recherche

Accueil > Empire et Résistance > Afrique et Monde Arabo-Musulman > Irak : Obama encontró otra guerra

13 août 2014

Irak : Obama encontró otra guerra

par Guadi Calvo *

 

Una vez más el cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos, mejor conocido como Barack Obama, ha encontrado una guerra como para confirmar que su Premio Nobel de la Paz es un absurdo más grave que la no premiación de Jorge Luis Borges, en el rubro literatura. Que la academia sueca haya olvido al escritor más importante de lengua castellana desde Cervantes, y uno de los diez más grandes o en realidad uno de los cinco más importantes, es una torpeza que manchará de por vida a los académicos suecos, que no han sabido ver en Borges quizás al más notables escritor del todo el Siglo XX. Perdones a la academia sueca por ese gaffe, que habla mejor de ellos que de Borges, que sabía que : « Hay premios que mejor no merecerlos ».

Pero premiar a Obama es más o menos como premiar al viejo y olvidado Idi Amin, quién sin duda en su dictadura de siete años, ha cometido muchas menos aberraciones y asesinatos que el sonriente Barack, en el mismo lapso, de su muy democrático mandato.

Si las democráticas masacres que ha perpetrado en Libia, Siria, Afganistán, Somalia, Mali, Nigeria, Sudán del Sur, República Centroafricana, Kenia, Palestina, Irak, Yemen y Ucrania, por no abundar, fueran pocas, hoy vuelve a sacrificar los preceptos de su credo Trinity United Church Of Christ, en post de la paz del mundo y vuelve a lanzar sus “ataques quirúrgicos”, contra los comandos del Estado Islámico, (ver : El califato islámico un viaje al siglo XII), que a caballo entre Irak y Siria, entrenados y armados por la CIA y compañías hermanas como el MOSSAD, se han desbordado en una irracionalidad mística seudoreligiosa, que ni siquiera sus, ahora repudiados, ex socios de al-Qaeda han llegado a cometer.

Los hombres del Estado Islámico, acaban de enterrar vivos a unos quinientos niños y mujeres de la comunidad yazidí, un antiguo grupo religioso kurdo. Entre otras delicadezas, han secuestrado cerca de trecientas mujeres para utilizarlas como esclavas también en la zona del Kurdistán al norte de Irak. En estos momentos otras tres aldeas kurdas yazidíes, Koja, Hatimiya y Qaboshi, están sitiadas por hombres del Estado Islámico, esperando la orden para tomarlas.

Justamente por estos reclamos es que los Estados Unidos, han iniciado una operación aérea contra bases militares del Estado Islámico. La idea es diezmar sus fuerzas dando tiempo al ejército iraquí y a las fuerzas de resistencia kurdas los peshmerga para que pueda reagruparse y avanzar sobre las posiciones de los integristas del Estado Islámico.

Otro Frankenstein fuera de control

Una vez más los Estados Unidos lo han hecho, como con los Talibanes afganos, que han dado la piedra de toque para la creación de al-Qaeda, que fueron armados, entrenados y abastecidos por la CIA, para enfrentar al gobierno pro ruso de Kabul, lo que derivó en la invasión soviética, que todavía no deja de generar consecuencias, entre ellas la caída del bloque socialista y a partir de ello, infinidad de guerras como la de los Balcanes, Chechenia, la guerra entre Armenia y Azerbaiyán, que en estos días pareció reactualizarse, o toda la situación ucraniana, por no abundar.

El Departamento de Estado ahora no sabe qué hacer con las milicias salafistas del califa Ibrahim al-Baghadadi, que se niega a obedecer a sus antiguos magnates, insiste con aplicar la sharia, la ley islámica, su ley mejor dicho, a todo aquel que esté lo suficientemente cerca.

Por todo esto aviones de combate F/A-18 atacaron con bombas guiadas por láser, bases de artillería móvil del Estado Islámico en la ciudad kurda de Erbil, de donde han debido huir más de doscientos mil cristianos que iban a ser ejecutados de caer en manos de los integristas.

Aunque Obama ya ha aclarado que no intervendrán tropas terrestres de los Estados Unidos, le es acuciante la necesidad de exterminar la resistencia de las bandas armadas, ya que con la crisis de Gaza y Ucrania, políticamente le es imposible operar en este nuevo frente. Frente que ha ayudado a crear y a financiar para acabar con el gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad. El Estado Islámico viendo la oportunidad de asentarse en Irak y conquistar importantes yacimientos petroleros, cruzaron la frontera a principio de año, y desde hace dos meses como si alguien le hubiera hecho un guiño se han lanzado a conquistar Irak, con la excusa de defender a sus hermanos sunnitas de los agravios del gobierno del presidente iraquí, el chiita, Nuri al-Maliki.

La obviedad de las excusas tienen la sonoridad de un trueno en plena noche, pero esto no hace menos grave la situación. Ya que en la provincia siria de Raqqa, el frente al-Nusra, representante de al-Qaeda, pretende también fundar un Califato Islámico, lo que podría servir a los intereses norteamericanos, cuya intención es, ya que no pudo exterminar el gobierno de al-Assad, partir en país en varios trozos, como lo ha hecho con Libia, por ejemplo.

La nueva torpeza de Obama en su manera de detener al Estado Islámico, ha producido más críticas del peligroso senador US John MacCain, quien sigue reclamado más esfuerzos, es decir más violencia, más armas y más muertes, para derrocar a al-Assad, a quien prácticamente reconoce como único enemigo en la región. El senador por Arizona, bien debe saber de amigos y enemigos ya que fue uno de los hombres claves en los últimos armados de milicias que ha realizado trabajo sucio para los Estados Unidos, no solo en Siria, sino también en Ucrania.

Claro que McCain no tiene los problemas de Obama, a quien tras las sanciones que Rusia ha impuesto a Estados Unidos y la Comunidad Europea, prohibiendo la importación de infinidad de productos, lo que agrava en mucho las ajetreadas economías europeas, serán quienes carguen con los costos de las sanciones de Moscú como respuesta a las sanciones norteamericanas.

Obama en poco tiempo más tendrá que verse las caras con la Unión Europea, que ya no puede negarse a escuchar las protestas de sus respectivos países y dar explicaciones, por ejemplo a la muy preocupada canciller de alemana Ángela Merkel, que cada día está más cerca de bajarse del loco tren que conduce Obama. El mundo ya sabe que el Premio Nobel de la Paz, no encuentra maneras de controlar tantos incendios, por eso teme que en cualquier momento se le ocurra apagarlo con nafta.

Hamartia. Buenos Aires, 13 de Agosto de 2014

*Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista internacional especializado en África, Medio Oriente y Asia Central. Colabora con diferentes medios escritos y radiales de América Latina. Dirige en Facebook : « Línea Internacional », « Revista Hamartia » y « Jornada Latinoamericanas », « Revista Archipielago » (México), « Caratula » (Nicaragua), « A Plena Voz » (Venezuela), Radio Madre (AM. 530) y Radio Grafica (FM 89.3)). Colabora con « Rebelión » y « El Correo de la Diáspora argentina »

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id