recherche

Accueil > Empire et Résistance > « Gringoland » (USA) > Estados Unidos volvió a presionar a la Argentina por la inmunidad de sus (...)

24 novembre 2003

Estados Unidos volvió a presionar a la Argentina por la inmunidad de sus tropas

 

Por Argenpress.info
Argenpress.info, 22 de noviembre de 2003

Estados Unidos presionó nuevamente a la Argentina para que se arribe a un acuerdo de inmunidad a sus tropas durante ejercicios conjuntos y evite en el futuro situaciones como la suspensión, en octubre, del operativo Aguila III, cuando el Congreso se negó a aprobar esa concesión.

Las presiones fueron realizadas por la subsecretaria principal de Estado para Asuntos Políticos-Militares, Rose Likins, quien visita nuestro país. Pertenece a los "halcones" del presidente George W. Bush.

La funcionaria, que encabezó la delegación estadounidense que mantuvo la décima edición de las consultas bilaterales sobre temas militares, aseguró que Argentina quedó excluida de las sanciones que aprobó el parlamento estadounidense por su condición de "aliado extra OTAN", condición establecida en tiempos del menemismo, un gobierno títere de Washington.

"Obviamente que nos sentimos decepcionados al no poder llevar adelante los ejercicios Aguila III, y ese fue uno de los temas del encuentro de hoy, pero nos explicaron la situación interna y el procedimiento que hay que seguir para su aprobación en el Congreso y nosotros entendimos", dijo la diplomática.

"Entendemos que ambos somos países democráticos y con objetivos en común y no dudamos que en el futuro encontraremos una fórmula de entendimiento", agregó con cinismo la funcionaria norteamericana. Un país democrático que acaba de asesinar aproximadamente a 15.000 iraquíes en la invasión a ese país sin respaldo de la ONU ni de la OTAN.

La reunión bilateral, a la que Likins calificó como "de total cordialidad", se desarrolló en el Palacio San Martín y la representación argentina fue encabezada por el embajador Juan José Uranga.

Respecto del rechazo del Congreso argentino a la inmunidad, el embajador Lino Gutiérrez, otro troglodita enviado por Bush para vigilar a la Argentina, señaló que "entendemos que el papel del Congreso es legítimo", y le restó importancia al rechazo de la opinión pública argentina porque "en las encuestas siempre depende de cómo se hagan las preguntas". Es decir, para Washington la opinión pública no existe y solo valen sus intereses petroleros o su defensa de los buitres del capitalismo financiero.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id