recherche

Accueil > Les Cousins > Mexique > Cayó el peso México

15 octobre 2003

Cayó el peso México

 

Por ADITAL - CEG

El pasado 26 de septiembre, el Banco de México dejó su política monetaria sin cambios y anunció que continuará guardando un corto de 25 millones de pesos diarios. Esta cantidad se ve insuficiente frente al incremento en la tasa de inflación quincenal que publica el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

Es evidente que un ’corto’ de 25 millones de pesos es insuficiente para mantener a raya el incremento de la masa monetaria de México. Nos encontramos en una etapa de estímulo monetario por parte de las autoridades que están buscando reactivar el crecimiento económico después del anuncio de la baja del producto doméstico bruto a 1,5 % anualizado anunciado recientemente. Habrá que recordar que el ’corto’ del Banco de México ha llegado en otros años hasta los 175 millones de pesos diarios para mantener las proporciones de lo que está aconteciendo actualmente.

Las señales han sido inequívocas para las mesas de dinero y para los mercados financieros de México, dándose el consiguiente ajuste a la baja en el valor del peso frente al dólar.

El anuncio del Banco de México intenta ser moderado, equilibrando las necesidades de expansión crediticia interna frente al imperativo de manejar una banda de fluctuación sin cambios bruscos frente al dólar.

Es probable que dicha estrategia tenga éxito a pesar de los barruntos de tormenta financiera internacional puesto que la situación de los exportadores mexicanos frente al bloque europeo y asiático ha mejorado considerablemente durante este mes gracias a la devaluación del dólar frente al euro y al yen. Asimismo existe una subida considerable en el mercado de valores que se mantiene con excelentes índices de capitalización a las principales empresas mexicanas.

El problema para el Banco de México reside en cómo traducir las inversiones en capitales financieros a inversión directa en planta productiva en el país. Las políticas monetarias para lograr esto no se han implementado más allá de advertir a los inversionistas internacionales de que sus inversiones no se verán protegidas si se mantienen puramente líquidas y quieren trocarlas en dólares súbitamente : Nadie garantiza una paridad fija.

Así, la inversión en planta física al día de hoy es casi responsabilidad exclusiva del sector público. Por el momento tal pareciera que ese escabroso tema ha sido dejado de lado y que se busca casi en exclusiva paliar los problemas de crecimiento del Producto Domestico Bruto con más crédito al consumo. No se prevé en este momento dado lo anteriormente expuesto, movimientos superiores al 3% en la paridad sin que esto provocara una reacción discreta pero eficiente del Banco de México. Éste, con reservas superiores a los 50,000 millones de dólares tiene solvencia para parar cualquier ataque especulativo concertado.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id