recherche

Accueil > Empire et Résistance > « Gringoland » (USA) > Banana Follies : la madre de todas las revoluciones de color en (...)

7 novembre 2020

Banana Follies : la madre de todas las revoluciones de color en USA

par Pepe Escobar *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

En este juego, el presidente en ejercicio Buffon [Bufón], fue pintado de rojo y su oponente, Corpse (Cadáver), en azul.

Un ejercicio de juego de Revolución de color perfecto y local, con nombre en código Azul, fue revelado por un importante grupo de expertos establecido en tierras imperiales que acuñó el concepto de la revolución de color.

Toda la información divulgada aquí sobre el juego Azul no ha sido desclasificada. Esto bien podría provocar una reacción dura del Deep State [Estado Profundo], incluso si un grupo llamado Transition Integrity Project hizo un escenario similar.

Ambos escenarios deben verse como programas predictivos : el Estado Profundo prepara al público en general, de antemano, para saber cómo se desarrollarán las cosas.

Las reglas estándar de la Revolución de Color generalmente comienzan en la capital del Estado-Nación X, durante un ciclo electoral, con «  rebeldes » luchando por la libertad y disfrutando del pleno apoyo de los medios de comunicación nacionales e internacionales.

El azul se refiere a una elección presidencial en el Hegemon. En el juego de ejercicios, el presidente saliente, con nombre de código Buffon [Bufón], estaba pintado de rojo. El retador, cuyo nombre de clave es Corpse [Cadáver], ha sido pintado de azul.

Azul -el ejercicio- fue un paso más allá porque, en comparación con sus predecesores, el punto de partida no fue una simple insurgencia, sino una pandemia. No es una pandemia cualquiera, sino una pandemia mundial grave y muy grave, con una tasa de mortalidad explosiva de menos del 1%.

Por una feliz coincidencia, la pandemia mortal ha permitido a los operadores azules promover el voto postal como el procedimiento de votación más seguro que permite el distanciamiento social.

Eso se refirió a una serie de encuestas que pronosticaban una victoria casi inevitable de Azul en las elecciones, e incluso una « ola azul ».

El principio es simple : hacer caer la economía y desacreditar al presidente en ejercicio cuya misión declarada es estimular una economía en auge. Al mismo tiempo, se debe convencer a la opinión pública de que acudir a las urnas constituye un riesgo para la salud.

El comité de producción de Blue no se arriesga y anuncia públicamente que desafiará cualquier resultado que contradiga el resultado preestablecido : la victoria final de Blue en un organismo excéntrico, anacrónico y antidemocrático directo llamado « colegio electoral  »

Si Rojo gana de alguna manera, Azul esperará hasta que cada voto sea contado y debidamente impugnado en todos los niveles de jurisdicción. Confiando en el apoyo abrumador de los medios y el marketing de las redes sociales impulsado a niveles de saturación, Azul proclama que en « ningún escenario  » se le permitirá a Rojo declarar la victoria.

Cuenta regresiva para el voto mágico

Llega el día de las elecciones. El escrutinio de los votos se realiza sin contratiempos – conteo de los por correspondencia, conteo el día de las elecciones, calculando al minuto - pero favoreciendo sobre todo a Rojo, principalmente en tres estados que siguen siendo imprescindibles para hacerse con la presidencia. Rojo también lidera los llamados « estados clave ».

Pero entonces, mientras un canal de televisión anuncia prematuramente un Estado rojo que se supone asegurado, para Azul, todo el conteo de votos se detiene antes de la medianoche en las grandes áreas urbanas de los estados principales de relevo bajo la dirección de los gobernadores Azules, donde el Rojo está a la cabeza.

Los operadores azules dejan de contar para comprobar si su escenario de victoria para Blue se puede realizar sin la necesidad de traer papeletas postales. Su mecanismo preferido es fabricar el « consentimiento de la gente » cultivando una ilusión de equidad.

Aún así, todavía pueden contar, como lo establece el Plan B, en las papeletas de votación por correo urbanas frías y calientes, hasta que Azul gane por estrecho margen en dos estados particularmente importantes en los que Red ganó en una elección previa.

Y esto es lo que pasa. Desde las 2 de la mañana, y más tarde en la noche, muchos votos « mágicos  » llegan en estos dos estados clave. Este « ajuste  » vertical y repentino al alza incluye el caso de un lote de más de 130 000 votos para los azules en un condado y ni un solo voto para los rojos - un milagro estadístico propio del Espíritu Santo.

Llenar la urna es una estafa típica aplicada en variaciones de la revolución de color de Republica Bananera. Los operadores azules utilizan el método probado aplicado al mercado a futuros del oro, cuando una repentina caída en las ventas a descubierto reduce el precio del oro, protegiendo así el dólar estadounidense.

Los operadores azules están apostando a que la alianza de medios tradicionales/BigTech no cuestionará el hecho de que, de repente, la votación iría a Azul por un margen de 2-3 o 3-4.

Están apostando a que no se harán preguntas sobre cómo una tendencia de votos positivos del 2-5% a favor del rojo en algunos estados se ha convertido en una tendencia del 0.5-1.4% a favor del azul alrededor de las 4 a.m.

Y que esta brecha se está produciendo en dos estados clave casi simultáneamente.

Y que algunas circunscripciones registran más votos presidenciales que votantes registrados.

Y que en los Estados relevos, el número de votos adicionales misteriosos a favor de Azul supera con creces los votos a favor de los candidatos al Senado en esos estados, ya que el registro muestra que los totales de estos votos son tradicionalmente cercanos. Y que la participación en cualquiera de esos Estados sería del 89,25%.

Al día siguiente de la jornada electoral, vagas explicaciones apuntan a un « error administrativo  » en uno de los posibles votos nulos, mientras que en otro estado en disputa, no hay justificación para aceptar papeletas que no llevan sellos del correo.

Los Blue Operators se están relajando porque la alianza Mainstream Media/BigTech está aplastando cada queja como «  teorías de conspirativas  »

La contra revolución Roja

Los dos candidatos presidenciales realmente no están ayudando a sus propios asuntos.

El nombre en clave Corpse [Cadavre], en un desliz freudiano, había revelado que su partido había establecido el sistema de fraude más extenso y « diversificado » que jamás había existido.

No es solo Corpse el que está a punto de ser investigado por un sistema informático cuestionable. Este es un paciente con demencia a nivel 2, cuyo perfil se está desgastando rápidamente, apenas se mantiene funcional gracias a los medicamentos, lo que no puede evitar que su mente se apague lentamente.

Fiel a sus instintos, el nombre clave Bouffon [Bufón] toma medidas preventivas, declarando que toda la elección fue un fraude, pero sin ofrecer pruebas convincentes. El es debidamente desenmascarado por la alianza de los grandes medios de comunicación y Big Tech con el argumento de haber propagado « falsas acusaciones ».

Todo esto tiene lugar cuando una vieja operadora amargada y astuta no solo declaró que el único escenario permitido era una victoria azul, sino que ya se había posicionado para un puesto de seguridad de alto nivel.

El Azul también juega con el hecho de que Rojo toma de inmediato una calle a sentido único : regentear un ejército de abogados que exigen acceso a todos los registros de inscripción para frotar, examinar y verificar cada papeleta de voto postal un proceso de análisis forense de facto.

Sin embargo, Azul no puede predecir cuántas papeletas falsas se revelarán durante los recuentos.

Mientras Corpse se prepara para declarar la victoria, Buffon tiene los ojos clavados en el juego, listo para llevarlo todo a la Corte Suprema.

La máquina Roja ya había jugado, porque sabía perfectamente cómo la operación Azul se llevaría a cabo.

La contrarrevolución de rojo tiene el potencial de frustrar estratégicamente la operación de azul.

Es un ataque en tres frentes : el Rojo utiliza el Comité Judicial, el Senado y el Fiscal General, todos bajo la autoridad del nombre en clave Bouffon hasta el día de la inauguración. El final del juego, después de una feroz batalla legal, es derrocar a Azul.

Los principales operadores de Rojo tienen la opción de constituir una comisión en el Senado, o un Asesor especial, a petición de la Comisión Judicial, que será nombrada por el Departamento de Justicia para investigar Corpse .

Mientras tanto, son necesarios dos votos del colegio electoral, con un mes de diferencia, para certificar al ganador de la elección presidencial.

Pepe Escobar* para Asia Times

Original : « Banana Follies : the mother of all color revolutions ». Asia Times, November 6, 2020

* Pepe Escobar es un periodista brasileño del periódico Asia Times Online y de Al-Jazeera. Pepe Escobar es también autor de : « Globalistan : How the Globalized World is Dissolving into Liquid War » (Nimble Books, 2007) ; « Red Zone Blues : a snapshot of Baghdad during the surge » ; « Obama does Globalistan  » (Nimble Books, 2009), Empire of Chaos (Nimble Books, 2014. Se lo puede seguir también en inglés por Facebook y 2030

Traducido del francés para El Correo de la Diaspora por : Carlos Debiasi

El Correo de la Diáspora. París, 9 de noviembre de 2020.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id