recherche

Accueil > Empire et Résistance > Ingérences, abus et pillages > Ucrania : El golem pasea por Kiev.

7 avril 2014

Ucrania : El golem pasea por Kiev.

par Guadi Calvo *

 


Tal vez hubo un error en la grafía
o en la articulación del Sacro Nombre ;
a pesar de tan alta hechicería.
El Golem Jorge Luis Borges.


Es altamente improbable que la inteligencia norteamericana conozca la novela del austriaco Gustav Meyrink o el poema del argentino Jorge Luis Borges, en los que se condensa la triste aventura del gran rabino Loew de Praga. Pero si por algún designio divino o hecatombe diabólica, los textos cayeran en manos de por ejemplo del senador norteamericano John McCain, sin duda se sentiría absolutamente identificado.
Los grupos nazis ucranianos entrenados y abastecidos por la CIA y empresarios como Piotr Poroshenko, el rey del chocolate en Ucrania, además de un zar de los medios y el favorito para alzarse con la presidencia del país en las elecciones del próximo 25 de mayo, se están revelando contra sus amos que tan bien arroparon estuvieron durante los meses de protestas que terminaron con el gobierno de Viktor Yanukovich el 22 de febrero último.

Son varios los grupos de ultraderecha que fortalecieron a partir de la decisión de occidente de arrebatarle la histórica influencia de Rusia sobre Ucrania. Tal como Washington hizo Libia y Siria, con los yihadistas a los que abasteció de armas, logística, entrenamiento, información satelital, respaldo económico, gran cobertura mediática y diplomática, lo mismo hizo con los muchachones que de hacer desmanes en tribunas de los estadios de futbol, pasaron a hacerlo en las plazas y edificios públicos de toda Ucrania. Pero ahora en vez de cadenas, manoplas, bates y facas cuentan con Kaláshnikov (K 47), lanza granadas y pistolas automáticas entre otros interesantes abalorios.

El Pravy Sektor (Sector Derecho) respaldado por otros grupos paramilitares, alistados también como fuerza de choque, en las protestas que comenzaron en noviembre como Svoboda (Libertad), Patriotas de Ucrania, Trizub o la Asamblea Nacional de Ucrania, son todos melancólicos de las formaciones de la Liga de los Nacionalistas Ucranianos de Stepan Bandera, del Ejército Insurgente Ucraniano y de la División Galizische de las Waffen SS, que se enfrentaron al Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial y pretendieron continuarse con partisanos, a los que Stalin les proporcionó un rápido exterminio.
El partido Svoboda es la cobertura política más importante del movimiento neonazi ucraniano, aunque el Pravy Sektor, acaba de conformarse también como partido político. Ambas organizaciones fueron los principales impulsores de los salvajes ataques a los Berkut (fuerzas especiales de la policía, desmanteladas tras la revolución, que acudieron a esos enfrentamientos, solo armados con escudos, por lo que cuarenta de ellos fueron asesinados tras haber sido torturados) Estos grupos utilizan simbología nazi como la cruz celta y una versión enmascarada de la esvástica.

En la gran tómbola de cargos que los golpistas de Kiev, realizaron tras la usurpación del poder la ultraderecha, a punta de pistolas y cachiporras se han hecho con casi la mitad de los ministerios y secretarias.

Oleg Tiagnibok, líder de Svoboda, que en la última elección sacó más de 2 millones y medio de votos, forma parte de lo que es considerado el estado mayor de los revolucionarios, junto al ex campeón mundial de todos los pesos Vitali Klichkó y el actual primer ministro Arseni Yatseniuk. Tiagnibok tienen intenciones de obligar que en el pasaporte ucraniano se mencione obligatoria el origen del portador como manera de identificar a judíos y ciudadanos de origen ruso. Además de autorizar el derecho a la posesión de armas de fuego y agregar a la constitución ucraniana una cláusula de nombrar a este gobierno el continuador del estado nazi, creado el 30 de junio de 1941, fecha en que el Stepán Bandera, proclamó el Estado independiente de Ucrania en la ciudad de Lviv aprovechando la invasión alemana a la Unión Soviética. En la que Bandera declaró : « Trabajará en estrecha colaboración con el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, que se esfuerza por instaurar un nuevo orden en Europa y ayuda a la nación ucraniana a deshacerse de los rusos que ocupan el país ». Otra de las aspiraciones del Tiagnibok es la de devolver a Ucrania el estatus de potencia nuclear y de dotarse de un arsenal misilístico nuclear.

En previsión de más desaguisados de los neonazis tibiamente el parlamento ordenó la incautación de armas de las hordas fascistas, tras un prologando tiroteo que la policía sostuvo con militantes del Svoboda en las cercanías del hotel Dnipro en Kiev ; cuartel general de ese partido.
Ya informamos que la semana pasado fue ejecutado uno de los dirigentes más violentos del fascismo ucraniano Alexánder Muzychko líder del Pravy Sektor en Rovno una ciudad del oeste del país. Mientras el jueves por la noche, otro conocido neonazi miembro del partido Svoboda, Vasili Sergiyenko, fue secuestrado en su casa en la provincia Cherkassk para horas después ser encontrado en un bosque cercano, muerto y con signo de torturas. Lo que daría sospechas a una devolución de favores entre ambas organizaciones o que alguien ha iniciado un plan de aniquilamiento de los elementos más impresentables de la ultra derecha.

Como cualquier versión del fascismo a los ucranianos no le faltan grandes dosis de xenofobias, racismo y un irracional nacionalismo. Por esta razón, todos los ciudadanos ucranianos de origen rusos están alertados de que son pasibles de purgas y castigos al igual que los 360 000 judíos que viven en el país,

Los niveles de preocupación por una inminente ola de progroms, ha hecho que el gran rabino de Ucrania, Moshe Reuven Azman, aconseje a sus fieles a preparase para no solo abandonar Kiev, sino el país. El gran rabino, ya ha cerrado las escuelas de la comunidad en Kiev, mientras la embajada de Israel ha pedido a los judíos que eviten abandonar sus hogares. Al tiempo se han comenzado a denunciar ataques antisemitas a ciudadanos y tiendas.

Las paradojas de la realpolitik han hecho que para la caída del gobierno de Yanukovich trabajasen juntos neofascistas, yihadista y agentes del Mossad entre otras “glorias” de la desestabilización.

Crimea y siguen las firmas.

El primer acto altamente simbólico del nuevo régimen ucraniano fue la abolición de la ley sobre las lenguas regionales, que protegía los derechos elementales de los ucranianos de origen ruso y de la población rusoparlante, mayoritarias en Ucrania. Ahora Volodimir Yavorivsky neonazi y rusófobo confeso, que preside la comisión encargada de crear una nueva ley sobre las lenguas, junto a la « pedagoga » Irina Farion, ministra de Educación, quién amenazó con deportar al este a los niños que persistan en conservar su nombre de pila ruso.

La rusofobia una de las primeras banderas que agitaron los golpistas de Kiev, y provocó la ya conocida escisión de Crimea que acaba de pasar a formar parte de la Federación de Rusia, pero desde anoche el mundo descubre que la tensión se intensifica en el este de Ucrania y en las principales ciudades de la región como la metalúrgica Donetsk, cuna del derrocado Yanukovich y Jarkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, han sido tomados edificios gubernamentales por ciudadanos que reclaman, al igual que en Crimea, referéndums de para anexarse a Rusia.

Como era de esperar el ministro del Interior, ucraniano Arsen Avakov, aseguró que la policía podría restaurar el orden en las ciudades sin recurrir a la violencia y acuso a Moscú de estar detrás de las protestas.
Es muy difícil pensar que a partir de estos nuevos hechos Rusia permanezca inactiva y no vaya a proceder como lo hizo en el caso crimeo.
Tanto los neonazis, como los neoliberales de Kiev, estarán esperando algún guiño de Washington que les indique como proceder con el gran oso ruso, que parece, despertó con hambre.

Guadi Calvo para Hamartia.

Hamartia. Buenos Aires, 7 de abril de 2014.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id