recherche

Portada del sitio > Imperio y Resistencia > Ingerencias, abusos y saqueos > Importancia estratégico-militar de las Islas Malvinas - Falklands

10 de abril de 2011

Importancia estratégico-militar de las Islas Malvinas - Falklands

EEUU, Inglaterra el petróleo misterioso y la necesidad militar

por Santiago O’Donnell

 

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Para la embajada estadounidense de Londres, las Malvinas no existen, al menos no con ese nombre. Un cable filtrado por Wikileaks da cuenta de las diferentes interpretaciones de dos petroleras: Desire y Exxon y de la visión de Washington sobre la importancia estratégico-militar de las posesiones Británicas.

En un cable filtrado por Wikileaks, el término usado para referirse a las islas del Atlántico Sur es « Falklands » y el nombre que se le da al gobierno de Gran Bretaña es « gobierno de Su Majestad ». El cable confidencial de febrero del año pasado da cuenta de la « tensión » causada por la llegada a las islas de una plataforma de perforación petrolera submarina y el anuncio argentino de que los buques requerirán permisos de navegación antes de partir de Argentina o por medio de aguas argentinas para llegar a las Malvinas.

A diferencia de los cables originados en Buenos Aires, que se refieren a las islas como « Malvinas/Falklands », en los cables londinenses desaparece la denominación Argentina, como si la soberanía reclamada por el país ocupante no estuviera en disputa. En cambio, la referencia al « gobierno de Su Majestad » (HMG) aparece tanto en los cables londinenses como en los originados en la Argentina.

El cable sobre las perforaciones dice que la petrolera británica Desire, la que las llevó adelante, asegura que las Malvinas están llenas de petróleo. Pero el cable agrega que otra importante empresa petrolera, Exxon-Mobile, no cree que haya suficiente petróleo en las islas como para obtener una ganancia.

« (Desire) estima un potencial de petróleo recuperable de 3500 millones de barriles de petróleo, con reservas de gas de más de 250 millones de metros cúbicos en reservas de gas. (Nota: El director internacional de Exxon/Mobil Brad Corson nos dijo que no cree que haya suficiente petróleo en la plataforma continental de las islas Falklands, como para arrojar una ganancia, citando las anteriores exploraciones petroleras de Shell que fueron abandonadas. Fin de nota.) » [ Ver cable completo más abajo en adjuntos o aquí : Confidential Section 01 of 03 London 000439 : UK Defends Oil Exploration in Falkland Islands waters]

El despacho está firmado por el embajador Lou Susman, ex director de Citigroup y uno de los principales recaudadores de las campañas del presidente Barack Obama. Explica los pasos necesarios, tanto en las Malvinas como en el Reino Unido, para obtener una licencia petrolera para el mar que rodea a las islas, y describe brevemente a las empresas que las obtuvieron. Afirma que según Desire las perforaciones se van a hacer en « aguas firmemente británicas », y por lo tanto acorde con el derecho internacional, algo que la Argentina disputa.

« Desire dijo que la plataforma está firmemente en aguas británicas y que las protestas argentinas no alterarán sus actividades ».

Cruceros, ok

Según el cable, la medida adoptada por el gobierno argentino no afecta mayormente la producción petrolera y la economía de las islas, mientras permanezcan abiertas rutas de abastecimiento desde Chile, Uruguay y Brasil, y destaca que los cruceros turísticos no han tenido que interrumpir sus viajes a la islas.

« (El funcionario de la Cancillería británica) Allen dijo que el gobierno argentino hasta ahora había aplicado su decreto requiriendo permisos de navegación entre el continente y las Falklands a un solo barco y que los cruceros continúan viajando entre puertos argentinos y las islas. En todo caso, dijo que hay poco tráfico aéreo y marítimo entre las Falklands y Argentina. Allen señaló que las principales vías de abastecimiento para las islas eran un vuelo semanal desde Chile y barcos cargueros que llegaban desde Uruguay y Brasil. Expresó cierta preocupación de que esos países en el futuro podrían estar tentados a restringir esas vías por solidaridad con Argentina ».

Hasta el momento, las preocupaciones del funcionario británico mayormente no se materializaron, más allá del apoyo diplomático de esos países al reclamo de soberanía argentina en distintos foros. Sin embargo, en septiembre del año pasado, Uruguay le negó acceso al puerto de Montevideo a una nave militar británica camino a las Malvinas.

Con respecto al reclamo argentino de soberanía sobre las islas, el funcionario británico citado en el cable dice que su gobierno mantiene su posición histórica de ignorarlo mientras los isleños se nieguen a considerarlo. A pesar de esa actitud, el funcionario británico reconoce que el gobierno argentino de Cristina Kirchner ha llevado adelante su protesta por la negativa británica de manera pacífica y legal.

« (Allen) nos dijo el 24 de febrero que ningún gobierno del Reino Unido negociaría la soberanía de las Falklands sin la aprobación de los isleños, quienes en su inmensa mayoría se oponen a tales discusiones. Enfatizó el deseo del gobierno de Su Majestad de continuar cooperando con la Argentina en todos los demás temas. Dijo que Argentina parecía haber adoptado una postura similar, señalando un comunicado del gobierno de Argentina diciendo que procedería de manera legal y diplomática. »

El cable señala que ni la empresa ni Gran Bretaña quieren problemas con la Argentina por su decisión de permitir la explotación de petróleo en las Malvinas. « Desire confirmó que las acciones de Argentina no interrumpirán sus actividades y dijo que había trabajado con la Cancillería británica (Foreign and Commonwealth Office) para tratar de evitar que se inflamen tensiones. Con la excepción de las Falklands, el gobierno de Su Majestad busca continuar con su relación normal con la Argentina. »

En su comentario final, el autor del cable sugiere que las perforaciones británicas en Malvinas son una realidad que Argentina debería aceptar sin chistar. « Funcionarios del gobierno de Reino Unido han hecho declaraciones públicas afirmando el derecho de las islas Falklands de emitir licencias de exploración y producción en su zona de conservación de acuerdo con el derecho internacional. Sin embargo, le han bajado el perfil al enfrentamiento y el impacto que podría tener en la relación entre el Reino Unido y Argentina y otros países de América Latina. El gobierno de Su Majestad ha intentado evitar una escalada de las tensiones y enfatizó que el gobierno de Su Majestad desea tener relaciones normales con la Argentina en todos los demás temas. La Cancillería
británica espera que Argentina proceda de manera similar ».

Página 12. Buenos Aires, 10 de abril de 2011.

***
La diplomacia US describe las colonias Británicas
REMANENTES DEL IMPERIO

Un despacho estadounidense fechado en Washington y filtrado por Wikileaks refleja la visión de Washington sobre la importancia estratégico-militar de las posesiones de Londres.

Las catorce colonias británicas, incluyendo las islas Malvinas, son remanentes de un imperio donde nunca se ponía el sol y las naves de Su Majestad reinaban sobre los siete mares. Esto no lo dice una asociación de ex combatientes argentinos ni el Partido Comunista Revolucionario inglés, sino el Departamento de Estado estadounidense en un cable diplomático de mayo del 2009 escrito en Washington y filtrado por Wikileaks.

El cable dice que no hay ninguna ironía en su descripción de las colonias como herederas de un romántico pasado imperialista. El despacho diplomático reconoce que dadas sus particulares características, estos territorios por lo general no tienen ni economías ni instituciones políticas sólidas. Pero justifica la vigencia del sistema colonialista en los servicios que esas colonias le prestan al armado de seguridad que Gran Bretaña y Estados Unidos comparten en todo el mundo.

En ese sentido, el cable reconoce que algunas colonias fueron muy útiles en ciertas guerras, incluyendo la de las Malvinas. El despacho no hace distinción alguna entre los intereses de Estados Unidos o los de Gran Bretaña, dando a entender que ambos se benefician por igual del sistema colonialista, ya que comparten los mismos enemigos. Se trata de una simbiosis que los militares argentinos no supieron o no quisieron ver en 1982, hasta que ya era demasiado tarde.

« Los Territorios Británicos de Ultramar (BOT, en inglés) son catorce posesiones lejanas bajo soberanía británica con resonancias de una era en la que Britania verdaderamente gobernaba las olas. Un funcionario de la Cancillería Británica (FCO, en inglés) describió con precisión a las BOT como « remanentes de imperio » adquiridos por Gran Bretaña cuando la frase « donde nunca se pone el sol » podía pronunciarse sin una gota de ironía », arranca el cable.

En el párrafo siguiente menciona el reclamo argentino de soberanía sobre las Malvinas, o Falklands, en el lenguaje del diplomático estadounidense autor del cable. « Los Territorios van desde localidades remotas sin una población permanente, como las Islas Georgias del Sur y las Islas Sandwich de Sur, hasta entidades mayormente independientes como Bermuda. Algunas, como las Islas Falklands y Gibraltar, están sujetas a reclamos de soberanía por parte de otras naciones, pero una mayoría abrumadora de la población tanto en las Falklands como en Gibraltar tienen una fuerte preferencia por permanecer bajo la órbita británica. »

El cable nombra las distintas colonias y menciona su diversidad cultural, idiomática y densidad poblacional, y después explica por qué el diplomático británico que sirve de referencia para el texto las describe como remanentes del imperio. « Como un funcionario del FCO con extensa experiencia en Territorios de Ultramar le dijo al funcionario político (de la embajada de EE.UU.) esos territorios son « remanentes de imperio ». Ciertamente, Gran Bretaña adquirió a la mayoría de ellos en el apogeo de su poderío nacional y prestigio, con fechas de adquisición que van desde el siglo XVII hasta principios del siglo XX. Bermuda fue la primera, colonizada en 1609; Gran Bretaña reclamó la última, el Territorio Antártico Británico. »

El autor del cable reconoce que las colonias no son de gran utilidad económica para el viejo imperio ni se destacan por sus prácticas democráticas y transparencia.

« El FCO ha identificado varios problemas que enfrentan las BOT. Según el FCO, muchas BOT enfrentan desafíos comunes a todas las economías de islas pequeñas, o sea, pequeños países corren el riesgo de ser marginalizados en la economía global. Algunas economías de las BOT son frágiles porque dependen de uno o dos sectores (o sea, turismo y finanzas internacionales). Algunas BOT, especialmente las del Caribe, son vulnerables al tráfico de drogas y el crimen organizado. En algunas instancias, la falta de una sociedad civil desarrollada, una fuerte legislatura y/o una prensa vibrante significa que hay pocos controles del ejecutivo. »

En otro pasaje, el cable le dedica un par de párrafos a la « invasión » argentina de las Falklands y el reclamo argentino de soberanía sobre las sobre las islas del Atlántico Sur. « Algunas BOT son fuentes de controversia internacional basada en reclamos de soberanía en disputa. Argentina invadió las Islas Falklands en 1982, pero Gran Bretaña las retomó después de un duramente peleado conflicto armado que duró siete semanas. La Constitución de Argentina reclama las Islas Falklands, pero Argentina aceptó en 1995 que no volverá a usar la fuerza para hacer su reclamo. El gobierno de Su Majestad continuamente rechaza pedidos de conversaciones de soberanía entre el Reino Unido y Argentina, citando la fuerte preferencia de la población de las islas de permanecer como súbditos británicos. Argentina también reclama las « Georgias del Sur » y las « Sandwich del Sur ». El gobierno de Su Majestad disputará el reclamo de Argentina de derechos soberanos (incluyendo derechos mineros y petroleros) en la plataforma marina que rodea a los « Territorios Británicos de Ultramar del Atlántico Sur ». Gran Bretaña someterá su propio reclamo de derechos de plataforma marítima para sus territorios del Atlántico Sur en el organismo de Naciones Unidas que considera reclamos de derechos de plataforma marítima. El gobierno de Su Majestad en la actualidad no tiene planes de presentar reclamos de derechos de plataforma marítima para el « Territorio Antártico Británico », pero se reserva el de hacerlo en el futuro. »

En su tramo final, bajo el subtítulo « Relevancia estratégica », el cable explica por qué los aliados imperiales se niegan a cumplir con el mandato de Naciones Unidas de descolonizar. « Diego García, en los Territorios del Océano Indico, actualmente alberga una instalación de apoyo naval conjunta de EE.UU. y R.U. El islote es de vital importancia estratégica para la defensa de EE.UU. y el R.U., incluyendo operaciones en Irak y Afganistán. (Nota: Para más información sobre la Base de Apoyo Naval en Diego García vean www.cnic.navy.mil/DiegoGarcia . Fin de nota). La Isla de Ascención (BOT Santa Helena) es la ubicación de la Pista Aérea Wideawake, una operación conjunta entre la Fuerza Aérea Real y la Fuerza Aérea de EE.UU. La isla fue usada ampliamente durante la Segunda Guerra Mundial y fue parte integral del éxito británico en la guerra de las Falklands. Las Areas Soberanas de Bases de Akrotiri y Dhekelia en Chipre son geográficamente bases militares diferenciadas. La base de la Real Fuerza Aérea en Akrotiri es una importante plataforma de despegue para naves aéreas y una de las pocas estaciones importantes de la Real Fuerza Aérea ubicadas fuera del Reino Unido. »

Página 12. Buenos Aires, 10 abril de 2010.

Retour en haut de la page

Objetivo

|

Trigo limpio

|

Mapa del sitio

| |

création réalisation : visual-id