recherche

Accueil > Les Cousins > Uruguay > ¿Patacón oriental ?

4 septembre 2002

¿Patacón oriental ?

 

El ministro de Economía, Alejandro Atchugarry, admitió que los recursos del Estado uruguayo tocan fondo, con lo que se prevé el aplazamiento de pagos a proveedores en la medida en que no se recaude lo esperado para setiembre, aunque quedarán garantizados los pagos de sueldos y jubilaciones.

EL ESTADO URUGUAYO ESTA EXHAUSTO

Atchugarry confesó además que ante esta coyuntura es inviable proponer nuevos ajustes tributarios, en tanto "la imaginación fiscal está agotada". Según cifras oficiales, en julio la recaudación de impuestos cayó un 13 por ciento, unos 87 millones de dólares, en comparación con el mismo mes de 2001.

Uruguay evitó una debacle total como la de Argentina, pero la crisis sigue erosionando la economía uruguaya. Los recortes estatales alcanzan a tres ministerios y a la Legislatura, mientras que la intendencia de Montevideo debe recurrir a créditos para pagar los sueldos y la cadena de pagos en el sector comercial está interrumpida como consecuencia de la falta de créditos.
Tras el obligado feriado bancario del 30 de julio al 5 de agosto, los cuatro bancos privados más extendidos en el país (Comercial, de Crédito, Montevideo y Caja Obrera) continúan suspendidos por falta de liquidez. "El Estado ha cobrado menos de lo que esperaba ; sin embargo, vamos a cumplir puntualmente con los sueldos y jubilaciones", subrayó Atchugarry, a la vez que admitió que los pagos a los proveedores se harán si aumenta el cobro de impuestos. La decisión oficial de inmediato provocó preocupación para el gremio de los comerciantes y una comisión ya estaba trabajando en el análisis de soluciones, que podrían pasar incluso por el cobro de factura de los proveedores : al no obtener el pago del Estado, optaría por no hacer sus aportes de impuestos.

El país vecino atraviesa una crisis agravada en el sector financiero en los meses recientes, que llevó al gobierno de Jorge Batlle a proyectar una caída de la actividad del 11 por ciento, una inflación del 40 por ciento y una desvalorización del peso del 50 por ciento, mientras el desempleo se mantiene en torno del 16 por ciento.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id