recherche

Accueil > Empire et Résistance > BRICS > Brésil > Lista de paises a derribar : La demolición de la « B » del BRICS

18 juin 2016

Lista de paises a derribar : La demolición de la « B » del BRICS

par Pepe Escobar *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Les enjeux ne pourraient être plus élevés. Non seulement l’avenir des BRICS, mais l’avenir d’un nouveau monde multipolaire est dans la balance. Et tout dépend de cLos desafíos no podrían ser mayores. No solamente el porvenir de los BRICS sino el advenimiento del porvenir de un nuevo mundo multipolar, están en juego. Y todo depende de lo que pasará en Brasil en los meses próximos.e qui se passera au Brésil au cours des prochains mois.

Comencemos por la kafkiana agitación interna, El golpe de Estado contra la presidente Dilma Rousseff constituye un sin igual regalo multimedia, en el tragicómico teatro de la política ópera bufa que continúa. Y sirve también como ejemplo para el estudio en la escuela de la guerra de la información convertida en estratégico instrumento del control político.

Una sucesión de asombrosas escuchas telefónicas ha demostrado que los sectores clave del ejército brasileño, como también algunos jueces de la corte suprema, han legitimado el golpe de estado contra una presidente que durante dos años protegió las investigaciones sobre corrupción Car Wash. Hasta los medios occidentales se han visto obligados a admitir que Dilma no ha robado nada sino que por el contrario, ha sido acusada por una banda de ladrones. El orden del día : sofocar la investigación sobre Car Wash que puede mandar presos a muchos de ellos.

Las escuchas han develado además una carnicería fratricida, terriblemente viciada entre las élites brasileñas – periféricas y el gran público. Las periferias, han sido esencialmente utilizadas en el congreso como chivos emisarios para hacer el trabajo sucio. Pero ahora podrían convertirse en un cuco para el gobierno interino, ilegítimo e impopular de Michel Temer, dirigido por un grupo de políticos del PMBD corruptos hasta el tuétano, un partido heredero del único grupo de oposición tolerado entre los años 1960-80 por la dictadura militar.

Les presento al canciller vasallo

Un intrigante actor de la estafa en curso, del golpeachment (golpe de estado por destitución) es el ministro interino de Relaciones exteriores, el senador José Serra del partido PSDB, de los socialdemócratas convertidos en enloquecidos neoliberales. En oportunidad de la elección presidencial del 2002 – que perdiera frente a Lula – Serra había tratado de desembarazarse ya de las oligarquías brasileñas periféricas.

Pero ahora desempeña, sin embargo, otro papel – perfectamente ubicado, no solamente en relación a la política exterior brasileña, retrogradada a la época del golpe de Estado militar de 1964 sino como hombre de Washington en el seno de la pandilla del golpe de Estado.

El mayor aliado del Excepcionalistán [USA] en Brasil es la oligarquía de San Pablo el estado más rico del país y capital financiera de América Latina. Será de las pandillas de esta crema de la crema del Brasil, de la que podrá surgir un salvador nacional.

Una vez olvidadas las periferias serán permitidos todos los golpes para criminalizar – y meter presos – a un conjunto de dirigentes de la izquierda, Lula incluido, y contraponerle una elección, legitimada por un juez corrupto de la Corte suprema, Gilmar Mendes, un lacayo del PSDB.
Todo depende de lo que pasará en los próximos dos meses. El procurador general solicitó finalmente a la Corte suprema encarcelar a los tres primeros « periféricos » que se hallan acusados de haberte complotado para hacer descarrilar la investigación Car Wash una red jurídica, política y policial extremadamente compleja integrada por miles de círculos concéntricos.

Esperando la sentencia definitiva de la destitución de Dilma en el Senado que deber[a ser presentada el 16 de agosto, once días después del comienzo de los Juegos Olímpicos. Los complotados han padecido un duro golpe al tratar de acelerar ferozmente el procedimiento. En este momento la salida es incierta, luego de las huidas algunos senadores se encuentran dudando en la medida en que las huidas implican incluso personalmente a Temer. Este último es un líder sin ninguna credibilidad, un ladrón corrupto hasta los huesos. Que ha ha sido el centro de varias investigaciones sobre corrupción y al que le acaban de prohibir la participación política en los ocho próximos anos.

El monopolio brasileño de los medios destinados al gran público que detentan cinco familias – popularmente llamado PIG, acrónimo brasileño de Medios Pro Golpe de Estado – ha cambiado su as de espadas ; olvidando su ubicación anti-izquierdista está atacando actualmente a ciertos miembros selectos del clan Temer.

Según la Constitución si la presidencia y la vicepresidencia quedan vacantes durante los dos primeros años de un período dado, corresponde al Congreso nombrar un nuevo presidente.

Ello implica dos posibles escenarios. Si Dilma no es acusada, es probable que ella pida nuevas elecciones presidenciales antes de fin de año.

Si fuera destituida, el PIG (medios de la oligarquía) tolerará interinamente el conjunto de ladrones del clan Temer como máximo hasta enero de 2017. La próxima será en la que Serra y el líder casi encarcelado del Senado, Renan Calheiros, están haciendo campaña : la terminación de las elecciones presidenciales directas y el debut del parlamentarismo al estilo brasileño.

El hombre mejor ubicado para convertirse en el salvador nacional en tal caso es el antiguo presidente Fernando Henrique Cardoso – elegantemente llamado Príncipe de la sociología, un gran promotor en los años 60 y a comienzos de los 70 de la teoría de la dependencia metamorfoseado luego en ávido neoliberal. Cardoso es un compañero muy allegado a Bill Clinton y a Tony Blair. El eje Washington-Wall Street lo adora. Cardoso sería el especialmente elegido por la jauría de hienas del Congreso que obtuvo la puesta en marcha de la acusación contra Dilma el pasado 17 de abril.

El núcleo duro del golpeachment incluye mucho más que las élites brasileñas periféricas, está compuesto por un partido político (PSDB) por el imperio de los medios Globo, por la policía federal (muy a gusto con la compañía del FBI) por el ministerio del interior, por la mayor parte de la Corte Suprema y por algunos sectores del ejército. Solamente el eje Washington/Wall Street tiene los medios y el necesario atractivo como para organizar a todos estos jugadores – mediante dinero contante y sonante, con chantajes o promesas de éxito.

Y todo eso en consonancia con cuestiones importantes que han quedado son respuestas, relacionadas con recientes escuchas telefónicas. ¿Quién ha registrado las conversaciones ? ¿Quién las ha denunciado ? ¿Por qué ahora ? ¿Quién saca provecho de una nación sumergida en el caos total económico, jurídico, político con prácticamente las instituciones totalmente desacreditadas ?

Neoliberalismo o caos

Hubo una época en la que Washington podía fomentar, con total impunidad un golpe de Estado militar, antiguo estilo practicado en su patio trasero – como en Brasil en 1964. O en Chile en ocasión del primer 9/11 en 1973 como se ve en las revelaciones del cineasta chileno Patricio Guzmán en un emotivo documental sobre Salvador Allende.

La historia se repite ahora, de modo previsible, como una farsa dado que el golpe de estado de 2016 ha transformado al Brasil – la séptima mayor economía del mundo en un importante actor mundial del hemisferio sur – en Honduras o en Paraguay (donde han tenido éxito los golpes de estado de los EEUU).

He demostrado como el golpe de Estado en Brasil es una operación de guerra híbrida extremadamente sofisticada, que va mucho más allá de una guerra no convencional (UW) de una guerra de 4ª generación (G4G), de una revolución de los colores y de la R2P (Responsabilidad de Proteger) todo un camino hacia el sumun de la toma suave del poder, un golpe de estado mediático, político, financiero y judicial desarrollado lentamente. Un espléndido golpe de estado, protegido por el aparato de las instituciones democráticas.

El neoliberalismo bien pudo haber fracasado según las conclusiones del Centro de Investigaciones del FMI pero su cadáver estorba aún en todo el planeta. El neoliberalismo no es solo un modelo económico, se inmiscuye también subrepticiamente en el reino de lo jurídico. Por consiguiente según otra faz perversa de la doctrina del shock, el neoliberalismo no puede producirlo sin un marco jurídico.

Cuando las atribuciones constitucionales son reorientadas hacia el Congreso que mantiene al Ejecutivo bajo su control, generando una cultura de la corrupción política, entonces la política queda subordinada a la economía. Las empresas se comprometen al financiamiento de las campañas electorales y compran a los políticos para poder influenciar luego a su vez a los poderes políticos elegidos.

Es así como funciona Washington. Y es también la clave para comprender el papel del anterior jefe de la cámara baja brasileña Eduardo Cunha. Procedió a la financiación de su campaña extorsionando al mismo congreso, en el que controla a decenas de políticos haciéndolos beneficiándolos con contratos proverbialmente jugosos.

Los tres lacayos en la que he llamado provisoriamente República bananera de los crápulas son Cunha,Calheiros y Temer.

Temer es una simple marioneta mientras que Cunha es una especie de Primer ministro en las sombras, que dirige el espectáculo. Pero no por mucho tiempo. Ya ha sido suspendido de su cargo de presidente del Congreso. Ya ha embolsado millones de dólares en coimas de grandes contratos y escondido el botín en cuentas secretas en Suiza. Solo es ahora cuestión de tiempo antes de que la Corte suprema tenga los cojones – aún no ha llegado – de mandarlo a la cárcel.

OTAN, todo el espectro contra los BRICS

Todo esto nos lleva de nuevo al Gran panorama, mientras en paralelo avanzamos junto al análisis de Rafael Bautista que, en La Paz, Bolivia encabeza un grupo de estudio sobre descolonización. Es uno de los mejores y más brillantes analistas de América del Sur, consciente del hecho de que lo que suceda en Brasil, condicionará no solo el porvenir de América Latina sino de todo el hemisferio sur.

El proyecto de Excepcionalizar [usamericanizar] el Brasil no es nada menos que la imposición de una doctrina Monroe remezclada. El principal objetivo de la restauración neoliberal es quitar de los BRICS a América del Sur – es decir separarla de la asociación estratégica sino-rusa.

Es una pequeña y oportuna ventana luego de tantos años pasados dentro de la continuidad Bush-Obama, en la que Washington se hallaba obsesionado por la región MENA ( Medio Oriente/Africa del Norte) también llamada el Gran Medio Oriente. Ahora América del Sur ha vuelto a ocupar un papel de primer plano en la geopolítica (blanda) del teatro de la guerra. Desembarazarse de Dilma, Lula, del partido de los trabajadores, por los medios al alcance no es más que el comienzo.

Volvemos siempre a lo mismo, definir la guerra del siglo XXI : la OTAN contra los BRICS, contra la Organización para la cooperación de Shangai (OCS) y finalmente contra la asociación estratégica sino-rusa. Aplastar al B del BRICS incluye el bonus de quebrar al Mercosur (mercado común suramericano), la UNASUR (Unión política de las naciones suramericanas), el ALBA (Alianza bolivariana), el conjunto de la integración suramericana junto a los principales emergentes mundiales del sur como Irán.

La desestabilización en curso de Sirirak concuerda con el Imperio del Caos, cuando no existe la integración regional, la única posibilidad consiste en la balcanización. Sin embargo Rusia les ha demostrado a los planificadores de Washington que no pueden ganar la guerra en Siria desde que Irán ha demostrado, luego del acuerdo nuclear que no se convertirá en un vasallo de Washington. Por lo tanto el Imperio del Caos debería ocuparse de asegurar su propio patio trasero, América del Sur.

Un nuevo marco geopolítico debería formar parte del planteo. He aquí adonde entra en juego el concepto de América del Sur, apoyado por el Consejo de Relaciones Internacionales y puesto a punto en lo esencial por la antigua superestrella del shock en Irak, Richard Petraeus y el viejo capo del Banco Mundial Bob Zoellick, actualmente parte de Goldman Sachs. Llámenlo la mini crema del Excepcionalistan.

No lo escucharán publicado pero el concepto Petraeus/Zoellick para América del Sur, supone un cambio de régimen que incluye a Venezuela. El Caribe es considerado como un Mare Nostrum, un lago de los EEUU. El concepto Norte América constituye una ofensiva estratégica.

Incluye el control de la enorme riqueza petrolera y acuífera del Orinoco y de la Amazonía, algo que garantizaría eternamente la preeminencia del Excepcionalistan fronteras al sur.

El Caribe es ya un logro cumplido. Después de todo Washington controla el NAFTA. América del Sur es un bocado más difícil de deglutir, un tanto polarizada entre lo que queda del ALBA y la Alianza del Pacífico dirigida por los EEUU. Con Brasil volviendo a la vulgata neoliberal se termina la promoción de la integración regional El Mercosur será finalmente absorbido por la Alianza del Pacífico , sobre todo con un hombre como Serra encabezando la diplomacia brasileña. Por lo tanto en el plano político América del Sur debe ser totalmente eliminada a cualquier precio.

Lo que queda de América del Sur sería su presencia – como un actor marginal que forme parte de la Alianza del Pacífico bajo el control de los EEUU – en los acuerdos comerciales de la OTAN : el TIP y el TTIP. El pivote hacia Asia – en el que el TTP es el brazo comercial armado – es la manifestación de la doctrina Obama para el confinamiento de Chima, no solamente en Asia, sino también en todo el Asia-Pacífico. De modo que resulta natural que la China – socio comercial número uno del Brasil – sea igualmente contenida en el patio trasero del hegemón : América del Sur.

Del Atlántico al Pacífico y más allá

Nunca se destaca la importancia geo-económica de Suramérica. La única forma de que Suramérica pudiera integrarse íntegramente a un mundo multipolar, es abrirse hacia el Pacífico, reforzando su estratégica conexión con Asia y especialmente con China. Es por eso que los chinos están impulsando las inversiones en una extensa red ferroviaria de gran velocidad que una la costa atlántica brasileña con el pacífico peruano. Es decir la interconectividad de Suramérica. Si se aplasta a Brasil , nada de esto llegará a producirse jamás.

De modo que todos los golpes serán actual y literalmente autorizados en Suramérica : ataques indirectos con la moneda brasileña (el real) corrupción de las élites compradoras locales con el apoyo del sistema financiero mundial, tentativas concertadas de implosión simultánea en las tres grandes economías de la región : Brasil, Argentina y Venezuela. El SURCOM ha llegado a producir a principios de este año un informe titulado « Venezuela liberada » firmado por el comandante Kurt Tidd que propone una estrategia de tensión, completada por un encierro y técnicas de sofocación que permitan mezclar la acción en las calles con el uso calculado de la violencia armada. Todavía resuenan los ecos del Chile de 1973.

Suramérica es actualmente sin duda, un espacio geopolítico privilegiado en donde el Excepcionalistan está poniendo las bases para restablecer su inigualada hegemonía – en el marco de una guerra geo-financiera multidimensional contra los BRICS – con el objeto de seguir perpetuando un mundo unipolar.

Todas las precedentes acciones convergen hacia esta geoestrategia de implosión de los BRICS y hacia la reducción de Suramérica a constituir un apéndice de los EEUU.

Wikileaks reveló como la NASA espió a PETROBRAS. En 2008 Brasil había logrado a partir de su propia estrategia de defensa nacional, establecer sus ejes en dos dominios clave : el Atlántico sur y la Amazonia . Esto no le gustó mucho al Comando Sur. Unasur debió desarrollar esta estrategia a nivel continental pero no lo hizo.

Lula decidió asignar a Petrobras la explotación de los yacimientos de hidrocarburos presel, el mayor descubrimiento de petróleo del siglo XXI. La administración de Dilma le dio un gran impulso al Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS (basado en el BNDES de Brasil) y decidió también aceptar los pagos iraníes al margen del dólar estadounidense. Todo aquel que comercie en el área sur-sur y eluda el dólar cae en la mira y firma su sentencia de muerte.

Hillary Clinton es la candidata presidencial de Wall Street, del Pentágono, del Complejo militar industrial y de los neocons. Es la diosa de la guerra – y siguiendo la filiación Bush-Obama-Clinton irá a la guerra contra todo actor del sur que ose desafiar al Excepcionalistán.

De modo que la suerte está echada. No sabemos en qué momento será investido el nuevo presidente de los EEUU – y sin duda un nuevo presidente brasileño – no elegido a comienzos de 2017. Pero el juego estratégico sigue siendo el mismo Brasil debe caer para hacer fracasar la integración del BRICS y el Exepcionalistán deberá concentrar todo su poder de fuego en un confrontación total contra Rusia Y China.

Pepe Escobar* para Sputnik

Artículo Original : Kill List : Smashing the ’B’ in BRICS Sputnik, le 8 juin 2016.

* Pepe Escobar es un periodista brasileño del periódico Asia Times Online y de Al-Jazeera. Pepe Escobar es también autor de : « Globalistan : How the Globalized World is Dissolving into Liquid War » (Nimble Books, 2007) ; « Red Zone Blues : a snapshot of Baghdad during the surge » ; « Obama does Globalistan  » (Nimble Books, 2009), Empire of Chaos (Nimble Books, 2014. Se lo puede seguir también en inglés por Facebook y 2030

Traducción del francés para El Correo de la diaspora de : Susana Merino

El Correo de la diaspora. París, 16 de junio de 2016.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported. Basada en una obra en www.elcorreo.eu.org.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id