recherche

Accueil > Les Cousins > Brésil > Archivos secretos de Brasil sobre el asunto del Lava Jato.

19 juin 2019

Archivos secretos de Brasil sobre el asunto del Lava Jato.

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Cómo y porqué The Intercept informa sobre numerosos documentos relacionados con la Operación Lava Jato en Brasil y el ministro de Justicia Aldo Moro. The Intercept Brasil ha publicado hoy tres artículos explosivos que reflejan las discusiones internas, muy controvertidas, politizadas y jurídicamente dudosas y sobre acciones secretas llevadas a cabo por un grupo de tareas anticorrupción encargado de la investigación Lava Jato, dirigida por el procurador general Deltan Dallagnol y Sergio Moro, juez en ese momento y ahora poderoso Ministro de Justicia de Jair Bolsonaro internacionalmente destacado.

Por Glenn Greenwald, Leandro Demori, et Betsy Reed
The Intercept Brésil
9 de junio de 2019.

Estas historias se basan en numerosos documentos que no habían sido publicados aún – incluyendo discusiones privadas, grabaciones de audios, videos, fotos, procesos judiciales y otros documentos – que nos fueron proporcionados por una fuente anónima. Revelan actos reprensibles, graves, conductas contrarias a la ética y engaños sistemáticos que tanto el público brasileño como el internacional tienen derecho a estar informados.

Estos tres artículos fueron publicados el 9 de junio en The Intercept Brasil en portugués y sintetizados en inglés para The Intercept. Habida cuenta del tamaño y de la influencia mundial de Brasil con el nuevo gobierno de Bolsonaro, estas historias revisten una gran importancia para el público internacional. Esto no es más que el principio de lo que estimamos es una investigación periodística en curso, mediante la utilización de muchos archivos, referidos a la investigación sobre corrupción del asunto Lava Jato : la actuación de Moro cuando era juez y la del procurador Dallagnol y la conducta de muchas personas que continúan ejerciendo un gran poder político y económico tanto en Brasil como en otros países.

Más allá de la importancia política, económica y ambiental de Brasil bajo la presidencia de Bolsonaro, la importancia de estas revelaciones de acciones de incomparablemente consecuencia derivadas de la larga investigación llamada Lava Jato. Este escándalo de enorme amplitud ha implicado a numerosas personalidades políticas de primer nivel , de los oligarcas, del predecesor de Bolsonaro en la presidencia y hasta de dirigentes extranjerosinvolucrados por corrupción.

Más importante aún que el Lava Jato ha sido la saga que condujo al encarcelamiento del antiguo presidente Luiz Inácio Lula da Silva el año pasado. La condena de Lula por Moro, confirmada rápidamente por una corte de apelaciones, lo volvió inelegible e imposibilitado de presentarse como candidato a la presidencia en momentos en que todas las encuestas señalaban que Lula – dos veces elegido presidente por la gran mayoría tanto en 2002 como en 2006, antes que la limitación a dos mandatos consecutivos lo obligara a dejar la presidencia en el 2010 cuando contaba con el 87% de adhesiones. La exclusión de Lula en las elecciones, fundamentada por Moro en el veredicto de su culpabilidad fue un episodio clave que llevó a la victoria a Bolsonaro.

Lo más notable es que luego de ganar la presidencia Bolsonaro ha creado un nuevo cargo de autoridad sin precedentes que los brasileños llamas « superministro de Justicia » con el objeto de supervisar los poderes más consolidados a través de la aplicación de la ley de supervisión y de investigaciones que se hallaba distribuida anteriormente en varios ministerios. Bolsonaro creó este cargo para premiar al juez que declaró culpable a Lula, Sergio Moro que es quién actualmente ocupa ese cargo. Es decir que Moro ejerce hoy en días inmensos poderes de policía y de seguridad del Brasil -gracias a un presidente, que solo fue elegido luego de que Moro, cuando era juez, anuló a su principal adversario impidiéndole ser candidato a la elección presidencial.

Los procuradores de la investigación Lava Jato y Moro han sido muy controvertidos en Brasil y a nivel internacional – festejados por muchos como héroes de la lucha anticorrupción y acusados por otros de haber sido los ideólogos clandestinos de una derecha disfrazada de agentes políticos de la ley. Sus detractores han insistido en el hecho de que usaron y abusaron de poderes represivos con el objetivo político de impedir que Lula volviese a la presidencia y destruir su Partido de los Trabajadores de izquierda, el PT. Moro y los fiscales, han negado con igual vehemencia haber tenido lealtades u objetivos políticos y han declarado que trataban simplemente de eliminar la corrupción en Brasil.

Pero hasta ahora los fiscales de la investigación Lava Jato y Moro han realizado su trabajo en gran parte en secreto, impidiéndole al público evaluar la validez de las acusaciones contra ellos y la verdad de los desmentidos. Algo que los convierte en un valioso archivo desde el plano periodístico. Por primera vez el público podrá saber lo que estos jueces y fiscales decían y hacían mientras creían que nadie los escuchaba.

Estos artículos muestran, entre otras cosas, que los fiscales del Lava Jato hablaban abiertamente de su deseo de impedir ganar las elecciones al PT y decidieron tomar medidas para lograrlo mientras Moro en secreto y sin ética, colaboraba con el fiscal del Lava Jato en la confección del expediente contra Lula a pesar de las serias dudas internas que pesaban sobre las pruebas, apoyando las acusaciones para hacer valer inmediatamente su carácter de árbitro neutro.

El único papel de The Intercept al obtener estos documentos ha sido el de recibirlos de nuestra propia fuente, habiéndonos contactado hace varias semanas (bastante antes de que el teléfono de Moro fuera presumiblemente pirateado) informándonos de que tenían todos los documentos y de que estaban listos para ser entregados a los periodistas.

Informar al público sobre temas de su interés y denunciar los actos reprensibles ha sido nuestro principio rector en oportunidad de nuestro primer informe sobre los archivos y continuará siéndolo en la medida en que informemos a partir de la gran cantidad de documentos que nos han proporcionado.

La enorme cantidad de documentos contenidos en esos archivos, así como el hecho de que muchos de esos documentos incluyen conversaciones privadas entre funcionarios nos obligan a tomar decisiones periodísticas relacionadas con aquellos documentos que deben ser publicados y difundidos y los que no deben ser publicados.

Para juzgarlo, utilizamos la norma habitual que rige a los periodistas de las democracias de todo el mundo, es decir la referente a aquellos documentos que revelan actos punibles o engaños por parte de actores poderosos que deben ser divulgados, pero no aquellas informaciones de carácter estrictamente privado y cuya divulgación puede afectar intereses legítimos atinentes a la vida privada o a otros valores sociales que no deben ser difundidos.

En efecto en nuestros reportajes sobre este tema nos ha guiado la misma lógica que condujo a una gran parte de la sociedad brasileña, incluidos muchos periodistas, comentadores y activistas – a aplaudir la divulgación en 2016 a través de Moro y de otros medios los llamados privados entre Lula y Dilma Rousseff, en que ambos dirigentes discutían la posibilidad de que Lula se convirtiese ministro del gobierno de Dilma. La divulgación de estos llamados privados ha sido crucial para volver a la opinión pública en contra del PT, contribuyendo así a echar las bases de la destitución de Dilma en 2016 y del encarcelamiento de Lula en el 2018. El principio invocado para justificar esta divulgación era el mismo al que nosotros adherimos en nuestros reportajes sobre estos documentos : es decir que una democracia es más sana cuando las decisiones importantes encaradas en secreto por personalidades poderosas son reveladas al público.

Pero por el contrario lo divulgado por Moro y varios otros medios sobre las conversaciones privadas entre Lula y Dilma – que no solo incluyen temas cuya divulgación eran de interés público, sino también comunicaciones privadas de Lula que no tenían ninguna pertinencia pública y que según muchos fueron divulgadas con intención de meter a Lula en el embrollo. The Intercept ha decidido silenciar toda comunicación privada, grabación de audio, video u otro material relacionado con Moro, Dallagnol y todo lo que fuere estrictamente privado y por lo tanto no vinculado a problemas de interés público.

Hemos tomado medidas para asegurar los archivos y todos sus documentos en el exterior de Brasil, de modo que muchos periodistas tengan acceso a ellos y ninguna autoridad de ningún país tenga la posibilidad de impedir la realización de reportajes basados en estos documentos. Tenemos intención de publicar artículos basados en dichos archivos y de rendir cuentas lo más rápidamente posible, de acuerdo con estrictas normas de exactitud sobre los hechos y de responsabilidad periodística.

De acuerdo con la práctica periodística en los países en los que la prensa actúa bajo amenaza de censura y de ordenanzas restrictivas preexistentes, como ha sucedido recientemente en el Brasil gobernado por Bolsonaro, no hemos solicitado comentarios de los poderosos responsables jurídicos mencionados en estos artículos antes de su publicación porque no queríamos anticiparnos y sí en cambio que los documentos hablaran por sí mismos. Los contactamos a partir de su publicación y actualizaremos los artículos junto a sus comentarios si y cuando nos los proporcionen.

Habida cuenta del inmenso poder de que disponen estos actores y del secreto -en que hasta ahora – han podido operar, la transparencia es crucial para que Brasil y la comunidad internacional comprendan claramente lo que han hecho. La prensa libre existe con el objeto de echar luz sobre lo que las figuras más poderosas de la sociedad hacen en la oscuridad.

Glenn Greenwald, Leandro Demori et Betsy Reed

Articulo original en inglés : How and Why The Intercept is Reporting on a Vast Trove Of Materials about Brazil’s Operation Car Wash and Justice Minister Sergio Moro

Copyright © Glenn Greenwald, Leandro Demori, et Betsy Reed, The Intercept Brésil, 2019

The Intercept. Brasil, 9 de junio de 2019.

Traducción del francés para El Correo de la Diaspora de :Susana Merino

El Correo de la Diaspora. París, 19 de junio de 2019.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia Creative Commons. Atribución según los términos Sin modificación – No Comercial – Sin Derivadas 3.0 Unported. Basada en una obra de www.elcorreo.eu.org.

Répondre à cet article

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id