recherche

Accueil > Argentine > Partículas de verdad en una hora de tergiversaciones macristas

4 mars 2016

POLEMICO DISCURSO DE INAUGURACION DE SESIONES DEL CONGRESO

Partículas de verdad en una hora de tergiversaciones macristas

par Emilio Marín*

 

El presidente inauguró las sesiones del Congreso. Su discurso leído de algo más de una hora desató mucha polémica, dentro y fuera del recinto. Su versión maniquea fue que antes estaba todo mal y ahora, prontito, estará todo bien.

Uno de los escasos aspectos positivos que el cronista puede reconocerle al discurso de Mauricio Macri fue su relativa brevedad. En esto, aunque se enojen los kirchneristas, es de la opinión de que en una hora se pueden consignar balances y perspectivas, más si se lee. Las tres horas que solían durar los mensajes cristinistas, rescatables en su contenido, amén de que eran sin papeles, eran excesivas, como las cadenas nacionales.

¿Algo más para rescatar del ingeniero especialista en tender puentes, aunque el martes voló unos cuantos ? Sí, se puede coincidir en que la inflación es un fenómeno en alza y ubicó al país en posiciones poco loables en la tabla mundial. En cuanto a las causas de la misma, lo de Macri fue muy alejado de la verdad.

¿Qué más para rescatar ? Y, se debería apoyar el universalizar las asignaciones a la niñez y devolver el importe del IVA a quienes cobran planes sociales, así como una reforma política para eliminar el voto papel y unificar los calendarios electorales.

La lista incluye un « saludo a la bandera » respecto al 40° aniversario del golpe militar-cívico, que él no mencionó así. Dijo que había que gritar « Nunca más a la violencia institucional y política ». Nunca se vio a Macri en ninguna marcha ni acto de repudio a los aniversarios de aquel acontecimiento tan aciago para la democracia ; tampoco se lo divisó en los numerosos juicios por violaciones a los derechos humanos en los tribunales de Comodoro Py. Su referencia a la « violencia institucional y política » fue un refrito de la teoría de los dos demonios : las fuerzas de tareas del terrorismo de Estado y las agrupaciones guerrilleras.

En cuanto a lo positivo del mensaje, que el lector pare de contar.

Causas de la inflación.

Un capítulo que levantó polvareda en el recinto fue la referencia a que la inflación había sido prácticamente una hechura del gobierno anterior, para su uso político.

Una cosa era decir que Argentina tenía una inflación de 20 por ciento de promedio anual, y era negativo para la población y la economía. Y pudo agregar que las soluciones que intentó el cristinismo no dieron buenos resultados. Esto es así, al punto que el desencanto social con la inflación fue uno de los motivos del cambio de voto de mucha gente.

Pero afirmar que la inflación fue de la autoría gubernamental fue una animalada, a dos puntas. Se acusa a alguien de ser el padre de la criatura, cuando no lo es. Y segundo, y esto es más importante que lo anterior, fue una forma macrista de cubrir a los creadores de la inflación. Ellos son los formadores de precios, 200 grandes empresas de los diferentes rubros, entre ellos alimentos, que moderaron muy parcialmente su apetito con el módico programa de « Precios cuidados » al que Macri bajó el pulgar.

El otro promotor de ese empinamiento fueron y son los exportadores, sojeros, cerealeras, bancos y empresas fondeadas en dólares, que siempre presionaron por la devaluación como una rápida manera de percibir más pesos, o bien fugaron capitales eludiendo todo pago a la AFIP, etc. Incluso lo lograron del gobierno de CFK a principios de 2014, en el orden del 23 por ciento en un día, pese a que la presidenta había advertido que si buscaban una devaluación no contaran con ella.

Fieles al modelo de sus maestros de la UceDe y demás Chicago boy’s, para Macri, Marcos Peña y Alfonso Prat Gay la culpa de la inflación sería de la emisión monetaria y los gastos del Estado. Hay que comprenderlos. El ministro de Economía fue el apoderado de los fondos millonarios evadidos por Amalita de Fortabat en las cuentas del británico HSBC en Ginebra. ¿Cómo se le puede pedir que entienda que ese dólar ilegal que no aporta al fisco y se fuga, con presión devaluatoria, pueda tener algo que ver con la inflación ?

En el tópico, las referencias de Macri fueron doblemente ofensivas, puesto que además de facturar injustamente el problema al gobierno anterior omitió decir una palabra de la inflación que él generó. En los últimos cuatro meses las lecturas de inflación arrojan un promedio del 4 por ciento mensual, impulsado por la devaluación macrista y el viva la pepa de las grandes empresas. De eso no dijo nada el presidente. La suya sería “inercial” o heredada. Un simple reacomodamiento de precios.

De allí el enojo de los legisladores del Frente para la Victoria que le gritaron en ese pasaje del discurso y levantaron sus carteles contra los despidos, recordándole que el país no es su empresa, los negociados de su socio Nicolás Caputo y su primo Calcaterra (Iecsa), etc.
Para el orador interrumpido y su servicial vicepresidenta, esos legisladores debían respetar el voto democrático. Macri debía atenerse a la verdad, cosa que no hizo.

Versión Chicago Boy.

En esa primera mitad del mensaje se tiró con munición gruesa contra el Estado, como sinónimo de despilfarro, ñoquis, corrupción e inseguridad. Fue tan alevosa la crítica que faltó que repitiera el apotegma de José A. Martínez de Hoz : « Achicar el Estado es agrandar la Nación ».

Fue una catarata de críticas al sobredimensionamiento del personal, el excesivo gasto público e impuestos cobrados en exceso (incluso comparó con la década del ’90, que cobraba muchos menos impuestos, según él). El resultado : servicios ultra deficientes, caminos desastrosos, obras paralizadas, falta de conexión aérea, trenes pésimos, etc.

Estaba justificando los miles de despidos en la planta estatal, en el 99 por ciento totalmente injustificados. Algunos funcionarios que ordenaron las cesantías dejaron sus huellas digitales en la escena del crimen, como en el desmantelamiento de la Unidad de Información Financiera (UIF), que investiga los delitos de lavado y fuga de capitales.

Viga en el propio.

Las cesantías masivas no son una ocurrencia de un ministro sino del presidente, que considera que esa planta como ñoquis, militantes y grasa, y como expresiones de corrupción. Justo él viene a mentar la corrupción, con tantas denuncias en su carrera empresarial en Sevel y Correo Argentino, y luego como jefe de gobierno porteño, incluyendo las contrataciones de Fernando Niembro.

Macri habló de que la corrupción mata, por las tragedias de Cromagnón y Once, por cierto lamentables y que con demora han tenido fallos judiciales. Como esos hechos ocurrieron durante el kirchnerismo, merecieron su mención, pero el incendio de Iron Mountain, donde murieron diez servidores públicos, fue borrada.

Saliendo al cruce de ese « olvido », el padre de uno de los bomberos y rescatistas muertos, Rolando Monticelli, pedía firmar una petición. Decía : « A dos años de perder a mi hijo y 9 camaradas en la tragedia de Barracas, aún no hay ningún procesado. Clamo por justicia y castigo a los culpables de lo que no fue un accidente, sino una trampa mortal, preparada y con el visto bueno de los que controlaban la seguridad ambiental en el ámbito del gobierno de la Ciudad ».

Macri ve la paja en el ojo K pero no la viga en el propio. En lo hecho por el adversario no vio nada bueno o medianamente rescatable sino que era Todo Negativo. Un tiempo antes de las elecciones, cuando Rodríguez Larreta ganó angustiosamente el balotaje de la Capital, MM dijo que no tocaría la AUH, Aerolíneas, YPF ni las jubilaciones, admitiendo de algún modo que eran logros para la gente. Ahora, ya en la Rosada, esas conquistas también pueden caer en la picota del ajuste.

Mentiras varias.

También hubo falsificaciones políticas y numéricas, como denunció Federico Bernal en “Cloacas, agua corriente y gas : vergonzoso ‘error’ del Presidente Macri” (fuente Oetec). El autor consultó el informe del Observatorio de la UCA que Macri había citado para denostar lo actuado por el kirchnerismo en esos servicios y descubrió mentiras.

Bernal sostuvo que dicho informe « destaca los avances entre 2010 y 2014 para los servicios domiciliarios por él criticados, lo cual está en perfecta sintonía con las inversiones públicas y las obras realizadas por el plan de infraestructura más ambicioso que recuerde la historia argentina, esto es, el ejecutado entre 2003 y 2015 ».

Las cifras del Informe y las de Macri, son diferentes. Dice Bernal : “las cifras correctas son : 1) sin conexión a la red de agua corriente, 10,8% de población ; 2) sin conexión a la red de gas natural, 25,6% ; y 3) sin conexión a la red cloacal 31,4%. Vale la pena recordar los porcentajes informados por el Presidente : 1) ‘el 13% no tiene agua corriente’ ; 2) ‘más del 40% no tiene conexión a la red de gas’ ; y 3) ‘42% de la población carece de cloacas’.

Podría no ser casual que el furcio de Macri se haya cometido justo en el punto de los « fondos buitres ». Repitió esta parte : « mucho se habló de la negociación con los holdouts, también conocido como buitres, ahora dependerá de este Congreso si terminamos o no de finalizar con este conflicto que lleva 15 años, confío en que va a primar la responsabilidad de la retórica (sic) y que juntos vamos a construir los consensos necesarios ». Muchos legisladores le gritaban que eso ya lo había leído, pero el orador no se daba cuenta. ¿Tan enfrascado está en pagar y pagar a los buitres lo que el juez Griesa diga ?

Emilio Marí­n* para La Arena

La Arena. Santa Rosa, Pcia de La Pampa, Argentina, 3 de marzo de 2016

* Emilio Marí­n Periodista argentino que publica sus columnas semanalmente en el diario La Arena, de Santa Rosa, La Pampa, en forma ininterrumpida desde 1987 a la fecha.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id