recherche

Accueil > Empire et Résistance > Union Européenne > Gréce > Deuda alemana con Grecia : COPPIA INDUBITABLE

24 mars 2015

Deuda alemana con Grecia : COPPIA INDUBITABLE

par Víctor Tomaselli *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

El gesto de una pareja de alemanes que pagó « su » parte de los daños causados a Grecia durante la 2ª Guerra Mundial deja mucho para el análisis

Jugando un poco con las palabras, si decimos en castellano COPIA INDUBITABLE, estamos diciendo que es una copia, sin duda. Si lo decimos en italiano, copia, con doble « p », estamos diciendo « SIN DUDA UNA PAREJA ». El hecho que nos ocupa es en realidad la acción de una pareja que de algún modo constituye una conducta a imitar en muchos aspectos. Nos referimos a la pareja de jubilados alemanes que se fueron de vacaciones a Grecia.

LOS PROTAGONISTAS

Los protagonistas se llaman Ludwig Zacaro y Nina Lahge, quienes llegaron al municipio de Nauplia, pidieron labrar un acta y entregaron un fondo de 875 euros en concepto de pago de lo que cada alemán le debe a Grecia como compensación de los daños causados durante la segunda guerra mundial. Esa cifra es la que ellos calcularon debe cada ciudadano alemán. Se excusaron de pagar sólo por uno, no por dos, dado que tal suma, es decir 1 750 euros, no estaba al alcance de su presupuesto dado que ambos son pensionados. Pero no obstante quisieron pagar « su » deuda con el pueblo griego y esa fue la manera que encontraron de hacerlo.

Ver :
Grecia, una coppia di tedeschi risarcisce i danni di guerra. ETTORE LIVINI. La repubblica, 20 marzo 2015

En el municipio le tomaron el dinero y lo entregaron a una ONG, cuyo nombre no trascendió. Los alemanes declararon al mismo tiempo que habían elegido entregarlo en Nauplia, porque esa ciudad fue la capital de Grecia durante el Siglo XIX.
Es un hecho sin precedentes. Grecia, como todos sabemos, está pasando momentos difíciles para salir de una deuda que supera los 300 mil millones de euros. El nuevo gobierno griego cuyo Premier es Tsipras, está tratando de reencauzar la situación económica siguiendo un esquema contrario al neoliberalismo y peleando por llevar una política económica de inclusión social. Dentro de esa política, han planteado formalmente al gobierno alemán la reparación de los daños de guerra, estimados en unos 165 mil millones de euros. El gobierno alemán de Angela Merkel, al mismo tiempo que propulsa el ajuste permanente de Grecia, ha manifestado un rotundo no a las compensaciones reclamadas por los helenos.

Sin duda que la actitud de la pareja de alemanes no cambia por sí el mundo. Pero sin duda, también, es un ejemplo que pequeños gestos logran grandes cosas. De algún modo ellos manifestaron dos cosas importantes, uno es la empatía por el pueblo griego, es decir, esa actitud de « ponerse en lugar del otro », que significa la empatía, palabra griega en realidad que significa en sentido literal « compartir la experiencia de vida ». Es el primer paso para un acercamiento en serio con « el otro », primera plataforma del entendimiento y de emprender un camino que signifique vivir en un mundo mejor.

Luego, está el efecto reparador, que tiene dos vertientes, repara al ofendido y repara al ofensor. Eso también tiene una palabra griega que lo explica, se llama epistrefein, (επιστρεφειν), que significa « cambiar de actitud », o sea, manifestar esa acción reparadora. Muchos problemas del mundo sin duda se solucionarían si tuviéramos socialmente este comportamiento y estaríamos más cerca de dejarles a nuestros hijos y nietos un mejor lugar para vivir.

De pequeños gestos, entonces, están llenas las grandes cosas. O quizá, como decía Mao, una larga marcha comienza con un pequeño paso.

Víctor Tomaselli para El Correo

*Víctor Tomaselli es Oleicultor y Oleólogo

El Correo. París, 24 de marzo de 2015.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id