asesinos pasarán en la cárcel resto de sus vidas ».

Philippe Broussard, para L’Express.

L’Express. Paris, 5 de julio de 2013.

Traducción del francés para El Correo de : Susana Merino

El Correo. París, 9 de julio de 2013.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

* Philippe Broussard, es un periodista y escritor francés laureado del premio Albert-Londres en 1993 y dirige el servicio « Investigaciones ». de l’Express en París.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id