recherche

Accueil > Les Cousins > Brésil > La Tercera Vía no paga y el PT recibe el por lo tanto anunciado primer (...)

1er novembre 2004

La Tercera Vía no paga y el PT recibe el por lo tanto anunciado primer golpe.

Golpes que ya habían sido pronosticados

 

El oficialista Partido de los Trabajadores no logró imponerse en la segunda vuelta municipal en los codiciados San Pablo y Porto Alegre (bastión de la izquierda). José Serra, quien fracasó hace dos años ante Lula, le arrebató la alcaldía a Suplicy, apoyada por el propio presidente. La rebelde del PT, Luizianne Lins, ganó en Fortaleza.

Por Darío Pignotti
Página 12, San Pablo

No hubo sorpresas : José Serra, confirmando los pronósticos, se alzó ayer con la victoria en la elección municipal en San Pablo, infligiendo una severa derrota al PT y, por elevación, al gobierno de Luiz Inácio da Silva. Serra venció a la alcaldesa Marta Suplicy por 55 a 45 por ciento de los votos válidos. Tampoco hubo el "milagro" esperado por los petistas en Porto Alegre, bastión simbólico del partido y sede del Foro Social Mundial. En la capital gaúcha, el partido de Lula fue derrotado tras 16 años ininterrumpidos de gobierno.

"Sufrimos dos derrotas significativas (y) nosotros sabemos sacar lecciones de las derrotas", declaró el presidente del PT, José Genoino, en casa de Marta Suplicy, quien felicitó al vencedor Serra, sin nombrarlo. Mientras el abatimiento dominaba en la residencia del barrio Jardines, banderas y tamboriles rodeaban la casa de Serra en el barrio de Pinheiros. La victoria en San Pablo, dijo el alcalde electo, es una "victoria de la democracia" y agradeció a los electores que, pese a los 32 grados y el sol de ayer, no emigraron al mar y prefirieron "comparecer en las urnas".

Desde temprano, Serra -del Partido de la Socialdemocracia Brasilera (PSDB)- y Suplicy concentraron la atención informativa en unos comicios que escogieron a 43 intendentes en todo Brasil. Serra se mostró junto a su correligionario y gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, que votó en el aristocrático Jockey Club ; de allí fueron en helicóptero hacia una escuela de Guaianazes, el mayor y más pobre colegio electoral paulistano. Sonrientes, ambos posaron para los reporteros dejando ver lo que será la articulación de la ciudad y el estado más poderosos del país. Al ckmin ya está cotizando acciones para las presidenciales del 2006.

La alcaldesa Marta Suplicy compartió un "desayuno de Estado" con ministros del gobierno federal, entre ellos el poderoso jefe de gabinete, José Dirceu, ratificando que para el Palacio del Planalto la elección paulistana fue prioridad. No estuvo Lula, quien optó por el bajo perfil en este segundo turno electoral. Tampoco se vio a Fernando Henrique Cardoso, que auguró éxitos a su ex ministro Serra desde EE.UU. ; el ex presidente es otro de los nombres que suenan para competir con Lula en las elecciones del 2006.

El efecto Luizianne

En Fortaleza, quinto distrito electoral y capital de Ceará, la alcaldesa electa Luizianne Lins había desayunado con menos aparato que en San Pablo, apenas un grupo de militantes compartieron café y frutas con la ascendente petista, eventual referencia de la izquierda partidaria. Por la noche, cuando los cómputos le daban el 56 por ciento de los votos, Lins adelantó que impulsará un frente de intendentes del nordeste, donde está el grueso del poder municipal petista. Ignorada por la cúpula del PT, la joven Lins, de 35 años, tiende a ser la referencia del descontento en importantes sectores del PT. El presidente partidario, José Genoino, adelantó anoche que se abre una fase de debate y que la victoria en Fortaleza es un dato de peso. Otro dato : Luizianne, a pesar de tener un video de apoyo de Lula, no lo utilizó en su campaña.

El efecto Serra

En el primer turno de estas municipales, realizado el 2 de octubre, el PT recogió 16 millones de votos y venció en 6 capitales, emergiendo como primera fuerza nacional. Ayer, en el ballottage, el oficialismo mantuvo su primacía, obteniendo otras 3 capitales, pero los socialdemócratas seafirmaron como segunda fuerza. El PSDB ganó en 5 capitales y se proyecta como eje de una alianza de centroderecha junto al Partido del Frente Liberal, destronado ayer en el nordeste donde perdió la intendencia de Salvador de Bahía, feudo del inveterado Antonio Carlos Magalhaes.
Con José Serra gobernando la mayor ciudad del país, el PSDB se convierte en la locomotora de una alianza de grandes municipios en el poderoso eje integrado por Río de Janeiro, San Pablo, Curitiba, Florianópolis y Porto Alegre. Y ése puede ser un serio obstáculo para las pretensiones reeleccionistas de Lula.

***

El PT es la primera fuerza

El oficialista Partido de los Trabajadores (PT) gobernará nueve de las 26 capitales de los estados brasileños, tras haber ganado seis en la primera vuelta de las elecciones municipales, el 3 de octubre, y otras tres en la segunda vuelta de ayer. El Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), que en la primera vuelta no había ganado ninguna, ayer se alzó con cinco, incluida la de San Pablo. Un total de 43 ciudades celebraron ayer un ballottage ; el PT competía en 19 y ganó en 11 ; el PSDB, que competía en 24, ganó en 9, según resultados prácticamente completos en todos los municipios. Hubo diez duelos directos entre los dos principales partidos de Brasil : el PT ganó seis y el PSDB cuatro. El Partido Socialista Brasileño (PSB) ganó tres capitales : Joao Pessoa (Paraíba), Manaos (Amazonas), Natal (Rio Grande do Norte). El Partido Democrático Trabalhista (PDT), ganó tres capitales : Maceió (Alagoas), Salvador (Bahía), Sao Luis (Maranhao). El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) gana dos capitales : Campo Grande (Mato Grosso do Sul) y Goiania (Goiás). El Partido Popular Socialista (PPS), ganó dos capitales : Boa Vista (Roraima) y Porto Alegre (Río Grande do Sul). El Partido Frente Liberal (PFL) ganó una capital : Río de Janeiro.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id