recherche

Portada del sitio > Nuestra América > Reflexiones y trabajos > Argentina en estado de movilización permanente...

16 de agosto de 2019

Argentina en estado de movilización permanente...

por Alberto Rabilotta *

 

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

La rotunda Victoria del Frente de Todos (FdT) en las Primarias, Abiertas, Simultaneas y Obligatorias (PASO) del pasado 11 de agosto en Argentina es un hecho muy importante y decisivo para la vida política del pueblo argentino y asimismo desde la perspectiva de Nuestra América en la etapa histórica que vivimos, marcada por un imperialismo estadounidense debilitado que tratando infructuosamente de restaurar la perdida hegemonía mundial no cesa de atacar con todos los medios a su alcance, y en particular el monopolio que ejerce sobre el sistema monetario que domina las finanzas y el comercio mundial, a sus adversarios actuales y futuros.

El analista uruguayo Aram Aharonian [1] destaca la importancia de este triunfo electoral porque es « la derrota del modelo de restauración neoliberal del Fondo Monetario Internacional y de las políticas estadounidenses, liderado en Argentina por el gobierno de Mauricio Macri », y porque « abre la posibilidad de nuevos caminos en una región donde se quiso imponer el imaginario colectivo de un supuesto fracaso de los gobiernos progresistas ».

Como otros atentos observadores Aharonian señala que « el neoliberalismo tiembla ante las próximas elecciones en Uruguay y Bolivia, que podrían poner fin a la fiesta programada desde Washington (...) Los análisis laudatorios de la prensa hegemónica trasnacional se transformaron en lúgubres despedidas tras la debacle electoral. La revista especializada Forbes, el Financial Times, la agencia Bloomberg, coincidieron en que los “inversores” saben que el tiempo de Macri está agotado y que hay un creciente riesgo de default (no pago de la deuda externa) ».

Y destaca que este « no es el primer fracaso de la derecha en la región. Una derecha que repite el dogma neoliberal como único argumento, gobernando para ‘los mercados’ y no para sus pueblos. La enorme derrota no fue solo del gobierno de Macri, fue de sus mandantes y guionistas, en especial del Fondo Monetario Internacional y de su aún jefa Christine Lagarde ».

La rápida, audaz e inteligente respuesta social.

Es claro que la amplitud del triunfo de la formula Alberto Fernández y Cristina Fernández del FdT superó las previsiones, pero el cambio de gobierno se decidirá en las elecciones generales de octubre próximo, y dada la brutal reacción inicial del mercado financiero centrado en Estados Unidos (EEUU) y del actual presidente Mauricio Macri y sus cercanos colaboradores, es evidente que la política argentina vivirá durante dos meses un peligroso interregno, o sea bajo las amenazas y presiones constantes de los voraces acreedores extranjeros, de la oligarquía local y del gobierno de EEUU, así como de los reclamos legítimos de los sectores populares para ajustes inmediatos contra la explosión inflacionaria por la devaluación del peso.

Como en otros momentos de la relativamente reciente historia argentina marcada por las políticas neoliberales, la lucha de clases se manifestará en toda su amplitud, y dada la historia represiva del gobierno de Macri no hay que descartar que tratará de utilizar, para cambiar en octubre el resultado de las PASO de agosto, todos los medios a su alcance. Pero asimismo hay que recordar los niveles de resistencia que alcanzaron las luchas sociales y políticas en Argentina, en términos de unidad, masividad y combatividad durante los momentos críticos creados por las políticas neoliberales, y que llevaron a la formación del movimiento político que aseguró las victorias electorales de Néstor y Cristina Kirchner.

Es por ello que es importante destacar lo que dijo Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y diputado por la provincia de Buenos Aires del Frente para la Victoria, durante la reunión de la Mesa Nacional de la CTA, al analizar la gravedad de la situación de miseria que afecta al pueblo trabajador, y frenar los previsibles intentos del gobierno de Macri para cambiar en octubre el resultado electoral a su favor.

Después de destacar la imperiosa necesidad de la movilización sindical y popular para compensar inmediatamente la brutal depreciación del peso y su efecto inflacionario sobre todos los productos y servicios, Yasky abordó la estrategia a seguir en los próximos meses, y « en virtud de esto hemos decidido declarar a la CTA en estado de sesión permanente. Creemos que tenemos la capacidad de hacer presencia en los lugares en los que nuestra gente está en estos momentos sufriendo, la CTA tiene que estar en condiciones de reclamar y de estar presente en un momento tan difícil. Nos hacemos cargo que la elección desató una especie de tormenta especulativa de los que tienen el dinero en contra de los que solamente quieren trabajar en paz » [2].

Yasky agregó que « vamos a hacer una convocatoria para tratar de coordinar con las organizaciones sindicales, con la CGT, con los distintos nucleamientos sindicales, estar en este momento en permanente contacto con todas nuestras regionales del país. Los trabajadores tenemos que ser conscientes que el domingo hubo un pronunciamiento popular aplastante, rechazando el ajuste, la dolarización, la especulación financiera, reclamando volver a una Argentina de trabajo y de salario digno. Ese pronunciamiento aplastante está a mitad de camino. Falta la elección de octubre. No podemos permitir que nada se interponga en ese camino. La solución a la crisis económica y social de la Argentina es política. Hubo una épica popular el domingo que hizo que el pueblo se pronunciara masivamente ».

Y enfatizó que « el movimiento sindical y el movimiento social deben custodiar este triunfo para poder terminar en octubre de sacar definitivamente a los ricos que gobiernan para los ricos y tener un gobierno que sea para todos los argentinos, no solamente para los ricos, no solamente para los especuladores financieros, para los que fugan capitales. Y en esta decisión es clave el papel del movimiento sindical. Debemos ser reflexivos, estar en condiciones de evitar cualquier tipo de provocación. La forma salvaje en que reprimieron ayer a los compañeros de ATE es el tipo de respuesta que quiere dar el gobierno. Los trolls que convocan a cacerolazos y trabajan para el gobierno no le hacen bien al país en este momento. Tenemos que ser capaces de llegar al mes de diciembre haciendo que el voto popular valga más que la represalia y el daño económico de los especuladores y de quienes quieren tener un gobierno de ricos para ricos ». [3]

Este llamamiento ya se refleja en las movilizaciones que comenzaron el jueves 15 con la « Jornada Nacional de Luchas » en la Ciudad de Buenos Aires y otros lugares del país, y en las decisiones de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular convocada para « definir un plan de lucha en relación a las medidas que exigen para el sector de la Economía Popular, y asimismo en la declaración de estado de alerta y movilización » lanzado por los Movimientos Populares.

Como señala sabiamente Abraham Nuncio en La Jornada [4], « los dueños de los capitales huidizos (los famosos mercados) ya votaron en contra de las fuerzas que arrasaron con las de Macri dando lugar a una gran crisis en Argentina. Ellos son los aliados con que cuenta el imperialismo de Estados Unidos. A ellos hay que combatir para neutralizarlos, y no sólo en un país ni en una época de elecciones ».

Los próximos meses serán sumamente importantes no solamente para los argentinos, sino para los países de Nuestra América que sufren bajo gobiernos vendepatrias, entregados al imperialismo, y que están siendo debilitados por la creciente movilización popular, como los de Brasil y Ecuador, por ejemplo, y para nuestros pueblos puede ser importante la experiencia y resultados que surjan de la estrategia de lucha conjunta de sindicatos y movimientos populares expresada por Hugo Yasky.

Alberto Rabillota* para El Correo de la Diaspora

* Alberto Rabilotta. Periodista argentino-canadiense desde 1967, en México para la « Milenio Diario de México ». Corresponsal de Prensa Latina en Canadá (1974) Director de Prensa Latina Canadá, cobertura América del Norte (1975-1986). Corresponsal de la Agencia de Servicios Especiales de Información, ALASEI, (1987-1990). Corresponsal de la Agencia de Noticias de México, NOTIMEX, en Canadá (1990-2009 Columnista bajo seudónimos (Rodolfo Ara y Rocco Marotta) de « Milenio Diario de México » (2000-2010). Colaborador de ALAI, PL, El Correo, El Independiente y otros medios desde el 2009.

El Correo de la Diaspora. París, 16 de agosto de 2019

Contrat Creative Commons
Cette création par http://www.elcorreo.eu.org est mise à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Paternité - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 3.0 Unported. Basée sur une œuvre de www.elcorreo.eu.org.

Comentar este artículo

Retour en haut de la page

Objetivo

|

Trigo limpio

|

Mapa del sitio

| |

création réalisation : visual-id