recherche

Accueil > Empire et Résistance > Capitalisme sénile > El negocio modelo de la guerra eterna : Una pequeña y típica empresa familiar (...)

6 avril 2015


El negocio modelo de la guerra eterna : Una pequeña y típica empresa familiar que no sabe de crisis

par Robert Parry *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

El experto neoconservador Robert Kagan y su mujer, la secretaria de Estado adjunta Victoria Nuland, están desarrollando una notable empresa familiar que ha suscitado en Ucrania una guerra abierta y ha ayudado a relanzar la guerra fría contra Rusia – interviniendo para exigir al Congreso el aumento de los gastos militares para que los EEUU puedan mejor defenderse de las nuevas amenazas a su seguridad.

Esta extraordinaria dupla marido-y-mujer asesta dos impulsos con la misma piedra al complejo militar-industrial, un equipo interior-exterior que formula justificaciones para los gastos militares, aplicando presiones políticas para asegurar mayores créditos y lograr que los fabricantes de armas se sientan reconocidos y prodiguen generosas subvenciones a los grupos belicistas que comparten sus opiniones en Washington.

No solo se beneficia la gran comunidad de neoconservadores, sino también otros miembros del clan Kagan incluido el hermano de Robert, Frederick que cobra en el American Enterprise Institute y su mujer Kimberley que dirige su propio instituto de negocios el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Robert Kagan, investigador principal de la Brookings Institution (que no publica detalles sobre sus fundadores) se ubicó el viernes último en su puesto preferido, la tribuna libre del Washington Post para hacerles morder el anzuelo a los republicanos y lograr que renuncien al tope de los gastos que limita el presupuesto del Pentágono, que calculó en alrededor de 523 mil millones de dólares (sin contar aparentemente los gastos de guerra suplementarios). Kagan invitó a los legisladores del partido republicano a agregar por lo menos 38 mil millones de dólares o preferentemente 54 mil millones y 117 mil millones de dólares :

« El hecho es que quienes preconizan mayores gastos están librando una difícil batalla y votarán un porcentaje más bajo en un Congreso controlado por los Republicanos, y habla bastante –de la hipocresía republicana. Los Republicanos pueden denunciar ruidosamente a (presidente Barack) Obama que debilita la seguridad nacional y sin embargo cuando se trata de pagar por la política exterior que implica su robusta retórica, muchos de ellos son inhallables.[…]

« Los editorialistas y los cronistas que han enfrentado a Obama y han aclamado a los republicanos deben decirles a ellos y a sus lectores que la seguridad nacional cuesta dinero y que de otro modo sus palabras y sus discursos son vacíos […]

« Eso disgustará a una parte de la base republicana que quiere que la importancia del gobierno disminuya, que quiere poner un tope a los gastos presupuestarios y no se preocupa de lo que hace por la defensa. Pero el liderazgo (N. de T. el excepcional papel de los EEUU) consiste en decirle a veces a la gente lo que no quiere oír. Los que se proponen dirigir a los EEUU en los años próximos, republicanos y demócratas, deben mostrar qué clase de coraje político tienen, inmediatamente, en el momento en que se toman las decisiones presupuestarias cruciales.

De modo que la manera de mostrar su coraje – según el punto de vista de Kagan – es el de volcar siempre más y más miles de millones en el complejo militar industrial, es decir destinar el dinero a lo que los republicanos llaman la necesidad de defender a Ucrania y resistir a un mal acuerdo con Irán.

Sin embargo, si no hubiera sido por los esfuerzos de Nuland en tanto secretaria adjunta del Departamento de Estado para los asuntos europeos, no hubiera habido crisis en Ucrania. Sobreviviente neocon que aconsejara al vicepresidente Dick Cheney, Noland ha ganó ascensos con la ex secretaria a de Estado Hillary Clinton y también ahora con el apoyo del actual Secretario de Estado, John Kerry.

Confirmada en su actual cargo en setiembre de 2013, Nuland realizó inmediatamente esfuerzos extraordinarios para promover un cambio de régimen en Ucrania. Recomendó vivamente a los ejecutivos de empresas y a los activistas políticos desconfiar del elegido presidente Viktor Ianoukovicht. Les recordó a los ejecutivos de empresas que los EEUU habían invertido 5 mil millones de dólares en sus aspiraciones europeas y distribuyó literalmente bizcochos a los manifestantes antigubernamentales en la plaza Maidan de Kiev.

En cooperación con otros importantes neoconservadores incluido el presidente del National Endowment for Democracy, Carl Gershman y con el senador John Mc Cain, Nulan influyó en la idea de que los EEUU apoyarían un cambio de régimen contra Ianoukovicht, lo que de esa manera se volvió más probable, cuando los neonazis y otras milicias de derecha llegaron a Kiev desde Ucrania occidental.

A principios de febrero de 2014, Nuland habló de este cambio deseado por los EEUU con el embajador usamericano en Ucrania, Geoffrey Pyatt (veterano él mismo de una operación de cambio de régimen en la agencia internacional de energía atómica en la que ayudó a instalar a Yukiya Amanoen el cargo de Director General en 2009.

Nuland consideró al nuevo grupo de funcionarios ucranianos que le habían propuesto como si estuviera negociando las ubicaciones en un equipo de béisbol, rechazando a algunos y aceptando otros. « Yat es un buen partido » dijo de Arseniy Iatseniouk su favorito..

Denigrando a la Unión europea que para su gusto no había sido lo suficientemente agresiva en el tema ucraniano, declaró « Fuck the UE » preguntándose como « lograr ese golpe » mientras Pyatt reflexionaba imaginando como « dar a luz esa cosa ». Su llamado telefónico fue interceptado y difundido.

El cambio de régimen en Ucrania

El golpe de Estado contra Ianoukovicht tuvo lugar el 22 de febrero de 2014, cuando las milicias neonazis y otros extremistas violentos invadieron los edificios gubernamentales, obligando al presidente ya otros funcionarios a huir para salvar sus vidas. El departamento de Estado de Nulan declaró rápidamente legítimo el nuevo régimen y Iatseniouk se convirtió en primer ministro.

El presidente ruso Vladimir Putin que presidía en esos momentos los Juegos Olímpicos de invierno en Sotchi, fue tomado de sorpresa por el golpe de Estado y organizó inmediatamente una reunión para tratar la crisis y decidir como proteger a los rusos étnicos y la base naval rusa en Crimea, que condujo a la secesión de Crimea y su anexión a Rusia hace un año.

Aunque no exista ninguna prueba acerca de que Putin haya provocado la crisis en Ucrania – y en realidad todas las pruebas indican lo contrario – el Departamento de Estado propagó en los medios de información usamericanos dominantes y crédulos que Putin había orquestado esta situación en Ucrania, de un modo u otro y que por lo tanto podría comenzar a invadir Europa. La ex secretaria de Estado Clinton comparó a Putin con Adolfo Hitler.

Cuando el gobierno de Kiev lanzó una operación antiterrorista brutal para dominar un levantamiento en el seno de importantes poblaciones de etnia rusa de Ucrania tanto en el este como en el sur, Nuland y otros neocons usamericanos impulsaron la aplicación de sanciones económicas a Rusia y exigido la entrega de armas al régimen surgido del golpe de estado [Ver Consortiumnews.com – « Ce que les Néoconservateurs attendent de la crise de l’Ukraine. » ]

En el bélico tiroteo de la información destinada al publico usamericano y mundial se ha producido una nueva guerra fría, Eminentes neocons incluido el marido de Nuland, Robert Kagan, cofundador del New American Century que dirigió la guerra de Irak, han insistido en los EEUU en un tema de política interior : la debilidad que Obama ha manifestado y que ha facilitado la agresión de Putin.

En mayor de 2014, Kagan publicó en The New Republic un extenso ensayo titulado « Superpowers don’t get to retire » (Las superpotencias no retroceden) en el que Kagan reprocha vigorosamente a Obama de hacer fracasar la dominación usamericana en el mundo exigiéndoles una actitud usamericana más vigorosa en relación a sus adversarios.

Según un artículo del New York Times describiendo como había nacido este ensayo y cuales serían sus consecuencias, su autor Jason Horowitz cuenta que Kagan y Nuland comparten una misma visión del mundo e idénticas ambiciones profesionales, con Nuland que edita los artículos de Kagan incluidos los que destruyen a su propio patrón.

Aunque Nuland no hace comentarios específicos sobre el ataque de su marido a Obama, ha consignado que ella comparte similares puntos de vista : « Es inútil decirlo, declara Nuland, pero nada sale de la Casa Blanca que no sea digno de sus talentos. Digámoslo así »

Horowitz ha comentado que Obama estaba tan preocupado por el ataque de Kagan que revisó el discurso que debía pronunciar en West Point para amortiguar un poco la crítica e invitó a Kagan a almorzar a la Casa Blanca, en oportunidad en que alguien me ha comentado parecía una reunión de igual a igual. (Ver Consortiumnews.com – « La verdadera política exterior de Obama : la debilidad »)

Sabotear un acuerdo de paz

Y cuando la paz amenaza florecer en Ucrania, Nuland interviene para asegurar que los intereses bélicos están protegidos. El mes pasado la canciller alemana Ángela Merkel y el presidente francés Francois Hollande establecieron un acuerdo para un cese el fuego y una reglamentación política conocida como Minsk , incitando Nuland a comprometerse entre bambalinas para sabotear el acuerdo,

En otra conversación mantenida en Munich, Nuland ha vinculado el acuerdo de paz como la picardía de Merkel a Moscú, según el diario alemán Bild, citando fuentes anónimas, probablemente del gobierno alemán que parece haber puesto escuchas en la sala de conferencias del lujoso hotel Bayerischer Hof, difundiéndolas luego.

Haciéndose eco del desprecio de Nuland hacia Merkel, otro funcionario usamericano habló de los acuerdos de Minsk 2 como de la basura de los acuerdos europeos en Moscú.

Nuland ha sugerido que ni Merkel ni Hollande estaba preocupados por el impacto concreto de la guerra de Ucrania en Europa : « Tienen miedo de que las sanciones rusas minen su economía » Según lo que cuenta Bild, Nuland ha mostrado así una estrategia destinada a contrariar la diplomacia de Merkel usando un lenguaje virulento para describir la crisis de Ucrania.

« Nosotros podemos pelear con los europeos, podemos usar contra ellos las armas de la retórica » habría afirmado Nuland.

El general Philip Breedlove, comandante de las fuerzas aéreas de la OTAN, habría declarado que enviar más armas a Kiev « aumentaría el precio que Putin tendría que pagar en esta batalla » Nuland les ha arrojados los políticos usamericanos presente : « Les recomiendo enfáticamente hablar de los sistemas defensivos que podríamos usar para contrarrestar los sistemas ofensivos de Putin »

Nuland parecía decidida a hacer fracasar la iniciativa de paz de Merkel y de Hollande, aunque haya sido llevada a cabo por dos de los más importantes aliados usamericanos y haya sido aprobada por el presidente Obama. Y esta semana, parecía ciertamente que el acuerdo había sido cortado en pedazos por Iatseniouk, el primer ministro elegido por Nuland, que ha introducido una píldora de veneno en la legislación destinada a poner en marcha los Acuerdos de Minsk2.

El parlamento ucraniano de Kiev ha agregado en efecto una cláusula que exige que los rebeldes se sometan y dejen organizar las elecciones en el lugar al gobierno ucraniano antes de que sea definida una estructura federal. aunque Minsk 2 llamaba a establecer un diálogo entre los representantes de los territorio rebeldes del Este teniendo en perspectiva las elecciones y la instalación de una amplia autonomía en la región.

En lugar de eso, reflejando la posición dura de Nuland, Kiev ha rechazado las tratativas con los jefes rebeldes y ha insistido en restablecer el control sobre los territorios antes de avanzar en el proceso. Si se mantiene esa ley, se desembocará ciertamente en una reanudación de la guerra entre las fuerzas militares apoyadas por Rusia, que dispone de armas nucleares y los EEUU, un muy peligroso futuro para el mundo. (Ver Consortiumnews.com : « Ukraine’s Poison Pill for Peace Talks »)

No solo se reiniciará la guerra civil en Ucrania, sino también la guerra fría entre Washington y Moscú, algo que generará mucho dinero para el complejo militar-industrial. El viernes el marido de Nuland, Robert Kagan ha insistido en que este último punto sea destacado en el diario neocon The Washington Post.

La recompensa

Pero no se crean que las billeteras de los contribuyentes usamericanos se abren solo para esta pareja. Hay otros grupos de reflexión de neocons que también gravitan en Washington y que también se van a llenar de dinero, entre ellos Frederick Kagan que trabaja para el American Enterprise Institute, una oficina de la derecha y su mujer Kimberley, que dirige su propio grupo de reflexión el Institut for the Study of War (ISW) (Instituto para el estudio de la guerra).

Según los informes anuales de ese instituto, sus primeros partidarios fueron especialmente fundaciones de derecha, como la Smith-Richardson Foundation y la Lynde and Harry Bradley Foundation, pero inmediatamente fue copado por empresarios de la seguridad nacional incluidas empresas muy importantes como la General Dynamics, Northrop Grumman and CACI, como asimismo por empresas menos conocidas como la DynCorp International, que formó a la policía afgana y Palantir una empresa de tecnología fundada con capitales de riesgo de la CIA, In-Q-Tel. Palantir proveyó computadoras a los servicios de reclutamiento militar de EEUU en Afganistán.

Desde su creación en 2007, ISW se concentró especialmente en las guerras de Medio oriente, sobre todo Irak y Afganistán colaborando estrechamente con el general David Petraeus cuando comandaba el ejército usamericano en esos países. Más recientemente, sin embargo ISW ha comenzado a ocuparse sobre todo de la guerra civil en Ucrania (Ver Consortiumnews.com : « Neocons Guided Petraeus on Afghan War »).

Dicho de otro modo la familia Kagan ha puesto en marcha un modelo económico circular que se perpetúa indefinidamente : trabaja entre bambalinas para alentar las guerras, influenciando al mismo tiempo al público mediante artículos redactados por círculos de reflexión o tribunas libres en los periódicos impulsando el aumento de los gastos militares. Y recogiendo luego subvenciones y otro tipo de financiamiento de parte de los agradecidos fabricantes de armas.

Para ser justos el pequeño negocios familiar Nulan-Kagan es solo un ejemplo a muy pequeña escala de como el complejo militar industrial ha funcionado durante décadas : los analistas de los círculos de reflexión elaboran justificaciones para los gastos militares, los burócratas gubernamentales ponen en marcha las necesarias políticas bélicas y los fabricantes de armas ganan muchísimo antes de compartir una parte con los círculos de reflexión - el bucle se cierra, el sanguinario y rentable circuito puede volver a recomenzar.

Lo único original en el operativo Nuland-Kagan es que en este caso todo el proceso queda en familia.

Robert Parry para Consortiumnews

Original en inglés : « A family bussiness of perpetual war »

Consortiumnews. USA, 20 de marzo de 2015.

Traducción del francés para El Correo de : Susana Merino

El Correo. París, 6 de abril de 2015.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id