recherche

Accueil > Les Cousins > Amérique Centrale et Caraïbes > Panamá en la antesala de un golpe de estado

15 janvier 2016

Panamá en la antesala de un golpe de estado

 

El 11 de octubre de 1968 la CIA organizó un golpe de Estado militar contra el presidente Dr. Arnulfo Arias Madrid, electo por el voto popular. Las razones fueron claras : en primer lugar, se tenía que silenciar el genuino movimiento nacionalista que exigía la abolición de los tratados del canal y que la oligarquía, entretenida en luchas intestinas por el control político del país, no era capaz de frenarlo ; en segundo lugar, se necesitaba fundar en Panamá un Centro Bancario Internacional para lavar el dinero del narcotráfico, lo que se logró en las conversaciones entre los militares y Rockefeller ; y en tercer lugar, se necesitaba asegurar el tránsito de la droga por Panamá. Cuando Omar Torrijos Herrerase percató del verdadero significado de los tratados Torrijos/Carter dijo : « estamos bajo el paraguas protector del Pentágono ». El 31 de julio de 1981 fue asesinado por la CIA en la operación « Halcón en Vuelo » [1] .

En 1968 Panamá vivía una crisis política ; ahora, además, se vive una económica y social. Como Panamá es un protectorado de los EEUU, el Imperio se preocupa mucho por su estabilidad. Un cambio de rumbo no dirigidos por ellos puede originar otra invasión. Vemos a diario protestas callejeras como no se habían visto antes. El encarecimiento del nivel de vida, la ausencia de agua, el aumento de la criminalidad, la crisis del transporte, la justicia selectiva, la instalación de hidroeléctricas, etc. Esto se profundiza por la gran incapacidad del Presidente Juan Carlos Varela. A esto hay que agregar la proliferación de pandillas vinculadas al tráfico de drogas, lo que no se veía durante la época de Noriega porque era él quien lo controlaba todo. Los EEUU necesitan que se regrese a ese control único. La creación por ellos del Sistema Nacional de Fronteras, un ejército dirigido por el Pentágono, no es suficiente, y Panamá es la vía más importante para el trasiego de la droga procedente del Sur y con destino a los EEUU. Basta recordar que el narcotráfico le inyecta al capital financiero internacional más de 950 mil millones de dólares al año, lo que significa que de abolirse esa actividad el capitalismo sufrirá un enorme revés.

Con la reelección del Presídete de la Corte Suprema de Justica, licenciado Ayú Prado, por ordenes directas del Presidente Varela, se nos abren muchas interrogantes, ya que ese magistrado fue la mano derecha del expresidente Ricardo Martinelli Berrocal para las actividades ilícitas. Como Martinelli Berrocal tiene pendiente una orden de extradición, por estar acusado de intervenir en la conversaciones de los opositores, ¿será que los EEUU lo van a mandar a Panamá y la Corte Suprema de Justicia lo va declarar inocente ? Y como solo se puede solicitar una sola orden de extradición, se le liberará de las demás actividades ilícitas. De ser esto cierto, las protestas sociales se van a incrementar, lo que va a servir de pretexto para otro golpe militar, lo que tendría dos objetivos claros : reprimir al pueblo y asegurar el tránsito de la droga por Panamá. De no producirse la extradición significa que tanto el gobierno panameño como los EEUU lo están protegiendo ; pero esto no va disminuir las protestas, lo que indica que miremos por el lado que queremos estamos en la antesala de un nuevo golpe de Estado por las razones aquí enunciadas.

Rebelión, 15 de enero de 2016.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Notes

[1Torrijos murió en un accidente aviatorio, cuando la aeronave DeHavilland Twin Otter (DHC-6) de la Fuerza Aérea Panameña, se estrelló el viernes 31 de julio de 1981. La aeronave desapareció de las pantallas de radar durante condiciones climáticas extremas, pero debido a la limitada cobertura del radar panameño, la aeronave no fue reportada perdida por cerca de 24 horas. El sitio de impacto fue localizado varios días después, y el cuerpo de Torrijos fue recuperado por un comando de fuerzas especiales en los primeros días de de agosto. Fue sepultado en el cementerio Amador, en un funeral de Estado ; sus restos mortales fueron luego trasladados a un mausoleo, en la entrada de la antigua Zona del Canal.
Mausoleo de Omar Torrijos en Amador, cerca de la ciudad de Panamá.

La muerte de Torrijos generó cargos de magnicidio. John Perkins relató en su libro « Confesiones de un sicario económico » que la muerte de Torrijos no fue accidental. Según Perkins, Torrijos fue asesinado por la agencia de Inteligencia norteamericana (CIA) quienes se oponían a las negociaciones entre Torrijos y un grupo de empresarios japoneses liderados por Shigeo Nagano que proponían la construcción de un canal a nivel por Panamá. Sin embargo, los documentos relacionados con el accidente desaparecieron durante la invasión de Panamá por los EEUU en 1989. En audiencias previas al juicio de Manuel Antonio Noriega, en Miami en mayo de 1991, el abogado de Noriega, Frank Rubino, dijo : « El general Noriega tiene en su poder documentos que demuestran los atentados sufridos por él y Torrijos, todo orquestado por agencias del Gobierno de Estados Unidos ». Los documentos no fueron aceptados como evidencia en el tribunal debido a que el juez concordó con el Gobierno estadounidense en que la mención pública de dichos documentos violaría el acta pública de procedimientos sobre información clasificada. Torrijos murió poco después de la instalaciónRonald Reagan como presidente de Estados Unidos y justo tres meses después de que el presidente ecuatoriano Jaime Roldós Aguilera muriera en circunstancias similares. Wikipedia

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id