recherche

Accueil > Les Cousins > Venezuela > El porqué de la crisis en Venezuela y sus soluciones

24 février 2019

Entrevista a Michael Hudson

El porqué de la crisis en Venezuela y sus soluciones

par Michael Hudson *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Le Saker : ¿Podría usted describirnos cuál era el estado de la economía venezolana cuando Chávez llegó al poder ?

Michael Hudson : En Venezuela existía una sola mono-industria, la del petróleo. Los ingresos derivados de su exportación se hallaban totalmente destinados a la importación de productos alimenticios y de otros insumos que podría haber producido en su propio territorio. La mayor parte de su comercio estaba vinculada a los EEUU. Y a pesar de su riqueza petrolera fue aumentando su deuda externa.

Desde un principio, las empresas petroleras estadounidenses temieron que Venezuela decidiera destinar sus ingresos petroleros a beneficiar a sus habitantes en lugar de dejar succionarle su riqueza a la industria petrolera usamericana y a su aristocracia compradora local. De este modo la industria petrolera –sostenida por la diplomacia usamericana – mantuvo secuestrada a Venezuela de dos maneras diferentes.

JPEG - 70.8 ko
Réserves de pétrole prouvées par Etat
Reservas comprobadas de petróleo por país


Para empezar las refinerías de petróleo no fueron construidas en Venezuela sino en Trinidad y en los estados del sur del territorio usamericano del Golfo. Esto le permitió a las empresas petroleras de los EEUU – o a su gobierno – dejar a Venezuela sin los medios para poder “desenvolverse sola” y llevar adelante una política petrolera independiente ya que necesitaba refinerías. No sirve de nada disponer de reservas de petróleo si no se tienen los medios para refinar el petróleo para poder usarlo.

En segundo lugar, los bancos centrales de Venezuela estuvieron convencidos de que podían hipotecar sus reservas de petróleo y lo hicieron con todos los activos del sector petrolero estatal – incluida CITGO – como garantía de su deuda externa. Eso significaba que si en Venezuela se producía un default – los bancos estadounidenses la condenaban a la bancarrota si no pagaba en tiempo y forma su deuda externa – tanto los tenedores de acciones como las grandes compañías petroleras usamericanas podrían ocupar legalmente sus explotaciones petroleras.

Estas políticas pro-EEUU convirtieron a Venezuela en una oligarquía latinoamericana típicamente polarizada. Porque, aunque sea teóricamente rica en petróleo, su riqueza se hallaba concentrada en manos de una oligarquía pro-EEUU que dejó conducir su desarrollo al Banco Mundial y al FMI. La población autóctona y en especial su minoría racial rural como también su subclase urbana no estaban autorizadas a compartir las riquezas petroleras del país. El arrogante rechazo de la oligarquía a compartir la riqueza, es decir a lograr que Venezuela fuera autosuficiente, hizo que la elección de Hugo Chavez fuera algo natural.

¿Puede usted cuales fueron las reformas y los cambios que introdujo Hugo Chávez ?
¿Qué hizo bien y qué hizo mal ?

Chávez trató de introducir en Venezuela una economía mixta – usando los ingresos petroleros del gobierno para incorporar infraestructura, servicios de salud, de educación y empleos, con el objeto de mejorar el nivel de vida y de la productividad de su base electoral.

Pero fue incapaz de impedir la fuga de fondos y la piratería de los ingresos del sector petrolero. Fue igualmente incapaz de detener la fuga de los capitales de la oligarquía, que transfiríó sus riquezas huyendo al extranjero.

No estaba « equivocado » Simplemente hace falta mucho tiempo para lograr reformar una economía sobre todo si los EEUU recurren a sanciones ya a “maniobras deshonestas” para impedirlo.

¿Cuáles son a su criterio, las actuales causas de la crisis económica venezolana- se debe especialmente a errores de Chávez y de Maduro o del sabotaje, la subversión y las sanciones de los EEUU ?

No existe ningún método por el que Chávez y Maduro hubieran podido instrumentar una política pro-venezolana tendiente a obtener la independencia económica del país sin provocar el furor, la subversión y las sanciones de los Estados Unidos. La política exterior de los EEUU gira en torno al petróleo desde que invadió a Irak bajo el régimen de Dick Cheney. Su política consiste en considerar a Venezuela como una prolongación de su propia economía registrando un excedente comercial debido al petróleo que debe ser gastado en los EEUU o transferido a sus bancos.

Al imponerle sanciones que le impiden a Venezuela acceder a sus propios depósitos bancarios y a los activos de su sociedad pública Citgo, los EEUU le impiden a Venezuela pagar su deuda externa. Esto es forzarla a la quiebra que es lo que esperan los diplomáticos de los EEUU, como excusa para apoderarse de los recursos petrolíferos de Venezuela y apropiarse de sus activos externos como pretendía hacerlo Paul Singer con los fondos de Argentina.

Algo similar a lo que la política de los EEUU hacía con la economía de Chile “haciendola sufrir” con Kissinger es lo que están haciendo actualmente con Venezuela. Están utilizando a este país como un “ejemplo” de lo que podría pasarles a otros países que intenten defender sus propios intereses permitiendo así que los inversores estadounidenses absorban así sus excedentes económicos.

¿Qué es lo que según usted debería hacer inmediatamente Maduro – suponiendo que permaneciera en el poder sin ser derrocado por los EEUU – para salvar la economía venezolana ?

No se me ocurre nada que el presidente Maduro no haya hecho ya. Lo mejor sería encontrar un apoyo extranjero demostrando al mundo que hace falta un sistema financiero y económico internacional alternativo.

Ya ha comenzado a hacerlo tratando de retirar el oro de Venezuela del Banco de Inglaterra y de la Reserva Federal. Esto constituye una « guerra asimétrica » que amenaza la santificación de la norma dólar en las finanzas internacionales. El rechazo de Inglaterra y de los EEUU de entregar a un gobierno electo el control de sus haberes externos prueba al mundo entero que los diplomáticos y los trtibunales de los EEUU pueden controlar por sí mismos a otros países como prolongación del nacionalismo estadounidense.

El ataque económico contra Venezuela por parte de los EEUU constituye el precio de la fracturación del sistema monetario mundial. La actitud defensiva de Madura muestra a los demás países que tienen que evitar convertirse en « otro Venezuela » y encontrar un nuevo lugar seguro y un pagador confiable para su oro, sus reservas cambiarias y el financiamiento lejos de las zonas del dólar, la libra esterlina y el euro.

La única manera de que Maduro pueda luchar con éxito es a un nivel institucional que le permita « salir del encierro ». Su plan -ciertamente de largo plazo – consiste en ayudar a catalizar un nuevo orden económico internacional e independiente del valor dólar estadounidense. Esto funcionaria en el corto plazo a menos que los EEUU estuvieran convencidos de que pueden emerger de esta lucha como un corredor financiero honesto, con un sistema bancario confiable y partidario de los regímenes democráticamente elegidos. La administración Trump destruye esta ilusión mucho más que lo que podría hacerlo cualquier crítica anti-imperialista o rival económico !

A mas largo plazo Maduro debe desarrollar igualmente la agricultura venezolana más o menos como lo han hecho los Estados Unidos protegiendo y desarrollando su agricultura en el marco legislativo del New Deal de los años 1930 : ampliación de los servicios rurales, créditos agrarios, consejos de semillas, organizaciones nacionales de comercialización de las cosechas, compra y equipamiento de materiales agrícolas y el mismo tipo de sostén de los precios que utilizan los EEUU desde hace ya mucho tiempo para subvencionar las inversiones agrícolas nacionales acrecentando la productividad.

¿Qué hay del proyecto de introducción de una criptomoneda basada en el petróleo ? ¿Podría ser una alternativa eficaz al falleciente Bolívar venezolano ?

Sólo un gobierno nacional puede emitir moneda. Una « cripto » divisa vinculada al precio del petróleo se convertiría un medio de protección sometido a las manipulaciones y a las fluctuaciones de los precios de los vendedores a término y de los compradores. Una moneda nacional debe hallarse fundamentada en la capacidad impositiva del país y los recursos petroleros que constituyen la principal base impositiva en Venezuela se hallan bloqueados por los EEUU. La situación de Venezuela en consecuencia es parecida a la del marco alemán luego de la inflación de principios de los años 1920. La única solución implica sostener la balanza de pagos y parece que el único sostén de este tipo tendría que proceder del exterior de la esfera del dólar.

La solución de cualquier inflación debe ser diplomáticamente negociada y apoyada por los demás gobiernos. Mi historia del comercio internacional y de la teoría financiera Trade, Development and Foreign Debt describe el problema de la reparación alemana y como su inflación fue resuelta por la Rentenmark.

El impuesto a la renta económica de Venezuela procedería del petróleo, de los inmuebles de lujo, de los monopolios y de los altos ingresos – especialmente de los financieros y de los monopólicos. Una política fiscal y monetaria de este tipo debe hallarse enmarcada en cierta lógica. He tratado de explicar cómo lograr la independencia monetaria y por lo tanto política desde hace medio siglo. Chima la aplica lo más eficazmente posible. Es capaz de hacerlo porque tiene una economía importante y autosuficiente con una capacidad de exportación que le permite importar productos alimenticios. Venezuela no se halla en similar posición. Es por eso que ahora está buscando el apoyo de China.

¿Qué ayuda pueden aportarle China, Rusia e Irán ? Y ¿qué pueden hacer para ayudarla ? ¿Cree usted que esos tres países pueden ayudarla a controlar el sabotaje, la subversión y las sanciones de los EEUU ?

Ninguno de esos países está en condiciones de refinar el petróleo venezolano, Eso dificulta la posibilidad de que acepten pagos en petróleo venezolano, Solo sería posible un contrato de provisión a largo plazo, pagado anticipadamente. Y aún en este caso ¿qué harían China y Rusia si los EEUU ocuparan sus propiedades en Venezuela o rechazaran la apropiación de Citgo por parte de la compañía petrolera rusa ? En tal caso la única solución posible sería apropiarse, como compensación, de las inversiones estadounidenses en su propio país.

Por lo menos China y Rusia pueden proporcionar mecanismos de compensación bancaria alternativos al SWIFT para que Venezuela pudiera omitir el sistema financiero usamericano e impedir que sus fondos pudieran ser apropiados por las autoridades estadounidenses o por los acreedores correspondientes. Y es muy posible que así pueda asegurar la mayor parte del oro que Venezuela podría recuperar de Londres y de Nueva York.

Para el futuro China, Rusia, Irán y otros países debe establecer un nuevo tribunal internacional encargado de reglamentar la futura crisis diplomática y las consecuencias financieras y militares. Una tal propuesta - asociada a la banca internacional como alternativa al FMI y al banco mundial controlados por los EEUU – requiere fundamentarse en una ideología clara que defina un conjunto de principios sobre la nacionalidad y los derechos internacionales como también la capacidad de instrumentarlos y de aplicar sus resoluciones.

Los estrategas financieros podrían entonces escoger entre : continuar utilizando el FMI , el Banco mundial, la OIT y la OTAN como extensiones de una política exterior cada vez más agresiva, arriesgando el aislar a los EEUU. Europa deberá elegir entre convertirse en un satélite económico y militar de los EEUU o incorporarse al futuro de Eurasia.

Sin embargo Daniel Yergin informó en el Wall Street Journal del 7 de febrero que China intentaba protegerse abriendo negociaciones indirectas con el grupo de Guaidó, con la intención de alcanzar el mismo acuerdo que había cerrado con Maduro. Pero un acuerdo de este tipo no parece susceptible de ser llevado a la práctica dada la animosidad de los EEUU hacia Chinay la total dependencia de Guaidó del apoyo secreto de los EEUU.

Venezuela ha guardado gran parte de su oro en el Reino Unido y su dinero en los EEUU. ¿Cómo puede ser que Chávez y Maduro confiaran en estos países ?, ¿No tenían otra opción ? ¿No existen otras alternativas viables más que Nueva York o Londres ? o ¿Siguen siendo siempre estas « plazas únicas » para los bancos centrales del mundo ?

Nunca tuvieron realmente confianza en el Banco de Inglaterra o en la Reserva federal pero parecía imposible que estos negaran permiso a un depositario oficial para retirar su propio oro. La consigna habitual es « tengan confianza, pero compruébenla » Pero el rechazo – o la incapacidad - del Banco de Inglaterra de permitir la comprobación significa que antes era impensable y que ahora se produjo : esos Bancos centrales ¿han vendido el oro a término al London Pool y a sus sucesores negociándolo en el mercado de las materias primas en una tentativa de contener los precios con el objeto de mantener la apariencia de su solvencia en dólares estadounidenses ?

Paul Craig Roberts ha descripto el funcionamiento de este sistema. Existen mercados a término para las divisas, las acciones y las obligaciones. La Reserva federal, por ejemplo, puede proponer la compra de una acción a tres meses y a un precio un 10% mayor que el actual. Los especuladores compraran acciones haciendo subir las ofertas, para sacar provecho de la promesa del “mercado” de comprar las acciones. De modo que al cabo de tres meses los precios habrán aumentado. Ha sido en gran parte de este modo que la « Plunge Protection Team » de los EEUU ha sostenido al Mercado de Valores de los EEUU.

El sistema funciona inversamente para contener el precio del oro. Los bancos centrales que tienen oro pueden reunirse ya proponer la venta de oro a bajo precio en el término de tres meses, El “mercado” advertirá que con la venta de oro a bajo precio no tiene sentido seguir comprando oro y aumentando su precio. De este modo el mercado a término modela el mercado actual.
La cuestión es saber si los compradores de oro – como los gobiernos ruso y chino – han comprado tanto oro que la Fed y el Banco de Inglaterra han debido honrar ciertamente sus ventas a término agotando su oro. En tal caso habrían “vivido al día” manteniendo bajo el precio del oro tanto tiempo como pudieron, sabiendo que una vez que el mundo haya encontrado el equivalente al cambio del oro de 1971 para compensar los déficit de los balances de pago intergubernamentales, los EEUU tendrán poco oro y no podrán mantener sus gastos militares en el extranjero – sin mencionar su déficit comercial y de desinversión de los extranjeros en sus mercados bursátiles. Mi libro sobre el super-imperialismo porque la falta de oro puso fin a la guerra de Vietnam. La misma lógica regiría hoy sobre la vasta red de bases militares.

El rechazo de Inglaterra y de los EEUU a pagarle a Venezuela significa que las reservas oficiales de oro extranjeras pueden ser mantenidas como rehenes por la política exterior de los EEUU y hasta en sentencias dictadas por la justicia estadounidense que atribuyan ese oro a acreedores extranjeros o a quienquiera que emprendiera un juicio, según las leyes de los EEUU contra esos países.

Esta toma de rehenes obliga a otros países a desarrollar una alternativa viable, en tanto el mundo se desdolariza y que la divisa oro se mantiene como único medio que puede limitar el déficit de balanza de pagos imputable a las Fuerzas armadas de los EEUU o de cualquier otro país que prepare un ataque militar. Un imperio militar cuesta muy caro – y el oro es una restricción “pacífica” de los déficit provocados por la armada. Lo he detallado en mi libro « Superimperialismo:The Economic Strategy of american Empire » (1972) puesto al día en alemán en « German as Finanzimperium » (2017).

Los EEUU han derrochado su aporte destruyendo los fundamentos del orden financiero mundial basado en el dólar. Esta decisión permite a los EEUU ser la « nación excepcional » capaz de gerenciar los déficit de su balanza de pagos y una deuda externa que no tienen la menor intención- ni la posibilidad- de pagar, afirmando que los dólares de sus gastos militares « proveen » las reservas de los bancos centrales de otros países en la forma de préstamos del Tesoro de los EEUU de América, obligaciones y bonos del Tesoro para financiar el déficit presupuestario y los gastos militares como asimismo el déficit esencialmente militar de la balanza de pagos.

Siendo que la UE funciona como rama de la OTAN y del sistema bancario de los EEUU, esta alternativa debiera estar asociada a la Organización de Cooperación de Shanghai y el oro depositado en Rusia o en China.

¿Qué pueden hacer otros países de América Latina como Bolivia, Nicaragua, Cuba y tal vez Uruguay y México para ayudar a Venezuela ?

Lo mejor que podrían hacer los países vecinos de América Latina sería crear una forma de promover la desdolarización y al mismo tiempo un organismo internacional encargado de supervisar la reducción de las deudas a reembolsar que superan la capacidad de los países en lugar de imponer la austeridad y la destrucción de sus economías.

También se necesita crear una alternativa al Banco mundial que conceda préstamos en monedas nacionales sobre todo para subvencionar la industria de la alimentación nacional con el objeto de proteger la economía de las sanciones alimentarias externas – equivalente a sitios militares destinados a forzar la rendición impoiendo el hambre. Este Banco mudial destinado a la aceleración económica priorizaría el desarrollo de la autonomía de sus miembros, en lugar de promover la competencia de la exportación cambiando así a los tomadores de una deuda externa que los expondría al tipo de chantaje financiero que se da en Venezuela.

Dos principios internacionales son necesarios. En primer lugar, ningún país debería estar obligado a pagar su deuda externa en una divisa - como el dólar o la de sus satélites – cuyo sistema bancario puede prohibir su uso.

En segundo término, ningún país debería hallarse obligado a pagar una deuda externa al precio de perder su autonomía nacional como estado. El derecho a formular su propia política exterior, imponer y crear su propia moneda y deshacerse de sus activos públicos para pagar a sus acreedores extranjeros. Una deuda de este tipo es un « préstamo irrecuperable » que traduce la irresponsabilidad del prestamista o lo que es peor aún la adquisición perniciosa de propiedades durante una ejecución hipotecaria que fuera el propósito del préstamo.

Michael Hudson para su blog Michael Hudson

Original : Venezuela as the pivot for New Internationalism ?

thesaker.is via Unz Review, Le 7 février 2019

Traducción del francés para El Correo de la Diaspora de : Susana Merino

* Michael Hudson trabajó como economista en Wall Street y actualmente es Distinguished Professor en la University of Misoury, Kansas City, y presidente del Institute for the Study of Long-Term Economic Trends (ISLET). Es autor de varios libros, entre los que destacan : « Super Imperialism : The Economic Strategy of American Empire » (nueva ed., Pluto Press, 2003) y « Trade, Development and Foreign Debt : How Trade and Development Concentrate Economic Power in the Hands of Dominant Nations » (ISLET, 2009). Página web : Michel Hudson

El Correo de la Diaspora. París, 24 de febrero de 2019.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Répondre à cet article

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id