recherche

Portada del sitio > Argentina > Economía > Agroalimentario > Cargill, ADM y Toepfer suspendidas 60 días por evasión fiscal en (...)

8 de marzo de 2011

Hallados en el triángulo de las Caimán y Barbados

Cargill, ADM y Toepfer suspendidas 60 días por evasión fiscal en Argentina

por Raúl Dellatorre

 

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

Las maniobras denunciadas también involucraban triangulaciones por Uruguay, Suiza y Singapur. Subfacturación y maniobras financieras para transferir los fondos. Cargill SA y ADM Argentina SA y Alfred C. Toepfer International Argentina, suspendidas del registro de operadores de granos por 60 días.

Tres grandes multinacionales de cereales fueron sancionadas por la AFIP bajo el cargo de « triangulaciones nocivas, utilización de paraísos fiscales y maniobras financieras con el exterior » en las operaciones de exportaciones de granos que realizan desde la Argentina. A partir de hoy, Cargill SA , ADM Argentina SA y Alfred C. Toepfer International Argentina quedarán suspendidas por 60 días del Registro de Operadores de Granos, que de acuerdo con lo informado por fuentes oficiales les limitará el uso de cartas de porte (permisos de transporte de granos a puerto) y la pérdida de alícuotas diferenciales de retenciones. Desde la AFIP apuntaron que, de no regularizar su situación en los 60 días de suspensión, las firmas mencionadas quedarán excluidas del registro, lo que implicaría la inhabilitación para seguir exportando.

Fuentes del organismo aseguran que estas sanciones no están relacionadas con los 117 allanamientos simultáneos realizados esta semana en oficinas pertenecientes o supuestamente vinculadas con cerealeras exportadoras. En cambio, tendrían estrecha relación con la denuncia que presentó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en noviembre pasado ante la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados. En esa oportunidad presentó un informe sobre « Evasión de grandes grupos concentrados » en el sector agropecuario, denunciando como metodología la intermediación o tercerización de las operaciones de exportación a través de paraísos fiscales o países sin convenio de intercambio de información con Argentina. El propósito de estos « pases » del producto antes de llegar a su destino final es la subfacturación de la exportación para evadir las cargas tributarias correspondientes, remarcó en su informe Echegaray.

Además, los fondos así evadidos al subfacturar exportaciones, cuya diferencia terminaba cobrándose en el exterior, volvían al país provenientes de paraísos fiscales o jurisdicciones con escaso control, lo cual constituiría las maniobras financieras ahora denunciadas.

Según el informe de Echegaray, las principales plazas con las que se detectaron maniobras de triangulación son Uruguay, Suiza y Singapur. Al primer destino se facturaron 8842 millones de dólares en 2009, de los que apenas habrían quedado en ese país como destino físico final 2015 millones. A Suiza, sobre 4328 millones, sólo tenían a ese país como destino final productos por 1518 millones. A Singapur se facturaron 1101 millones, pero sólo 43 millones eran para productos a ser consumidos o utilizados en ese país.

Ya en noviembre, la AFIP señalaba como « casos detectados en cerealeras, en curso de investigación » a cinco « contribuyentes globales » que operan en Argentina bajo la figura de filiales o sucursales de empresas de capital holandés, estadounidense (en dos casos), alemán y argentino en otro (pero con sede central en el exterior y operaciones a nivel mundial). Una de las firmas de capital estadounidense, y la de capitales argentinos, operaban a través de sucursales de la misma firma en Uruguay, adonde facturaban cereales, cuyo destino final era, principalmente, China y España. La otra firma estadounidense y la alemana utilizaban para triangular sus respectivas casas matrices. Curiosamente, la firma de origen alemán le facturaba a Alemania mercadería, cuyo destino final eran países limítrofes de Argentina: Brasil y Chile. El diferencial de precio facturado entre la primera y segunda venta (maniobra de triangulación) es lo que define el monto de evasión de la base imponible y, con ello, del impuesto determinado.

Aunque la información que difundió ayer la AFIP respecto de los tres casos sancionados es escueta, se puede vincular la imputación hecha ayer de « triangulaciones nocivas » con lo que, en aquel informe, se señaló como « principales destinos nocivos de facturación: Uruguay, Suiza, Singapur, Barbados e Islas Caimán ».

De las tres firmas sancionadas, Cargill, de origen estadounidense, es por lejos la más conocida. Lidera las exportaciones de granos en la Argentina pero, además, cuenta con una extendida red de firmas acopiadoras bajo su control en toda la pampa húmeda, que le permiten abastecerse tanto para cumplir sus contratos con el exterior como para abastecer sus plantas procesadoras. Posee, además, instalaciones propias en el puerto San Martín, aledaño al de Rosario.

Las otras dos firmas, aunque menos conocidas, también revistan entre las transnacionales que controlan el negocio mundial en la materia. ADM es una firma de capitales estadounidenses, radicada en Illinois, que nació como Archer Daniels Midland Co. Sus operaciones globales suman una facturación cercana a los 50 mil millones de dólares, alrededor de la mitad de lo que factura su rival Cargill. En la Argentina concentra su negocio en la exportación de granos, pero a nivel mundial se especializa en la molienda de oleaginosas y maíz (aceites), y en los últimos años creció fuerte en la producción de biodiesel y etanol. Con una capacidad de molienda superior a las 130 mil toneladas por día, se ubica como uno de los principales procesadores de soja del planeta.

ADM cuenta con una red global de 500 centros de acopio y unas 250 plantas de molienda, con alrededor de 20 de ellas instaladas en China. El inicio de sus negocios en Argentina coincidió con la salida de Continental Cereales, cuyos activos fueron adquiridos por Cargill. Justamente, varios ex directivos de Continental conformaron su primer directorio.

Alfred Toepfer International es una cerealera que nació en Alemania, en la ciudad de Hamburgo, pero con los años fue cambiando de manos hasta su actual composición: un 25 por ciento es controlado por un grupo de cooperativas agrícolas estadounidenses y europeas, mientras que el paquete de control (75 por ciento) está en manos de la ya mencionada ADM.

Página 12. Buenos Aires, 4 de marzo de 2011.

Retour en haut de la page

Objetivo

|

Trigo limpio

|

Mapa del sitio

| |

création réalisation : visual-id