recherche

Accueil > Empire et Résistance > Banques > Proyecto de una banca regional con el desembarco del macro Bansud en el (...)

14 octobre 2004

Proyecto de una banca regional con el desembarco del macro Bansud en el banco Suquia

 

Por Página 12
Buenos Aires, 13 de octubre del 2004

Jorge Brito asegura que, después de adquirir el Suquía, ya no está interesado en ningún otro banco. Aunque, eso sí, afirma que estudiará cada oportunidad que le ofrezcan. Después de la devaluación, la expansión de los bancos de capital nacional fue notable ante el retiro de varios grupos extranjeros. En ese contexto, el Macro Bansud comandado por Brito se convirtió en el grupo financiero argentino más importante.

El pase de manos del Suquía es una expresión más de la retirada de la banca extranjera. Durante la segunda parte de la década pasada perteneció al grupo francés Credit Agricole, que abandonó sus negocios en la Argentina de una forma desordenada en mayo de 2002. El Macro Bansud se quedó con el Suquía luego de una licitación organizada por el Banco Nación, que administró la entidad durante los últimos dos años. Hasta antes del pase al Credit, el Suquía perteneció al cordobés Grupo Roggio. Los otros dos bancos que poseían los franceses, el Bisel y el Bersa, aún permanecen bajo la órbita del Nación.

Brito aseguró, en diálogo con Página/12, que con la compra del Suquía el grupo que maneja ya cuenta con negocios en las zonas norte, sur y centro del país. En el norte con las sucursales del Macro y los bancos provinciales en Misiones, Salta y Jujuy ; en el sur con las oficinas del Bansud y, ahora, en el centro con la compra del Suquía. "Nuestro proyecto es de una banca regional, con cobertura en las principales regiones productivas", afirmó el banquero a este diario.

Casi en simultáneo con la compra del Suquía, operación que tuvo un costo de 288 millones de pesos, el Macro Bansud acordó la adquisición del 51 % del Banco Privado de Inversiones, de la familia Estrada, que tiene su negocio más importante en la emisión de tarjetas de crédito en la Capital y el Gran Buenos Aires.

No obstante, una de las particularidades del grupo es que dos de cada tres sucursales encuentran fuera de la Capital y el GBA. "Hacemos al revés de los demás bancos. Nosotros apostamos por las economías regionales porque ése es el futuro de la Argentina", comentó Brito. "Nosotros confiamos en las pequeñas y medianas empresas y por eso les prestamos", añadió.

De acuerdo con las estimaciones del banquero, el grupo finalizará este año con una duplicación de los préstamos otorgados. Ya el año pasado su nivel de créditos se había incrementado un 40 por ciento. "El 80 por ciento de las líneas son a más de tres años de plazo", contó. Los sectores más activos son el agropecuario ("piden fondos para comprar maquinaria y equipos de riego, por ejemplo"), el de la construcción y las empresas que ganan licitaciones para la realización de obras públicas. Otro rubro demandante de créditos es el del transporte para pasajeros de larga distancia y el de camiones. "No sé cómo sobrevive el resto, pero nosotros sólo ganamos dinero si otorgamos préstamos. Por eso somos muy activos", definió Brito.

Brito mantendrá la marca Suquía, "porque en Córdoba es sinónimo de excelencia", y funcionará con una estructura independiente del resto del holding. Brito aseguró que los 5 mil empleados del grupo mantendrán sus puestos de trabajo.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id