recherche

Accueil > Argentine > Persecución de la oposición en Argentina

15 février 2018

Persecución de la oposición en Argentina

« Sólo puede desestabilizarlos su plan económico »

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Zaffaroni desmintió que sus dichos sobre el Gobierno sean golpistas y ratificó que seguirá en la CIDH. El ex juez de la Corte Suprema se defendió tras el ataque del oficialismo y consideró “insólito” el intento del Gobierno por desplazarlo de la Corte Interamericana. Ayer recibió el apoyo de juristas de todo el continente.

El juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos Raúl Zaffaroni desmintió ayer que sus observaciones sobre el futuro del gobierno nacional tengan un tono golpista y afirmó que es « insólito » el intento del oficialismo de desplazarlo de la Corte IDH. « Solamente me limito a advertir un riesgo, que veo en el plano económico y que puede trascender al plano social. Lo que quiero precisamente es evitar el desastre », sostuvo el jurista. Además de recibir el respaldo de juristas de todo el mundo, Zaffaroni confirmó que no renunciará a la Corte IDH.

« Siempre hablo en un sentido constitucional », explicó Zaffaroni, durante una entrevista con « A los botes », por FM Futurock, y agregó que « es imposible en Argentina dar un golpe de Estado, es absurdo. No hay ninguna fuerza política que pueda desestabilizar al Gobierno ». El juez afirmó que « lo único que puede desestabilizar al Gobierno es su propio programa económico, ése es el problema ». Sobre el panorama económico, ante el incremento de la deuda, el ex ministro de la Corte Suprema afirmó : « Estamos en un compromiso de un porcentaje del producto bruto que se aproxima al de 2001 ».

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó ayer que Zaffaroni « debería dejar su cargo » en la Corte IDH y anunció que en los próximos días hará una nueva presentación ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para que se lo aparte del tribunal. « No les basta con interferir en la Justicia nacional ahora tienen que interferir en la Justicia internacional » retrucó Zaffaroni.

Para el diputado Leopoldo Moreau, « los ataques de los grupos mediáticos y del Gobierno a Zaffaroni forman parte de los intentos de fabricar un ‘enemigo’ interno que sirva para justificar la persecución y tapar la discusión sobre el fracaso estrepitoso de la política económica ». El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández afirmó que la causa contra Zaffaroni es un « mamarracho », y citó la normativa nacional e internacional según la cual « la conducta de un juez de la CIDH sólo puede ser investigada por la Corte Suprema ».

Además, Zaffaroni recibió ayer el respaldo de la Asociación Americana de Juristas que destacó que la supuesta polémica se basa en dichos « sacados de contexto » y agregó que « la independencia e imparcialidad de los jueces y las juezas no implica que carezcan de opinión política ». La entidad convocó « a todas las organizaciones de derechos humanos y a las entidades que agrupan a jueces, funcionarios del ministerio público, abogados y profesores de Derecho » a que se expresen en esa línea.

Otros juristas de todo el mundo también expresaron su apoyo al juez. En el marco del Congreso Internacional de Derecho Penal y Política Criminal desarrollado en México la semana pasada se destacó a Zaffaroni con un Doctorado Honoris Causa, distinción que el juez ya recibió en más de 30 ocasiones por parte de diversas universidades y entidades. Los juristas destacaron a Zaffaroni « por su imparable lucha por proteger a las personas discriminadas por su raza, etnia, extracción social, discapacidad, sexo u orientación sexual, reafirmando la dignidad que todo ser humano merece como tal ». Asimismo, más de cien juristas y litigantes brasileños expresaron su respaldo en un comunicado y afirmaron que el intento del Gobierno por desplazarlo de la Corte IDH « viola la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) ».

En igual sentido se expresaron los grupos nacionales de la Asociación de Derecho Penal y Criminología de México, República Dominicana, Uruguay, Panamá, Venezuela, Honduras, Guatemala, Brasil, Nicaragua, Chile y Colombia.

Opinar es delito

Efectivos de la Policía Federal ingresaron ayer a Radio Caput, en un intento de allanamiento para exigir una copia de la entrevista realizada el 17 de enero pasado a Raúl Zaffaroni. Tres efectivos de civil amenazaron con romper la puerta y llevar detenido al operador si no se les permitía el ingreso. El acta firmada por el juez Ariel Lijo solicitaba la copia de la entrevista por la que Zaffaroni fue acusado de « apología al crimen ». « No puedo dejar de pensar que es un apriete », afirmó el director de la radio, Juan Martín Ramos Padilla.

Página 12. Buenos Aires, 15 de febrero de 2018

Titulo original : « Sólo puede desestabilizarlos su plan económico »

Répondre à cet article

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id