recherche

Accueil > Les Cousins > Paraguay > Estados Unidos justifica presencia militar en Paraguay

22 novembre 2020

Estados Unidos justifica presencia militar en Paraguay

 

Ante los crecientes cuestionamientos sobre la presencia militar estadounidense en Paraguay, el embajador de Estados Unidos en esta nación, John F. Keane, dijo hoy que esos soldados cumplen una misión « humanitaria y no militar ».

El diplomático se refirió a la treintena de médicos de la Guardia Nacional de Puerto Rico que, bajo la Operación Medrete, atienden a los pobladores de Curuguaty, a 400 kilómetros al noreste de Asunción, desde el 26 de julio pasado.

Ese grupo forma parte de las tropas que entraron en julio al país, beneficiadas por una resolución del Congreso que les concede inmunidad diplomática hasta diciembre de 2006.

Otra parte del equipo se encarga de adiestrar tropas contra el terrorismo y los secuestros en zonas fronterizas, ante la mirada atónita de paraguayos, argentinos y brasileños que advierten sobre la posibilidad de instalación de una base militar estadounidense.

A pesar de los desmentidos oficiales, analistas de la región consideran llamativo la presencia militar extranjera en las cercanías de la Triple Frontera, y en particular del aeropuerto que Estados Unidos estableció desde hace más de una década en Paraguay.

Esa pista aérea -con sede en la central localidad de Mariscal Estigarribia- tiene capacidad para 16 mil efectivos y posibilidades de aterrizaje de aviones de gran porte, entre ellos los gigantescos C-5 Galaxy y los bombarderos B-52.

« Siempre las misiones están disfrazadas de ayuda humanitaria. Efectivamente hay asistencia. Pero lo que Paraguay no contabiliza ni puede es la cantidad de agentes que entran y se infiltran », advirtió Alfredo Boccia Paz, analista político, médico y periodista paraguayo.

Como antecedentes señalan la intensificación de los llamados de advertencia del gobierno de Washington a la comunidad de origen árabe establecida en el punto de convergencia entre Paraguay, Argentina y Brasil, por presuntos nexos con grupos fundamentalistas islámicos.

Hasta el momento no se ha presentado prueba alguna sobre actividades de ese tipo en el área, caracterizada más bien por el contrabando de productos falsificados.

Los ejercicios armados conjuntos habilitados por el Legislativo a partir del primero de junio comprenden la llegada de 13 contingentes, con más de 400 efectivos norteamericanos.

Según expertos, Estados Unidos busca ahora adueñarse de la mayor reserva de agua dulce del planeta, capaz de abastecer a toda la población mundial por 180 años, a un ritmo de 100 litros diarios por persona, y controlar los gobiernos progresistas de la región.

Aunque el canciller brasileño, Celso Amorim, minimizó a finales de julio el incremento del militarismo del país norteño y la eventual instalación de una base militar en la zona, la respuesta de su país no se hizo esperar.

El ejército de Brasil comenzó también ejercicios de guerra sin precedentes en la frontera con Paraguay, en coincidencia con la llegada de tropas estadounidenses.

Resumen Latinoamericano/Prensa Latina, 14 de septiembre de 2015 –

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id