recherche

Accueil > Argentine > Économie > Industrie > Argentina-Rusia : Nueva represa con el aporte ruso

20 décembre 2014

EL GOBIERNO ADJUDICO LA CONSTRUCCION DE UNA GRAN OBRA HIDROELECTRICA EN NEUQUEN

Argentina-Rusia : Nueva represa con el aporte ruso

 

De Vido y Kicillof anunciaron las empresas que construirán Chihuido I, un emprendimiento que aportará 637 megavatios al sistema eléctrico y proveerá agua para consumo humano y riego. Rusia aportará el financiamiento por 1 500 millones de dólares.

El gobierno nacional firmó la adjudicación de la obra del aprovechamiento multipropósito Chihuido I, una represa en Neuquén que brindará 637 megavatios hora una vez concluidas las obras. El consorcio que se adjudicó el proyecto está integrado por las empresas argentinas Helport (Grupo Eurnekian), Chediack, Panedile, Eleprint, Hidroeléctrica Ameghino, la española Isolux Ingeniería y la rusa Inter Rao, que tendrá a su cargo el usufructo y la financiación del proyecto, a través de un préstamo de la Federación Rusa por 1 500 millones de dólares. El acto de adjudicación estuvo encabezado por los ministros de Planificación y Economía, Julio De Vido y Axel Kicillof, respectivamente, y los secretarios de Energía y obras públicas, Mariana Matranga y José López.

Chihuido tiene por objetivo la generación energética, la regulación del río Neuquén para asegurar la provisión de agua para consumo humano, riego y uso industrial y brindar seguridad aguas abajo frente a crecidas extraordinarias del río. El aporte de energía eléctrica que realizará al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) permitirá al país un importante ahorro debido al cambio en la matriz energética, que disminuirá la generación de energía térmica para incrementar la participación hidroeléctrica.

El préstamo de unos 1 500 millones de dólares que hará la Corporación Estatal Banco de Desarrollo y Comercio Exterior de la Federación Rusa es a veinte años, con 66 meses de gracia a una tasa fija anual de 6,5 por ciento con una amortización del capital semestral, más comisiones. Desde el Ministerio de Economía estimaron que la construcción del complejo sobre el río Neuquén generará unos 2 000 puestos de trabajo directos y 1 500 indirectos. La idea de la realización de esta obra se remonta a 1960, bajo la órbita de la estatal Agua y Energía.

La producción de la nueva central será sostenida con cuatro turbinas con una potencia instalada de 637 MWh, lo que permitirá una energía media anual de 1750 Gwh. La clave de la iniciativa pasa por el esquema de financiación. Desde hace varios meses, el gobierno argentino comenzó un fuerte proceso de trabajo conjunto con Rusia, que incluyó la visita del presidente de la Federación a la Argentina.

La firma adjudicataria Inter Rao tendrá a su cargo la financiación, elaboración del proyecto ejecutivo, construcción, operación, mantenimiento y explotación del aprovechamiento multipropósito Chihuido I y al cabo de quince años de concesión, el complejo pasará al Estado neuquino.

« Argentina recibió una inversión enteramente rusa que significará para la provincia de Neuquén la generación de miles de puestos de trabajo a corto plazo. Proveerá competitividad y recursos energéticos. Además queda demostrada la capacidad del Estado para obtener demanda agregada y sostener el crecimiento del país y las condiciones de vida de nuestros ciudadanos », manifestó Kicillof, quien agregó : « Esto demuestra que hay inversiones para Argentina, que no son producto de la magia ni del viento de cola ».

La semana pasada, el presidente de la empresa Emhidro SEP (Emprendimientos Hidroeléctricos Sociedad del Estado Provincial del Neuquén), Elías Sapag, destacó que Chihuido I « es la primera gran obra hidroeléctrica en treinta años no sólo para Neuquén, sino para el país ».

Este no es un proyecto aislado, según aclaró ayer De Vido, sino que forma parte de un « plan de inversiones en el sector hídrico, con más de quince obras ». Dos de ellas son de riego y el resto son represas hidroeléctricas. Una ya está adjudicada y a punto de iniciación, las represas Kirchner y Cepernic que se suma a la adjudicada ayer. En esos proyectos tendrá un papel clave China, también aportando financiamiento.

« Estamos pensando en el largo plazo, en una matriz con energía limpia, renovable, barata, amigable con el ambiente. Estamos trabajando en la producción de hidrocarburos, pero también pensamos en el presente, como en el caso de Chihuido 1. Argentina tiene que lograr nuevamente el autoabastecimiento. La explotación de petróleo y gas, que incluye importantes descubrimientos y la puesta en funcionamiento del yacimiento de Vaca Muerta en Neuquén, incluye también energía renovable, como los recursos pluviales que tiene el país », concluyó Kicillof.

Página 12. Buenos Aires, 20 de diciembre de 2014

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id