recherche

Accueil > Les Cousins > Paraguay > Operación político-militar, guerra abierta y encubierta del gobierno (...)

23 novembre 2015

Operación político-militar, guerra abierta y encubierta del gobierno paraguayo y el Comando Sur de los EE.UU

« Instructor Zero » y la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC)

par Del Rosario Ignacio Denis *

 

« La construcción de un imperio, en particular, un imperio capitalista a principios del siglo XXI, requiere de una elaborada arquitectura militar para poder expandir, proteger y consolidar los grandes intereses económicos esenciales para los imperios modernos, razón por la cual el aparato militar estadounidense creció enormemente durante la última década. »

James Petras

Sembrar y abonar guerras y conflictos se realiza para cosechar inestabilidad, terror, muerte, violación de los derechos económicos, sociales y culturales acentuando la destrucción de la humanidad y la Madre Tierra. En el siglo XXI, Europa y Estados Unidos cosechan este caos de manera exponencial declarándose en estado de excepción global por el llamado « Estado Islámico » [que no tiene nada de un Estado] ; la pregunta que muchos analistas se hacen es quién financió, quién promovió la guerra en Irak, Afganistán, Libia, Siria, Túnez, Franja de Gaza, citando solo algunos, qué tipo de industria armamentística se utilizan en estos conflictos, todo el equipo logístico quién lo suministra, incluidos los mercenarios. Estas contradicciones antagónicas se agudizan en este tiempo histórico y desnudan los rostros interesados de quienes promueven la guerra y el terror utilizando solo como escudo y matriz mediática la lucha contra el terrorismo, la lucha por la paz, la violación de los derechos humanos o la ayuda humanitaria, las armas de destrucción masiva, la lucha contra las drogas : son simples palabras para justificar el negocio del lobby imperial.

La extensión del Plan Colombia en Paraguay es un proyecto de vieja data que se va sembrando en la región nuestramericana, quebrantando permanentemente una zona de paz con justicia social para el continente. Diferentes gobiernos abonaron este proyecto guerrerista de ocupación militar estadounidense ; cada vez sus operaciones encubiertas son más abiertas, tanto en la complicidad como en la impunidad desde el Estado paraguayo ; igualmente, se tornarán cada vez más cruentas las incursiones de unos y otros, alimentando de este modo la espiral de violencia, terror, violación de los derechos humanos, especialmente contra la población civil. Esto crea inestabilidad a cualquier vida comunitaria en los territorios en disputa, el gobierno intenta justificar y encubrir sus acciones esgrimiendo como sentido común la inseguridad, la necesidad de actuar sobre supuestas situaciones inhumanas, antisociales, pero igual cometiendo crímenes de lesa humanidad y en total impunidad. Esta práctica de guerra sucia es cada vez más peligroso y dejan muchas opiniones muy confusas : por un lado los reclamos de las organizaciones sociales, organismo de derechos humanos, algunos actores políticos, como la posición de la senadora del Partido Democrático Progresista, Desirée Massi refiriéndose su preocupación a este « Instructor Zero », igual quedan avasallados, satanizados y cercenados por la matriz mediática de grandes medios de comunicación, dejando una impotencia en los hechos y planes en marcha.

En relación al « Instructor Zero » y su apoyo político-militar con la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), lejos de ser un simple demente o una payasada, es nada más y nada menos el encargado de las operaciones de guerras abiertas y las encubiertas, es llevar adelante el manual del ejército estadounidense FM 10020 (« Low Intensity Conflict »). Esta doctrina de los Estados Unidos es del año 1981 y se vienen mutando con la llamada guerra híbrida, es una lucha político-militar limitada con fines políticos, sociales, económicos o psicológicos. Este tipo de cooperación suele ser prolongada y se implementa utilizando desde las presiones diplomáticas, económicas y psicosociales hasta el terrorismo y la insurgencia (combinando operaciones de baja visibilidad o clandestinas, de evasión y escape, de sabotaje, etc.). Existen investigaciones muy acabadas en el caso paraguayo y de las intenciones del Comando Sur con la instalación del « Centro de Operaciones de Emergencias (COE) », Base militares Norteamericana en San Pedro, igualmente en el Chaco paraguayo, el Plan UMBRAL, ejercicios militares conjuntos permanentes : todo es para controlar recursos estratégicos imponiendo la fuerza militar en territorio específico, es por el agua dulce (Acuífero Guaraní), concesiones mineras etc.
El comandante de la Fuerzas Militares, Gral. Luis Garcete, sostuvo que Yeco Biccelli, autodenominado el « Instructor Zero », cuenta con una extensa trayectoria al servicio de varios ejércitos alrededor del mundo : « Es un profesional que ofrece sus servicios de manera individual y es conocido internacionalmente ; sirvió en Afganistán (...) Él mismo se ofreció a la Fuerza de Tarea Conjunta de forma totalmente gratuita ». Sería una ignorancia y estupidez centrar el debate del precio económico de un mercenario, es en lo político y militar y en la soberanía de un país, es el costo social y humano que puede significar la guerra de ocupación con un mercenario que nadie conoce, es como el nuevo « Rambo » que viene a estimular y levantar el espíritu moral para matar ; según Garcete fue una autorización del propio presidente Horacio Cartes, sin embargo el presidente afirman haberse informado hace dos días en un video que lo mostro su hijas, el ministro del Interior Francisco de Vargas, igualmente dijo no saber nada ni del curso impartido « en la jungla paraguaya » ni del hombre en cuestión : Yecco Biccellí.

Estas afirmaciones resumen la guerra abierta y encubierta del gobierno paraguayo y el Comando Sur de los EE.UU que buscan mutar varios actores bélicos para la « acumulación por desposesión » en los territorios poblados por comunidades, existe una guerra abierta y permanente de grandes medios de manipulación para instalar en el censo común la creación de la imagen de un enemigo deshumanizado peligroso, criminal, la narco-guerrilla ACA, EPP, los « Justicieros sin frontera » entre otros, según los medios privados y actores políticos vinculados a este plan, estos grupos tienen una presencia y vinculación de territorios, igualmente desde su inicio se mezclan y vinculan con sectores progresistas o líderes populares, principalmente campesinos, sin ninguna prueba se afirman como los protectores, muchos son imputados, encarcelados sin pruebas y otros asesinados. En este proceso de siembra y mutaciones de conflictos bélicos fallecieron policías, líderes campesinos, supuestos guerrilleros, militares, capos del narco, políticos, todos en total impunidad pero dejando un terror y confusión a la población.

Esta operación encubierta desde su inicio busca demostrar una ineficacia policial y falta de preparación ; existe una necesidad de que las Fuerzas Armadas luchen contra el terrorismo. Con todo este discurso y presión diplomática, económica y psicosocial desde el imperio, Fernando Lugo aprobó la Ley Antiterrorista y la cooperación militar con Colombia renaciendo la vieja Escuela de las Américas que estaba en Panamá. Hoy Horacio Cartes profundiza el proceso justificando la aprobación del proyecto de ley que modifica los artículos 2º, 3º y 56° de la Ley Nº 1337/99 de Defensa Nacional y Seguridad Interna ; el 23 de agosto del 2013 creó la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) con un alto presupuesto militar. Por ser una guerra híbrida irregular del imperialismo es necesario decir y exigir la ausencia del Estado o su capacidad militar y logística para poner el orden y la seguridad, lo cual solo es posible con la ayuda externa respondiendo con dureza desde la secreta Fuerza Delta, la unidad militar 169 de la Fuerza Aérea (Cazadores Nocturnos) y organismos paramilitares bajo el control de la CIA, como lo es este llamado « Instructor Zero ». Es decir, tratan de encubrir la nueva naturaleza de la guerra tras formas fantasmagóricamente humanitarias, dando resultados significativos en su operación militar mercenaria encubierta secreta, pero defendida desde una abierta impunidad por parte de los poderes del Estado.

« Instructor Zero » solo es una parte de los mecanismos psicológicos importantes de la estrategia en las modalidades no convencionales de la guerra irregular de los Estados Unidos, en especial la llamada Guerra de Baja Intensidad (GBI), que utilizan unidades de combate más pequeñas ; el aumento de la capacidad de movilización local ; programas de contenido no militar para manejar, relacionarse y utilizar los medios de comunicación ; los medios de prensa escritos, radio, televisión y orientados a generar una imagen de legitimidad de las acciones emprendidas, redefinición de los sistemas de inteligencia reorientando el papel de las fuerzas de seguridad no militares ; es un comando unificado destinado a la realización de operaciones especiales y está establecida como una corporación de la Guerra de Baja Intensidad (GBI) dentro del National Security Council (NSC).

Mientras se sigan encontrando cadáveres en fosas comunes en Paraguay de las épocas del llamado Plan Cóndor en la dictadura de Alfredo Stroessner, sus nietos, amigos y discípulos con el mismo Cóndor cambian de plumaje afinando cada vez más sus garras, esta vez con careta de democracia pero ejerciendo el mismo terror, miedo a la población, es para seguir con el mismo saqueo de los recursos naturales existentes, son los bienes más preciados para las multinacionales y desconocen abiertamente toda las soberanías nacionales.

Del Rosario Ignacio Denis para Batalla de Ideas

Batalla de Ideas. Paraguay, 23 de noviembre de 2015.

* Del Rosario Ignacio Denis Ingeniero Agroecologico graduado en el Instituto Latinoamericano de Agroecologia Paulo Freire (IALA). Twitter : @yiyoparaguay. Blog : « Batalles de Idéa ».

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id